TODA LA HUMANIDAD DEBE CONVERTIRSE A JEHOVÁ DIOS, QUIEN MORA EN SU PROFETA JONÁS....

11.03.2011

El Evangelio del Reino


 
EL EVANGELIO DE CRISTO

La Paz del Señor sea con todos Vosotros:

1.         ¿Quién es CRISTO?        

Cristo es el Ángel de Jehová llamado Miguel. Y El ángel de Jehová subió de Gilgal á Bochîm, y dijo: Yo os saqué de Egipto, y os introduje en la tierra de la cual había jurado a vuestros padres; y dije: No invalidaré jamás mi pacto con vosotros (Josué 2:1). He aquí yo envío el Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado (Éxodo 23:20). Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces: más en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro (Daniel 12:1). HE aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí: y luego vendrá a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos (Malaquías 3:1).

El Arcángel Miguel también se llama ISRAEL. Yo Jehová, Santo vuestro, Criador de Israel, vuestro Rey (Isaías 45:15). Y él dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel: porque has peleado con Dios y con los hombres, y has vencido (Génesis 32:28). Y dirás á Faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito (Éxodo 4:22). Y no la conoció hasta que parió a su hijo primogénito: y llamó su nombre JESUS (Mateo 1:25). Y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y príncipe de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre (Apocalipsis 1:5).

Cristo, el Arcángel Miguel o el Príncipe ISRAEL, al final de los tiempos, tiene que restaurar el Pueblo de Dios (Leyes, estatutos y derechos). Y vi otro ángel volar por en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los que moran en la tierra, y a toda nación y tribu y lengua y pueblo. Diciendo en alta voz: Temed a Dios, y dadle honra; porque la hora de su juicio es venida; y adorad a aquel que ha hecho el cielo y la tierra y el mar y las fuentes de las aguas (Apocalipsis 14:6,7). Y una grande señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas (Apocalipsis 12:1). Y se transfiguró delante de ellos; y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos fueron blancos como la luz (Mateo 17:2).

El Arcángel Miguel se reencarnó en Jacob, Moisés, Jesús, Ezequiel Ataucusi Gamonal y ahora en Ezequiel Jonás Ataucusi Molina.

2.         Cristo entregó la Ley a Moisés 

Este es aquél que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres; y recibió las palabras de vida para darnos (Hechos 7:38). Respondióles Jesús, y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquél que me envió (Juan 7:16).
  
3.         ¿Cuál es el Evangelio de Cristo?        

Más la palabra del Señor permanece perpetuamente. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada (1 Pedro 1:25). Y diciendo: El tiempo es cumplido, y el reino de Dios está cerca: arrepentíos, y creed al evangelio (Marcos 1:15).

4.         El Evangelio de Cristo, es la Palabra de Dios y la Palabra de Dios, son los Diez Mandamientos      

Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio: el mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio (1 Juan 2:7). Respondióles Jesús