1.24.2014

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR

El último llamado de JEHOVÁ

Paz del Señor sea con todos Vosotros:

JEHOVÁ DIOS ES EL CORDERO O JESUCRISTO:  Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios (Juan 1:36). Ellos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es el Señor de los señores, y el Rey de los reyes: y los que están con él son llamados, y elegidos, y fieles (Apocalipsis 17:14). Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses, y Señor de señores, Dios grande, poderoso, y terrible, que no acepta persona, ni toma cohecho (Deuteronomio 10:17). Mas Jehová Dios es la verdad; él es Dios vivo y Rey eterno: A su ira tiembla la tierra, y las gentes no pueden sufrir su saña (Jeremías 10:10). 

Porque he aquí, Jehová sale de su lugar, y descenderá, y hollará sobre las alturas de la tierra (Miqueas 1:3).  Porque he aquí que Jehová sale de su lugar, para visitar la maldad del morador de la tierra contra él; y la tierra descubrirá sus sangres, y no más encubrirá sus muertos (Isaías 26:21). ¿Quién obró e hizo esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros (Isaías 41:4).

JEHOVÁ DIOS, YAHWEH, el PADRE ETERNO, el creador de lo invisible y lo visible ha vuelto a la tierra y mora en su templo EZEQUIEL JONÁS ATAUCUSI MOLINA y Él está en la República del Perú: Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos (Apocalipsis 21:3).

Si vuelves a Jehová, si escuchas su voz en todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y toda tu alma, Dios cambiará tu suerte, tendrá piedad de ti y te reunirá de en medio de los pueblos por los que Jehová te haya dispersado y Dios te buscará y te hará feliz (Deuteronomio 30: 2,3). Y no con vosotros solos acuerdo yo este pacto y este juramento, sino con los que están aquí presentes hoy con nosotros delante de Jehová nuestro Dios, y con los que no están aquí hoy con nosotros (Deuteronomio 29:14,15).

Convertíos, hijos rebeldes dice Jehová, porque soy vuestro Dios; Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados, pues que vendrán los tiempos de refrigerio de la presencia del señor (Jeremías 3:14; Hechos 3:19). El refrigerio es el alimento espiritual, el cual se obtiene cuando se cumple la Santa Ley (Romanos 7:12).

En cuanto al malvado, si se aparta de los pecados que ha cometido, observa todos los preceptos y practica el derecho y la justicia, vivirá sin duda, no morirá (Ezequiel 18:32).

Ahora pues, hijos, oídme; y, bienaventurados los que guardaren mis caminos. Bienaventurado el hombre que me oye, velando a mis puertas cada día, guardando los umbrales de mis entradas (Proverbios 8:32,34).

Jehová nuestro Dios hizo pacto con nosotros en Horeb. No con nuestros padres hizo Jehová este pacto, sino con nosotros todos los que estamos aquí hoy vivos (Deuteronomio 5:2,3). Los diez mandamientos, las fiestas de la Pascua, Pentecostés y las Cabañas, así como las lunas nuevas y las ofrendas, han estado, están y estarán vigentes por la eternidad. 

Así dijo Jehová, paraos en los caminos y mirad y preguntad por las sendas antiguas, cual sea el buen camino y andad por él y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: no andaremos (Jeremías 6:16). Las sendas antiguas, se refiere a la búsqueda del pueblo verdadero de Dios, en medio del cual Él habita. Él solo habita en el pueblo que cumple sus ordenanzas. El pueblo de su propiedad es Israel, no el de medio oriente, sino el Espiritual, el pueblo que nació en América del Sur, congregado en la AEMINPU.

Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan (Hechos 17:30). El mundo actual se encuentra bajo la influencia del poder de las tinieblas (Lucifer y sus demonios), por eso, Jehová nuestro Dios, manda a todos los moradores de la tierra a arrepentirse y a convertirse.

Venid pues y disputemos dice Jehová. Así fueren vuestros pecados como la grana, cual la nieve blanquearán. Y si fueren rojos como el carmesí, lo bueno de la tierra comeréis (Isaías 1:18).

Yo no me complazco en la muerte de nadie, sea quien fuere, convertíos y vivid (Ezequiel 18:32). 

No se retrasa el Señor en el cumplimiento de la promesa, como algunos lo suponen, sino que usa de paciencia con vosotros, no queriendo que algunos perezcan, sino que todos lleguen a la conversión (2 Pedro 3:9).

Cuando estés en angustia y te alcancen todas estas cosas, si en los últimos días te vuelves a Jehová, tu Dios, y oyes su voz, porque Dios misericordioso es Jehová, tu Dios: No te dejará ni te destruirá ni se olvidará del pacto que juró a tus padres (Deuteronomio 4:30,31).

JEHOVÁ DIOS llama a toda la humanidad

¿A quienes llama el señor? El señor llama a todos los gentiles. ¿Quienes son los gentiles? Los gentiles son todos aquellos que desconocen las leyes y los mandatos de nuestro Dios Jehová, por lo tanto, el llamado es para toda la humanidad.

Entonces Pablo y Bernabé, hablando con denuedo, dijeron: A vosotros a la verdad era necesario que se os hablase primero la palabra de Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis dignos de la vida eterna, he aquí nos volvemos a los gentiles (Hechos 13:46). Simón ha contado cómo Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre (Hechos 15:14).

Que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio (Efesios 3:6).

No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento (Lucas 5:32). 

El mundo vive en tinieblas y no conoce a Dios

La humanidad entera se encuentra bajo el poder de la oscuridad, de las tinieblas, de Satanás (Hechos 26:18. 2 Tesalonicenses 2:9), por ello el desconocimiento de las leyes de nuestro Dios, por cuanto, es necesario la conversión, para que empezar a cumplir con los mandamientos que Dios Ordenó por perpetuidad (Romanos 9:4. Efesios 2:12).

Y fue arrojado el dragón, la serpiente antigua, el llamado diablo, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él (Apocalipsis 12:9). Después de la primera guerra espiritual que Lucifer desencadenó en el cielo, millones de ángeles fueron arrojados con él a la tierra. 

Sabemos que somos de Dios y el mundo entero está bajo el maligno (1 Juan 5:19). Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos. Y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares (Mateo 4:8 y 9). Lucifer se apoderó del planeta tierra y domina al mundo entero, inclusive llegó a tentar a Jesús, ofreciéndole todos los reinos de este planeta si postrado lo adorase, de ellos viene la inducción a la desobediencia de la humanidad entera a los mandatos de Dios.

Lo cual no es nada raro, ya que el propio Satanás se disfraza de ángel de luz (2 Corintios 11:14). Sin embargo, por la envidia del diablo entró la muerte en el mundo, y la sufren los que del diablo son (Sabiduría 2:24). Esta sabiduría no es la que procede de Dios, sino que es sabiduría de este mundo, de la mente humana y del propio diablo (Santiago 3:15). ¡Alegraos, pues, cielos y los que viven en ellos! ¡Pero ay de los que viven en la tierra y en el mar, porque el diablo, sabiendo que le queda poco tiempo, ha bajado contra vosotros lleno de furor!” (Apocalipsis 12:12). Y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él (2 Timoteo 2:26). 

Sabemos que somos de Dios y el mundo entero está bajo el maligno (1 Juan 5:19). Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados (Hechos 26:18). Todo el mundo se encuentra bajo el poder de Lucifer (2 Timoteo 2:26), por eso las guerras, las matanzas, la codicia, la avaricia, el robo, la fornicación, el adulterio y la desobediencia a los mandatos de Jehová Dios o Jesucristo.

La unificación
Un solo pueblo, una sola ley y un solo Rey, JEHOVÁ

Congréguense a una todas las naciones y júntense todos los pueblos. ¿Quién de ellos hay que nos dé noticias de esto y que nos haga oír las cosas primeras?. Presenten sus testigos y justifíquense; oigan y digan: “Verdad es” (Isaías 43:9).

Haré de ellos una sola nación en la tierra, en los montes de Israel, y un mismo rey será el rey de todos ellos. Nunca más estarán divididos en dos reinos (Ezequiel 37:22). 

Yo los reuniré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, con mi enojo y mi gran indignación; los haré volver a este lugar y los haré habitar seguros, y ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios (Jeremías 32:37,38). 

También tengo otras ovejas que no son de este redil, y también a ellas debo traer. Ellas me obedecerán, y habrá un solo rebaño y un solo pastor (Juan 10:16). 

Haré que vuelva mi siervo David y lo pondré como único pastor, y él las cuidará. Él será su pastor. Yo, el Señor, seré su Dios, y mi siervo David será su jefe. Yo, el Señor, he hablado (Ezequiel 34:23,24). 

Oh Señor, tú has formado a todas las naciones, y ellas vendrán a ti para adorarte y para glorificar tu nombre (Salmos 86:9). 

Razas y naciones todas, gente de todos los rincones de la tierra, acordaos del Señor y venid a él. ¡Arrodillaos delante de él! Porque el Señor es el rey, y él gobierna las naciones. Inclínense y adórenle solo a él todos los que viven en abundancia, todos los que han de volver al polvo, pues en sí mismos no tienen vida (Salmos 22:27 al 29). 

El que no acude a su llamado morirá

Les hablarás, pues, mis palabras, ya sea que escuchen o que dejen de escuchar, porque son muy rebeldes (Ezequiel 2:7).

El Señor dice: Voy a castigar al mundo por su maldad, a los malvados por sus crímenes. Voy a terminar con la altanería de los orgullosos, y a humillar a los soberbios e insolentes (Ezequiel 13:11).

Si un país peca contra mí y me es infiel, yo levantaré la mano para castigarlo y le quitaré sus provisiones de alimento; enviaré hambre sobre él, y haré que mueran hombres y animales (Ezequiel 14:13).

Jehová es el Dios único en el Universo

Para toda la humanidad y todas las religiones del mundo, es necesario recordarles que:
  • JEHOVÁ, es el único Dios que existe en el Universo (Deuteronomio 4:39, 10:17. 11:1);
  • JEHOVÁ, es el creador y dueño del Universo, de las pléyades y de todo lo que existe en este mundo (Deuteronomio 10:14. Job capítulos 38,39. Amós 5:8);
  • JEHOVÁ, no es solo el Dios de los judíos de medio oriente, sino, es el Dios de toda la humanidad  (Romanos 2:14. 3:29);
  • Todos los profetas, profetas fueron y ellos cumplieron una orden de nuestro Dios Jehová (Deuteronomio 18:18,19. Zacarías 1:6);
  • El resto de hombres o mujeres, a los cuales la humanidad llama dioses, fueron hombres con poder político o religioso mientras vivieron en la tierra; más todos ellos volvieron al polvo, del cual fueron tomados (Génesis 3:19. Números 16:33);
  • JEHOVÁ, se hace conocer solo de su pueblo y su pueblo, es el que cumple sus mandatos, leyes y ordenanzas (Génesis 46:2,3. Éxodo 29:45,46. Jeremías 31:36). Este pueblo, fue restaurado nuevamente en la República del Perú y se está expandiendo por todo el mundo, de la mano de su Hijo Amado, el Arcángel Miguel, quien vive en Ezequiel Jonás Ataucusi Molina;
  • La promesa de nuestro Dios Jehová, es para la tercera generación, para nosotros, para todos los seres humanos que estamos hoy aquí vivos (Deuteronomio 5:3);
  • Las Sagradas Escrituras o Santa Biblia, no pertenece, ni son autoría de ninguna religión en particular; al contrario, es el único libro existente en la tierra, que permite al hombre volver al Reino de nuestro Dios Jehová (Isaías 34:16. Juan 5:39).
Para los que acudan a este llamado, se conviertan a JONÁS y cumplan con todos los mandatos que nuestro Dios Jehová ordenó hacerlos, accederán al perdón de los pecados (Gálatas 4:4,5. Santiago 1:22,23. Romanos 2:13. Hechos 5:31), a librarse de las plagas que empezarán a atacar a la humanidad (Apocalipsis 9:1 al 6), la salvación y la vida eterna (Mateo 19:16,17. Juan 3:16. 17:3).

Para los que no se conviertan o sigan siendo incrédulos, les espera: plagas, pestes, terremotos, maremotos, hambruna, sequía, calor, frío, etc. (Isaías 5:24. Lucas 13:3,5) y sus almas se quedarán aquí en la tierra, que es el lago de fuego (Apocalipsis 20:10,15), reencarnándose por la eternidad; y, nunca jamás volverán a ver la luz, porque Jehová Dios los declarará como sus enemigos por la eternidad (Mateo 12:30. Juan 3:36). 

Autor: Randon Ortiz

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.

1.23.2014

LA PAZ DE JESUCRISTO

JEHOVÁ DIOS, DESEA HACER LA PAZ CON TODO SER HUMANO


Paz del Señor sea con todos vosotros:

Jehová Dios, EL SEÑOR, ha enviado este mensaje para todos los habitantes de este planeta:



"JEHOVÁ DIOS DESEA HACER LA PAZ CON TODO SER HUMANO


¿Qué es la Paz?

¿O forzará alguien mi fortaleza? Haga conmigo paz, sí, haga paz conmigo (Is. 27:5).

Apártate del mal y haz el bien; Busca la paz, y síguela (Sal. 34:14).

¡Ojalá miraras tú a mis mandamientos! fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas de la mar (Is. 48:18).

Mucha paz tienen los que aman tu ley; Y no hay para ellos tropiezo (Sal. 169:165).

La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo (Jn. 14:27).

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la cual asimismo sois llamados en un cuerpo; y sed agradecidos (Col. 3:15).
 


LA PAZ DE DIOS, ES EL CUMPLIMIENTO DE SU LEY, LA LEY QUE ÉL ENTREGÓ A MOISÉS, LA CUAL TENÍA QUE APARECER EN ESTE MUNDO, AL FINAL DE LOS TIEMPOS (2 Co. 12:2. Dt. 17:18. Is. 2.2,3. 51:4. Jn. 5:46).



La Paz de Dios
Autor: Randon Ortiz

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.

1.22.2014

CRISTO EN EL PERÚ

Jesucristo mora en su santuario
Ezequiel Jonás Ataucusi Molina
Paz del Señor sea con todos Vosotros:

JEHOVÁ DIOS ES EL CORDERO O JESUCRISTO Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios (Juan 1:36). Ellos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es el Señor de los señores, y el Rey de los reyes: y los que están con él son llamados, y elegidos, y fieles (Apocalipsis 17:14). Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses, y Señor de señores, Dios grande, poderoso, y terrible, que no acepta persona, ni toma cohecho (Deuteronomio 10:17). Mas Jehová Dios es la verdad; él es Dios vivo y Rey eterno: A su ira tiembla la tierra, y las gentes no pueden sufrir su saña (Jeremías 10:10). 

Porque he aquí, Jehová sale de su lugar, y descenderá, y hollará sobre las alturas de la tierra (Miqueas 1:3).  Porque he aquí que Jehová sale de su lugar, para visitar la maldad del morador de la tierra contra él; y la tierra descubrirá sus sangres, y no más encubrirá sus muertos (Isaías 26:21). ¿Quién obró e hizo esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros (Isaías 41:4).

La Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal - AEMINPU, QUITO – ECUADOR, comunica al mundo entero que, el Hijo del Dios Altísimo o el Cristo está en la tierra, su nombre es EZEQUIEL JONÁS ATAUCUSI MOLINA; y, ha venido para juntar a los escogidos de todas las naciones de la tierra, enjuiciar a vivos y a muertos; y, a decretar el JUICIO DE DIOS para los rebeldes y los incrédulos, los que no creyeron, ni obedecieron a las Leyes de Dios, ni a su último llamado. Cristo es el templo de Jehová Dios, hace aproximadamente 2000 años atrás, se llamó Jessua (que traducido al español significa Jesús).

Jehová Dios y el Ángel del Pacto, el Arcángel Miguel, han venido nuevamente a la tierra para enseñarnos los caminos que conducen al reino de nuestro Dios, porque toda la humanidad se encuentra en tinieblas, bajo el poder de la oscuridad (1 Juan 5:19. Efesios 6:12. 2:2. Apocalipsis 12:9) y por lo tanto, está en pecado, por que desconoce las leyes que Dios ordenó cumplirlas por perpetuidad (Salmos 51:5. Job 15:14-16. 25:4. Romanos 3:20. 7:7. Proverbios 1:24,25. Isaías 65:12. 66:4. Jeremías 35:15. Juan 5:43); y, por que la mies o la corrupción del hombre, ha llegado a su límite (Apocalipsis 14:15), de tal forma que, la humanidad se encuentra al borde de su autodestrucción (Génesis 1:2,3, Juan 12:43. Marcos 7:8,9. 1 Corintios 15:19); el único ser que puede enseñar los caminos que conducen a Dios es el Espíritu Santo (Arcángel Miguel) por medio de Cristo, quién nuevamente tenía que encarnarse o resucitar en este tiempo para cumplir con esta tarea (Juan 1:1,14. Lucas 11:29,30). “Y respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena simiente es el Hijo del hombre (Mateo 13:37). Es pues ésta la parábola: La simiente es la palabra de Dios (Lucas 8:11). Pero cuando viniere aquel Espíritu de verdad, él os guiará a toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que han de venir (Juan 16:13)”; el libro de Jehová es claro (Isaías 34:16), el que siembra o enseña la Palabra de Dios es el Hijo del Hombre y Él enseñará la verdadera doctrina del Dios Viviente, quedando una pregunta por hacer ¿que enseñan las religiones que existen en el mundo? (Santiago 3:15. 1 Co. 3:19. Marcos 7:6-9. Salmos 119:21. Mateo 5:17-19); y, ¿quién escogió a los pastores de este mundo para que hablarán en el nombre de Dios? (Salmos 50:16. 89:31. 2 Corintios 11:13. Juan 8:44. Deuteronomio 18:20. Hebreos 5:4. Juan 3:27. Hebreos 8:3. 5:1. 2:17. 1 Timoteo 3:2,3. Levítico 21:5).

¿No os dio Moisés la Ley? Sin embargo, ninguno de vosotros la cumple. ¿Por qué intentáis matarme? (Juan 7:19). Más esta gente que no sabe la Ley, maldita es (Juan 7:49). Ninguna de las enseñanzas que se imparten en las religiones que existen en el mundo, acercan al hombre con su creador, Jehová Dios (Romanos 2:13. Santiago 1:22,25. 1 Timoteo 6:14), debido a que enseñan doctrinas de hombres (Marcos 7:6 – 9. 8:38. 9:19. Santiago 3:15) y mas bien, han alejado al hombre de la verdad (Salmos 119:21. Proverbios 1:32. Juan 14:24. 1 Pedro 1:25. Éxodo 34:27,28), por eso, nuestro Dios ha venido nuevamente a la tierra, para salvarla de  su auto destrucción.

Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad (Apocalipsis 22:14). ¿Porque cuando vine, no halle a nadie, y cuando llamé, nadie respondió? ¿Acaso se ha cortado mi mano para no redimir? ¿No hay en mi poder para librar? He aquí que con mi reprensión hago secar el mar; convierto los ríos en desierto; sus peces se pudren por falta de agua y mueren de sed (Isaías 50:2). Cuando el Señor llegó a la tierra, no encontró a ningún ser humano guardando sus leyes, ni sus estatutos (1 Timoteo 6:14); y, ahora que hace su último llamado, nadie responde, nadie cree y nadie escucha su voz (Juan 16:8,9. 5:43); todos lo esperan venir en el cielo y en medio de las nubes, más no saben que, el que vendrá en el cielo es Lucifer (con la túnica blanca, manto rojo, rubio y de ojos azules) y esta obra de mentira, Dios mismo la envía para que se pierdan los que deben perderse (Juan 8:44,47) y se perderán todos aquellos que no guardan las Leyes de Dios, porque amaron a la mentira y no amaron a la verdad.

Jesucristo está en la tierra encarnado en JONÁS

Yo, el Señor, te llamé y te tomé por la mano, para que seas instrumento de salvación; yo te formé, pues quiero que seas señal de mi pacto con el pueblo, luz de las naciones. Quiero que des vista a los ciegos y saques a los presos de la cárcel, del calabozo donde viven en la oscuridad (Isaías 42:6,7). Los ciegos y los presos, son todos los seres humanos, debido a que no conocen a Dios (1 Juan 5:19. Efesios 6:12. Santiago 3:15); y, el calabozo es: el planeta tierra, en donde vivimos aproximadamente 7 billones de seres humanos y la cárcel del alma, es el cuerpo físico, vendido al pecado y propiedad de Satanás (Romanos 7:14,24. Mateo 16:23. Mateo 10:36. Miqueas 7:6), así que, el Señor ha venido para salvar a la humanidad (Juan 12:47).

Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza y su rostro era como el sol y sus pies como columnas de fuego. Y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más (Apocalipsis 10:1,6). Y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció como el Sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz (Mateo 17:2). El Ángel fuerte que tiene su rostro como el Sol, es Jehová Dios y Jehová Dios habitó en Jesús.

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y, será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro (Daniel 12:1). En medio del cielo vi volar otro ángel que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los habitantes de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo. Decía a gran voz: ¡Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado. Adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas! (Apocalipsis 14:6,7). Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones y lenguas (Apocalipsis 10:11). Al final de los tiempos, el Arcángel Miguel tenía que volver a predicar el EVANGELIO de la libertad a nivel mundial, por última vez, para que los que se conviertan sean salvos. Por vez primera, Moisés fue el profeta encargado de instruir a los gentiles sobre el cumplimiento de las leyes de Dios (Deuteronomio 4:40. Josué 23:6); en la segunda ocasión, Jesús volvió a predicar el Evangelio de la Salvación en medio oriente (Mateo 5:17-19. Juan 15:10, Lucas 24:44); y, por última vez, el Evangelio de la Libertad (Jeremías 6:16. Eclesiastés 3:15. 1:9,10. Romanos 15:4. Ezequiel 2:7. Isaías 2:2,3. 51:4. Hebreos 8:10. 10:28), fue entregado a Ezequiel Ataucusi Gamonal y su predica continua con Ezequiel Jonás, templo del Rey del Universo (Isaías 43:15). El Espíritu de la Verdad o el Espíritu Santo, encargado de enseñar a la humanidad la doctrina de Jehová Dios, es el Arcángel Miguel y Él, en su tiempo vivió en Moisés, en Jesús, en Ezequiel Ataucusi Gamonal y ahora mora en JONÁS y es JONÁS (Lucas 11:29,30. Juan 3:18. 6:29. 3:36); de tal manera que, el que habla con el Señor Jonás, no esta hablando con Jonás, sino, esta hablando con el Arcángel Miguel o con Jehová Dios.

El librito es la palabra, la palabra es el Evangelio del Reino (1 Pedro 1:25), el Evangelio del Reino es la Ley de Moisés (Hechos 28:23. Lucas 24:44); la Ley de Moisés tenía que mostrarse al mundo al final de los tiempos como la Ley Real (Santiago 2:8. Isaías 2:3. 51:4. Miqueas 4:1 al 3), con el fundamento de los diez mandamientos (Deuteronomio 4:13. 1 Juan 2:7. 5:3. 2 Juan 1:6); la Ley vino en Espíritu y la Ley es el mismo Dios (Juan 1:1,14. 6:33. Apocalipsis 19:13).

El Espíritu Santo y la esposa del Cordero dicen: “¡Ven!” Y el que escuche, diga: “¡Ven!” Y el que tenga sed, y quiera, venga y tome gratis del agua de la vida (Apocalipsis 22:17). El Espíritu Santo es el Arcángel Miguel, es el árbol de la vida eterna; y, la esposa del cordero, es la Ley Real con los Diez mandamientos (Baruc 4:1). Hoy, el árbol de la vida eterna, invita y dice, el que quiera, que venga y tome del agua de la vida eterna, por que es gratis. Jesús le contestó: Los que beben de esta agua volverán a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré, jamás volverá a tener sed. Porque el agua que yo le daré brotará en él como un manantial de vida eterna (Juan 4:13,14). Jesús manifestó, el que beba del agua que yo le daré en su venida como JONÁS (Lucas 11:29,30), tendrá vida eterna.

El nombre de CRISTO para este tiempo

Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios y mi nombre nuevo (Apocalipsis 3:12). Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará (Isaías 62:2). Por tanto, mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en aquel día; porque yo mismo que hablo, he aquí estaré presente (Isaías 52:6). Para el final de los tiempos, Jehová Dios tenía que venir a la tierra (Juan 14:16,17), con un nombre nuevo, Jonás y es el mismo Mesías o Salvador (Hebreos 13:8). El nombre nuevo, solo lo conocerá su pueblo, los Israelitas, no los de medio oriente, sino, los Israelitas Occidentales, los gentiles o egipcios convertidos a Jehová (Nahúm 3:13. Isaías 19:16). La nueva Jerusalén, la que desciende del cielo, es el mismo Dios.

Ezequiel Jonás Ataucusi Molina
Primer Nombre: Ezequiel, pues, os será por señal; según todas las cosas que él hizo haréis; cuando esto ocurra, entonces sabréis que yo soy Jehová el Señor (Ezequiel 24:24). El primer nombre, que tendrá el cuerpo físico donde morará JEHOVÁ DIOS, es EZEQUIEL; cuando escuches acerca de Ezequiel, cree en él de todo tú corazón (Juan 6:28,29), por que él es tu salvador. Ezequiel significa “Fortaleza de Dios”.

Segundo Nombre: Y apiñándose las multitudes comenzó a decir: Esta generación es mala: demanda señal, pero señal no será dada, sino la señal de Jonás. Porque así como Jonás fue señal para los ninivitas, también lo será el Hijo del Hombre a esta generación (Lucas 11:29 y 30). El segundo nombre es JONÁS; entonces, cuando veas o escuches acerca de EZEQUIEL JONÁS, búscalo, síguelo y cumple con su ley, estatutos y mandatos, no lo abandones nunca, porque ya falta muy poco para que sus promesas sean cumplidas. Jonás significa “Espíritu Santo”.

Apellido: Ata el testimonio, sella la instrucción entre mis discípulos (Isaías 8:16). En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, al cual constituyó heredero de todo, por el cual asimismo hizo el Universo (Hebreos 1:2).  Y Joab dijo á Cusi: Ve tú, y di al rey lo que has visto. Y Cusi hizo reverencia á Joab, y corrió (2 Samuel 18:21). El primer apellido que llevará Ezequiel Jonás es Ataucusi y significa que, lleva atada la Ley Universal de Jehová Dios en su corazón y es el Profeta de Dios.

Mas a Jerusalem he elegido para que en ella esté mi nombre, y a David he elegido para que esté sobre mi pueblo Israel (2 Crónicas 6:6). El nombre del Mesías para este tiempo, se encuentra dentro de la palabra Jerusalem; Ezequiel Jonás Ataucusi Molina. Jerusalem también significa de Perú sale Moisés y de Perú sale el Hijo del Hombre; y de esta misma palabra se deriva: Excelentísimo Ezequiel Jonás Arcángel Miguel.

Porque palabra consumadora y abreviadora en justicia, porque palabra abreviada, hará el Señor sobre la tierra (Romanos 9:28). Del revés, del revés, del revés la tornaré; y no será ésta más, hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y se la entregaré (Ezequiel 21:27). Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá (Isaías 28:10). Unas palabras en Génesis, otras en Mateo, otras en Apocalipsis, otras palabras serán abreviadas y otras deben describirse al revés, así se lee e interpreta la Sagrada Escritura.

Ezequiel Jonás Ataucusi Molina es el último Rey INCA; Incas significa, ISRAEL NACIÓ EN EL CUZCO o CENTRO DE AMÉRICA DEL SUR (Israel es Cristo y es el mismo Arcángel Miguel). ATAHUALPA y HUASCAR CUSI, fueron los penúltimos reyes del Imperio Incásico; y, de aquí, también se obtiene el apellido “ATAUCUSI”, apellido que proviene de la descendencia de la tribu perdida de Dan.

Ezequiel Jonás Ataucusi Molina es la Casa, el Santuario, el Templo o el Tabernáculo de JEHOVÁ DIOS. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos (Apocalipsis 21:3). Entonces él será por santuario; mas a las dos casas de Israel por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalem (Isaías 8:14). Y concertaré con ellos pacto de paz, perpetuo pacto será con ellos: y los asentaré, y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. Y estará en ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y sabrán las gentes que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario entre ellos para siempre (Ezequiel 37:26 al 28).

El nombre del Mesías, también está codificado en el mar Mediterráneo

JEHOVÁ DIOS puso este nombre a su Hijo amado. Y AHORA, así dice Jehová Criador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú (Is. 43:1). 

¿A qué lugar de la tierra tenía que venir Ezequiel Jonás?

Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene, cuando ni en este monte, ni en Jerusalén adoraréis al Padre (Juan 4:21). La hora del juicio para la humanidad, llegará cuando el culto al Dios vivo se realice en otro lugar del planeta tierra y no en el país de medio oriente, conocido desde 1948 como Israel.

1. Hemisferio Occidental

Segunda Venida de Cristo en el Occidente
Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del hombre (Mateo 24:27). No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré (Isaías 43:5). Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria: porque vendrá el enemigo como río, más el espíritu de Jehová levantará bandera contra él (Isaías 59:19). En pos de Jehová caminarán. Él rugirá como un león; rugirá, y los hijos vendrán temblando desde el occidente (Óseas 11:10). Textos bíblicos adicionales: Mateo 8:11. Zacarías 8:7. Salmos 107:3.

2. América del Sur

He aquí vienen días, dice el Señor Jehová, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. E irán errantes de mar en mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando la palabra de Jehová y no la hallarán (Amós 8:11,12). He aquí yo iré al oriente, y no lo hallaré; Y al occidente, y no lo percibiré; Si muestra su poder al norte, yo no lo veré; Al sur se esconderá y no lo veré (Job 23:8,9). Al tiempo señalado volverá al sur; más no será la postrera venida como la primera (Daniel 11:29). Otras citas bíblicas: Mateo 12:42. Cantares 4:16. Números 10:5,6; esto significa, que las doctrinas religiosas que vienen del norte y del oriente no son de Dios.


3. República del Perú

Hijo de Hombre, pon tu rostro hacia el sur, derrama tu palabra hacia la parte austral, profetiza contra el bosque del Neguev (Ezequiel 20:46). Aquel día habrá en Egipto cinco ciudades que hablarán hebreo y jurarán fidelidad al Señor todopoderoso. Una de ellas se llamará Ciudad del Sol (Isaías 19:18). Del norte desperté uno, y vendrá; del nacimiento del sol llamará en mi nombre: y hollará príncipes como lodo, y como pisa el barro el alfarero (Isaías 41:25). Para arrebatar despojos y para tomar presa; para tomar tu mano sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de las gentes, que se hace de ganados y posesiones, que mora en el ombligo de la tierra (Ezequiel 38:12). Entonces el profeta Isaías invocó al Señor, y el Señor hizo que la sombra retrocediera los diez grados que había avanzado en el reloj de sol de Ahaz (2 Reyes 20:10). El ombligo de la tierra es el Machu – Picchu; aproximadamente, el centro de la República del Perú, se encuentra ubicado a la altura de la Latitud Sur 10º.

El paralelo 10 grados, también cruza el Brasil, empero, la línea ecuatorial divide al territorio brasilero en dos partes (norte y sur), de tal forma que, éste país no queda en el hemisferio Sur, siendo entonces la República del Perú, la única nación que concuerda exactamente con la profecía de la escritura.

En aquel tiempo habrá altar para Jehová en medio de la tierra de Egipto, y el trofeo de Jehová junto a su término (Isaías 19:19).

Y acaecerá en aquel día, dice el Señor Jehová, que haré se ponga el sol al mediodía, y la tierra cubriré de tinieblas en el día claro (Amos 8:9). El Sol es Jehová (Salmos 84:11. Apocalipsis 12:1. Mateo 17:2); el medio día es el sur; la primera parte de la cita significa: “Jehová el Sol, vendrá al Sur al fin de los tiempos”.

Señal - Candelabro de Paracas - República del Perú
 
Los hijos de los siervos de Salomón: los hijos de Sotai, los hijos de Sophereth, los hijos de Peruda (Perú, Esdras 2:55). Y decid á Archîpo (Arequipa): Mira que cumplas el ministerio que has recibido del Señor (Colosenses 4:17). Y vi otro ángel que subía del nacimiento del sol (Cuzco es la ciudad del nacimiento del sol), teniendo el sello del Dios vivo (Espíritu Santo de la promesa): y clamó con gran voz a los cuatro ángeles, a los cuales era dado hacer daño a la tierra y a la mar, Diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que señalemos a los siervos de nuestro Dios en sus frentes (expiación con la sangre del cordero santificado,  Apocalipsis 7:2,3). Los árboles son los Israelitas, la hierba son los hermanos nuevos convertidos al pueblo de Dios.


El Arcoíris, la bandera del Tahuantinsuyo, del Cuzco y es la señal del Pacto
Los dos templos del Arcángel Miguel: Ezequiel y Jonás
Y dijo Dios: Esta será la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y toda alma viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos: Mi arco pondré en las nubes, el cual será por señal de convenio entre mí y la tierra. Y será que cuando haré venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y acordarme he del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y toda alma viviente de toda carne; y no serán más las aguas por diluvio para destruir toda carne. Y estará el arco en las nubes, y verlo he para acordarme del pacto perpetuo entre Dios y toda alma viviente, con toda carne que hay sobre la tierra (Génesis 9:12 al 16). Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria: porque vendrá el enemigo como río, más el espíritu de Jehová levantará bandera contra él (Isaías 59:19).



Séptima estrofa del Himno Nacional de la República del Perú.

Estrofa VII
En su cima los Andes sostengan
la bandera o pendón bicolor,
que a los siglos anuncie el esfuerzo
que ser libres, por siempre nos dio.
A su sombra vivamos tranquilos,
y al nacer por sus cumbres el sol,
renovemos el gran juramento
que rendimos al Dios de Jacob.


Y dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre, el cual confiará en el nombre de Jehová (Sofonías 3:12). Considerad, pues, hermanos, vuestra vocación y ved que no hay muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia (1 Corintios 1:26 al 29). Pues, si creen que Dios hablará al mundo desde alguna nación poderosa, desarrollada o culta, están equivocados, Dios escogió al que no sabe leer, ni escribir, al obrero, al campesino, al pobre, al “lumpen” del mundo, para poner en ellos sus ángeles y avergonzar al sabio, al entendido, al estudiado y a las clases sociales privilegiadas de este mundo tenebroso y lleno de oscuridad.

La gloria de esta segunda Casa será mayor que la de la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos (Hageo 2:9,10);  la Casa es el cuerpo físico (Juan 2:21. 1 Corintios 6:19) y esa casa camina y come y se llama Ezequiel Jonás.

La Biblia Católica LATINOAMERICANA, confirma, que al final de los tiempos, la venida de Cristo, tenía que realizarse en la República del Perú (Isaías 2:1), e identifica al Machu – Picchu como el cerro de la casa de Jehová.
http://sagradaescritura.es.tripod.com/biblia/isaias.htm

El Macchu - Picchu, es la ciudad del Rey David y desde aquí, salió la Ley de Dios para el Mundo entero
 Ezequiel Jonás es el Misionero General de la AEMINPU
En Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, vive el Rey del Universo, JEHOVÁ DIOS
 
La reina del sur se levantará en el juicio con los hombres de esta generación, y los condenará; porque ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar (Lucas 11:31). La reina del sur, es la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal (AEMINPU), la Casa de Israel (1 crónicas 17:22, 28:8. Hebreos 8:10), de la cual, Ezequiel Jonás es su Misionero General, a ésta casa deberá acudir toda la humanidad; y, es la Iglesia de Pérgamo (Apocalipsis 2:12); Pérgamo, significa: Per (Perú), Ga (Ley), Mo (Moisés), “la Ley de Moisés en el Perú”.

Iglesia Matríz - Cieneguilla - Lima - Perú
Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo (Hechos 3:22, 23). Al final de los tiempos, nuestro Dios Jehová levantará a otro profeta como Moisés; en ese entonces, MOISES libertó a los Israelitas (los hijos del primer reino) de la esclavitud de los Egipcios (Satanás, pecado), después de su liberación, instauró el culto al Dios vivo: los diez mandamientos, las fiestas de la Pascua, Pentecostés y las Cabañas, el reposo sagrado del sábado, las lunas nuevas, las ofrendas y los estatutos perpetuos de Jehová. Ezequiel Ataucusi Gamonal, el primer olivo y el penúltimo profeta para este tiempo, hizo lo mismo que Moisés, la escritura es cumplida. “Después de esto volveré y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; y repararé sus ruinas, y lo volveré a levantar, para que el resto de los hombres busque al Señor, y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre, dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos” (Hechos 15:16 al 18).

Jehová Dios y el Arcángel Miguel predicarán el Evangelio del Reino a los gentiles

¿Quién no te temerá, OH Señor, y glorificará tu nombre? Pues solo tu eres Santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado (Apocalipsis 15:4). Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová (Isaías 2:3). Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos (Isaías 51:4). Jacob, Sión, Jerusalén, Israel, Hijo de Hombre, son distintos nombres que tiene un mismo Espíritu, éste Espíritu es el Arcángel Miguel; de mi saldrá la Ley, significa, que la Ley Real con los diez mandamientos, se mostraran al mundo cuando el Hijo del Hombre este en la tierra; físicamente Jonás y espiritualmente, Jehová Dios y el Arcángel Miguel; también manifiesta que en medio de su juicio, la gente lo adorará y el juicio es el castigo para los incredulos.

Si estas leyes faltaren delante de mí, dice Jehová, también la simiente de Israel faltará para no ser nación delante de mí todos los días (Jeremías 31:36). El Espíritu Santo, tenía que enseñar nuevamente la Ley de Dios, los diez mandamientos, restablecer los estatutos y los derechos ordenados por Dios por perpetuidad.

He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones. No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles. No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia; y las costas esperarán su ley (Isaías 42:1, 2 y 4). La Ley Real (Santiago 2:8), ya se encuentra en la tierra; bajó en espíritu en el año de 1955 y vivió en Ezequiel Ataucusi Gamonal; y, ahora en JONÁS, la señal del Hijo del Hombre para ésta generación.

Este es mi siervo, a quien he escogido; mi amado, en quien se agrada mi alma. Pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles anunciará juicio. En su nombre esperarán los gentiles (Mateo 12:18,21). Oyeron los apóstoles y los hermanos que estaban en Judea que también los gentiles habían recibido la palabra de Dios (Hechos 11:1). Cuando salieron ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el siguiente sábado les hablaran de estas cosas (Hechos 13:42). Entonces Pablo y Bernabé, hablando con valentía, dijeron: A vosotros, a la verdad, era necesario que se os hablara primero la palabra de Dios; pero puesto que la desecháis y no os juzgáis dignos de la vida eterna, nos volvemos a los gentiles (Hechos 13:46). Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra (Hechos 13:47). Simón ha contado cómo Dios visitó por primera vez a los gentiles para tomar de ellos pueblo para su nombre (Hechos 15:14).

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. (Juan 1:12). Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre (1 Juan 2:12). Los pecados serán perdonados, solo para los que creen en el Espíritu que vive en Ezequiel Jonás Ataucusi Molina; y, todos los que cumplen con sus mandatos, tendrán el derecho de llegar a ser hijos de Dios. en su nombre esperarán los gentiles (Mateo 12:21). Toda la humanidad o gentiles, esperan al Mesías en su venida como JONÁS, Jonás es la encarnación del Espíritu Santo, la profecía es cumplida. Los gentiles, son todos aquellos seres humanos que desconocen del culto verdadero a nuestro Dios Jehová (Hechos 10:45. 11:18).

Los gentiles seremos los hijos de Dios
Ezequiel Jonás es el Santuario de Jehová Dios y del Arcángel Miguel
Como también en Oseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, y a la no amada, amada. Y en el lugar donde se les dijo: “Vosotros no sois pueblo mío”, allí serán llamados “hijos del Dios viviente” (Romanos 9:25,26). Yo me dejé buscar por los que no preguntaban por mí y fui hallado por los que no me buscaban. Dije a gente que no invocaba mi nombre: “¡Aquí estoy, aquí estoy!” (Isaías 65:1). Jehová se dará a conocer a Egipto, y los de Egipto conocerán a Jehová en aquel día. Harán sacrificio y oblación; harán votos a Jehová y los cumplirán. Y herirá Jehová a Egipto: lo herirá y lo sanará. Ellos se convertirán a Jehová y él les será clemente y los sanará. En aquel tiempo habrá una calzada de Egipto hasta Asiria, y entrarán asirios en Egipto y egipcios en Asiria; y los egipcios y los asirios servirán juntos a Jehová (Isaías 19:21 al 23).

En aquel día serán los Egipcios como mujeres; porque se asombrarán y temerán, en la presencia de la mano alta de Jehová de los ejércitos, que él ha de levantar sobre ellos (Isaías 19:16). He aquí, tu pueblo será como mujeres en medio de ti: las puertas de tu tierra se abrirán de par en par a tus enemigos: fuego consumirá tus barras (Nahúm 3:13). Mujeres, significa hombres convertidos y sirviendo al Dios Vivo, nazareos (Números 6:5) vestidos de túnica (Éxodo 28:4).

¿Que pide el Señor a la Humanidad?
Los Diez Mandamientos de Dios, ordenados para todo ser humano
Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, mirad y preguntad por las sendas antiguas, Cuál sea el buen camino. Andad por él y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: ¡No andaremos! (Jeremías 6:16). Aquello que fue, ya es: y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó (Eclesiastés 3:15). El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre (Eclesiastés 12:13).

La ofrenda de olor grato a Jehová nuestro Dios (Éxodo 29:18. Mateo 8:4. Hechos 21:26. 24:17. Hebreos 9:20,22)
 
Las vestiduras del Pueblo de Dios; túnica y manto (Éxodo 28:4), Nazareo (Números 6:5); y, la expiación (Hebreos 9:19. 12:24)
La caridad no hace mal al prójimo: así que, el cumplimento de la ley es la caridad (Romanos 13:10). ¿Luego deshacemos la ley por la fe? En ninguna manera; antes establecemos la ley (Romanos 3:31). La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es; sino la observancia de las mandamientos de Dios (1 Corintios 7:19).

Porque toda la ley en aquesta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo (Gálatas 5:14). Porque este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son penosos (1 Juan 5:3). Y este es amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: Que andéis en él, como vosotros habéis oído desde el principio (1 Juan 1:6). Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio: el mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio (1 Juan 2:7).

Jesús le respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió. Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho (Juan 7:16. 12:49,50).

No penséis que he venido a abolir la Ley y los profetas. No he venido a abolir sino a dar cumplimiento. Os lo aseguro: mientras duren el cielo y la tierra, no dejará de estar vigente ni una i ni una tilde de la Ley sin que todo se cumpla (Mateo 5:17,18).

Porque si vosotros creyeseis a Moisés, creeríais a mí; porque de mí escribió él.  Y si a sus escritos no creéis, ¿cómo creeréis a mis palabras? (Juan 5:46:47).

El señor pide a todo ser humano que cumpla su Ley, los Diez mandamientos. Por lo cual, este es el pacto que ordenaré a la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Daré mis leyes en el alma de ellos, y sobre el corazón de ellos las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo (Hebreos 8:10). El que menospreciare la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere sin ninguna misericordia (Hebreos 10:28). Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad (Apocalipsis 22:14).  

Jesucristo no vendrá a Israel de Medio Oriente

¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, tornáronse atrás (Isaías 1:4). ¿Cómo te has tornado ramera, oh ciudad fiel? Llena estuvo de juicio, en ella habitó equidad; mas ahora, homicidas. Tu plata se ha tornado escorias, tu vino mezclado está con agua. Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones: todos aman las dádivas, y van tras las recompensas: no oyen en juicio al huérfano, ni llega a ellos la causa de la viuda (Isaías 1: 21 al 23). Empero te irritaron, y rebeláronse contra ti, y echaron tu ley tras sus espaldas, y mataron tus profetas que protestaban contra ellos para convertirlos a ti; é hicieron grandes abominaciones (Nehemías 9:26). Fue por causa de los pecados de sus profetas y las maldades de sus sacerdotes, que derramaron en medio de ella la sangre de los justos (Lamentaciones 4:13). También pregunto: ¿No ha conocido esto Israel? Primeramente Moisés dice: Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo; con pueblo insensato os provocaré a ira. E Isaías dice resueltamente: Fui hallado por los que no me buscaban; me manifesté a los que no preguntaban por mí (Romanos 10:19,20). Por tanto, oíd palabra de Jehová todos los de Judá que habitáis en tierra de Egipto: Yo he jurado por mi gran nombre, dice Jehová, que mi nombre no será invocado más en toda la tierra de Egipto por boca de ningún hombre de Judá, diciendo: ‘¡Vive Jehová, el Señor!’ (Jeremías 44:26).

Y dijo: Esconderé de ellos mi rostro, veré cual será su fin; porque son una generación perversa, Hijos infieles. Ellos me movieron a celos con lo que no es de Dios; Me provocaron a ira con sus ídolos; Yo también los moveré a celos con un pueblo que no es pueblo, los provocaré a ira con una nación insensata (Deuteronomio 32:20,21). El primer Reino o antiguo pueblo de Jehová, los Israelíes de medio oriente, fueron abandonados por Jehová Dios; y, su segundo Reino, se establecerá en medio de los gentiles, dentro de una nación pobre y poco desarrollada.

¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, pero no quisiste! Vuestra casa os es dejada desierta, pues os digo que desde ahora no volveréis a verme hasta que digáis: “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!” (Mateo 23:37 al 39). Por tanto, os digo que el reino de Dios será quitado de vosotros y será dado a gente que produzca los frutos de él (Mateo 21:43). Porque muchos días estarán los hijos de Israel sin rey, sin príncipe, sin sacrificio, sin estatua, sin efod y sin serafines. Después volverán los hijos de Israel, buscarán a Jehová, su Dios, y a David, su rey; y temerán a Jehová y a su bondad al fin de los días (Oseas 3:4,5).

La confusión acerca de la Segunda Venida

1. Jesucristo vendrá en Espíritu y no con el cuerpo físico de Jesús

Y yo rogaré al Padre y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre (Juan 14:16). Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho (Juan 14:26). El Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce; pero vosotros lo conocéis, porque vive con vosotros y estará en vosotros (Juan 14:17).  Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros y no al mundo? (Juan 14:22).

Jesucristo, vendrá en Espíritu (Juan 4:24) y no en carne o con el cuerpo físico de Jesús, tal como el mundo se imagina; se revelará espiritualmente primero a sus discípulos y luego a la humanidad, la cual también lo verá a través de internet (la nube cibernética). 

2. A Jesús no lo reconocieron sus discípulos después de la resurrección

Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen. Y les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes?. Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio. Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; más él se desapareció de su vista (Lucas 24:14 al 17, 30 y 31, RV). Cuando ya iba amaneciendo, se presentó Jesús en la playa; más los discípulos no sabían que era Jesús. Y les dijo: hijitos, ¿tenéis algo de comer?. Le respondieron: No. (Juan 21:4, 5 y 6). Después de la resurrección, ni siquiera sus discípulos pudieron reconocer a Jesús. El hombre nunca podrá ver al Espíritu, porque está en pecado, para que los ojos se abran hay que estar en santidad (Hebreos 12:14, Isaías 35:5); cumplir con los diez mandamientos, el pan que partió y dio de comer a sus discípulos, para que se les quitará la venda que tienen en los ojos y vieran lo que no es posible ver (Isaías 6:10).

3. No habrá ninguna señal sobre la segunda venida de Jesucristo

Y juntándose las gentes a él, comenzó a decir: Esta generación mala es: señal busca, mas señal no le será dada, sino la señal de Jonás. Porque como Jonás fue señal a los Ninivitas, así también será el Hijo del hombre a esta generación (Lucas 11:29,30).

4.  Jesucristo se mostrará solo a sus discípulos y no al mundo

Dícele Judas, no el Iscariote: Señor, ¿qué hay porque te hayas de manifestar a nosotros, y no al mundo? (Juan 14:22). Mas recibiréis la virtud del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalem, en toda Judea, y Samaria, y hasta lo último de la tierra (Hechos 1:8).

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le reconoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros (Juan 14:16 y 17). La humanidad nunca podrá ver a Jehová Dios y al Arcángel Miguel en su venida, más sus discípulos hablarán y darán testimonio de su presencia en la tierra, porque ellos hablarán de su venida, de la LEY (el Evangelio Eterno), del juicio para los incrédulos y del fin del mundo.

Entonces se verá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y todos los pueblos del mundo llorarán de terror viendo venir en las nubes del cielo al Hijo del hombre con gran poder y gloria (Mateo 24:30). Y a vosotros, que sois atribulados, dar reposo con nosotros, cuando se manifestará el Señor Jesús del cielo con los ángeles de su potencia, en llama de fuego, para dar el pago a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales serán castigados de eterna perdición por la presencia del Señor, y por la gloria de su potencia (2 Tesalonicenses 1:7 al 9). En el día del juicio final, ahora, la humanidad verá la señal de la cual habló Jesús, JONÁS; JONÁS es la señal (Lucas 11:29,30); y, vendrá en llamas de fuego, para castigar a los rebeldes, los que no obedecen el mandamiento de Dios, en otras palabras, todos los que esperan ver a Jesús en el cielo para convertirse a él, morirán e irán al lago de fuego por la eternidad (1 Corintios 15:19). Las nubes a las cuales se refiere el Señor, son las vestimentas sagradas del pueblo de Dios (Job 38:9. Levítico 16:4), las nubes son espirituales (Apocalipsis 1:7. Daniel 7:13) y no son las que vemos con nuestros ojos; estas nubes son materiales (cargadas de agua) y no surcan el cielo, sino la atmósfera que rodea al planeta tierra. La nube también es la plataforma cibernética (Internet) que existe actualmente en este mundo,  a través de la cual, miles de seres humanos verán y conocerán a su Señor (Apocalipsis 1:7).

Mas como los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día que Noé entró en el arca, y no conocieron hasta que vino el diluvio y llevó á todos, así será también la venida del Hijo del hombre (Mateo 24:37 al 39). Asimismo, como sucedió en los días de Lot, cuando comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; pero el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del hombre se manifieste (Lucas 17:28 al 30). Noé predicó la Ley de Dios por un tiempo de 120 años, Lot durante 80 años, Ezequiel Ataucusi Gamonal desde 1955 hasta el año 2000 y hasta la presente fecha, la AEMINPU ha venido predicando el Evangelio a nivel mundial por tiempo aproximado de 56 años. También significa que, mientras un poco de gente se santifica por la Ley de Dios para alcanzar la salvación, el mundo seguirá en su libertinaje y continuará haciéndolo hasta que llegue la hora y no quedará ni uno.

5.     A Jesús no lo volveremos a ver nunca

Aun un poquito, y el mundo no me verá más; empero vosotros me veréis; porque yo vivo, y vosotros también viviréis (Juan 14:19). Y de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más (Juan 16:10).

Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley (Deuteronomio 29:29). El misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos (Colosenses 1:26).

El que va a venir en el cielo y en medio de las nubes, con la imagen de los cuadros y las pinturas que hay en el mundo entero, las cuales supuestamente representan a Jesús, es LUCIFER, el autor y creador de esta imagen (Idolatría).

6.    Jesús entregó su ministerio a Jonás

Entonces él les dijo: ¿Qué cosas? Y ellos le dijeron: De Jesús Nazareno, el cual fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo (Lucas 24:19). Ya no hablaré mucho con vosotros: porque viene el príncipe de este mundo; mas no tiene nada en mí (Juan 14:30). Y será por señal y por testimonio á Jehová de los ejércitos en la tierra de Egipto: porque á Jehová clamarán a causa de sus opresores, y él les enviará salvador y príncipe que los libre (Isaías 19:20). Yo Jehová, Santo vuestro, Criador de Israel, vuestro príncipe (Isaías 43:15). 

El mundo quedó en tinieblas desde la resurrección de Jesús hasta el año de 1955, año en que el Espíritu Santo o el Arcángel Miguel, descendió a la tierra para morar en su Santuario Ezequiel Ataucusi Gamonal y ahora en Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, morada del REY DEL UNIVERSO, JEHOVÁ DIOS, quién DECRETARÁ EL JUICIO DE DIOS PARA LA HUMANIDAD.

La humanidad deberá convertirse a la AEMINPU; la casa de Israel

De corazón, exhortamos a todos los seres humanos, a convertirse a ésta congregación, empezando por los feligreses de todas las religiones del mundo, incluyendo los judíos, reyes de la tierra, gobiernos de toda tendencia política, ricos, pobres, americanos, europeos, asiáticos, africanos, australianos, hasta el más pequeñito de cada nación, para que adquieran la Santa Doctrina, conozcan el camino verdadero para llegar a Cristo, a Jehová Dios; y, para que se salven de los tiempos angustiosos, que vendrán en un futuro inmediato.

¿Cuál es el único pueblo de Dios en la tierra? Porque tú has tomado a Israel por pueblo tuyo para siempre, y tú, Señor, serás su Dios (1 Crónicas 17:22. Romanos 11:1,2).
¿Cuál es la única congregación de Dios en la tierra? Ahora, pues, delante de todo Israel, congregación de Jehová, y de nuestro Dios que nos escucha, guardad y observad todos los preceptos de Jehová, vuestro Dios, para que poseáis la buena tierra, y la dejéis en herencia a vuestros hijos después de vosotros perpetuamente (1 Crónicas 28:8). La congregación de Dios es la que pone en práctica las leyes, los estatutos y los derechos de Dios.
¿Para quienes son los mandamientos de Dios? Jesús le respondió: El primero de todos los mandamientos es: “Oye, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor uno es (Marcos12:29). Que son israelitas, de los cuales son la adopción, la gloria, el pacto, la promulgación de la Ley, el culto y las promesas (Romanos 9:4). Los mandamientos de Dios son para los Israelitas.
¿Por quién vino Jesús a la tierra?. Él, respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel (Mateo 15:24). El Arcángel Miguel viene a la tierra en búsqueda de sus hijos, los que se perdieron en la batalla del cielo, los cuales son prisioneros de Lucifer. 
¿Para quién es el perdón de los pecados? Bendito el Señor Dios de Israel, que ha visitado y redimido a su pueblo (Lucas 1:68). A este, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados (Hechos 5:31). El perdón de los pecados es para los israelitas, los que guardan las leyes de Dios.
¿A quién juzgará el Hijo del Hombre? Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido, también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel (Mateo 19:28). El juicio es para los israelitas, con la oportunidad de salvación y el castigo es para los incrédulos.
¿Quiénes son los Israelitas?  Porque los hijos de Israel son mis siervos; son siervos míos, a quienes yo saqué de la tierra de Egipto. Yo, Jehová, vuestro Dios (Levítico 25:55. Romanos 6:22). Los siervos de Dios, somos los que guardamos las leyes de Dios.
¿Quién es Israel? Entonces dirás al faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito (Éxodo 4:22). Y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos ama, nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre (Apocalipsis 1:5). Israel fue Jesús y ahora es Jonás, templo del Arcángel Miguel y de Jehová Dios; entonces, los israelitas son aquellos que siguen a ISRAEL e Israel es JONÁS. Acercaos y oíd, hijos de Jacob; escuchad a vuestro padre Israel (Génesis 49:2). 
¿Qué significa Israel? L, ley; E, espíritu; A, alma; R, resurrección; S, santidad, I, inmortalidad. El camino para llegar a Dios es Cristo (Juan 14:6. Gálatas 3:24) y Cristo es la Ley (Juan 1:1,14. Apocalipsis 19:13).

¿En qué año tenía que restaurarse el Pueblo de Dios?

Año de aprobación de los Estatutos del Pueblo de Dios en el Occidente (AEMINPU), Profecía de Daniel: “Que te echarán de entre los hombres, y con las bestias del campo será tu morada, y con hierba del campo te apacentarán como a los bueyes, y con rocío del cielo serás bañado; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que entiendas que el Altísimo se enseñorea en el reino de los hombres, y que a quien él quisiere lo dará” (Daniel 4:25). Siete tiempos es igual a 7 años, multiplicados por los 365 días que tiene un año, da como resultado un valor de 2555, de este valor se resta el año de la caída del pueblo de Dios en el Oriente (586 AC), se obtiene un  valor de 1969; en este año, 1969, los Estatutos de la AEMINPU, con el culto al Dios vivo, fueron legalmente aprobados e instituidos en la República del Perú.

Atahualpa, el último Rey de los INCAS fue ejecutado en el año de 1533 y el Imperio del Tahuantinsuyo fue destruido en 1538, con la ocupación del Cusco, la capital del Imperio, si a este valor (1533) se suma los 430 años de oscuridad (Ex. 12:40. Ga. 3:17), se obtiene 1968, año en que el Pueblo de Dios fue fundado en el Perú.    

 
Y le entregarán a los Gentiles para que le escarnezcan, y azoten, y crucifiquen; mas al tercer día resucitará (Mateo 20:19. Oseas 6:1,2). Mas, oh amados, no ignoréis esta una cosa: que un día delante del Señor es como mil años y mil años como un día (2 Pedro 3:8). Si un día es como 1000 años, el día uno se cumplió en el año 1000, el segundo día en el año 2000 y el tercer día empezó en el 2001, por lo tanto, el SEÑOR ya está en la tierra y la obra o tarea de todo ser humano, es creer en el enviado (Juan 6:28,29)
Autor: Randon Ortiz Calle

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.

IGLESIA QUITO LUZ DEL MUNDO - ECUADOR.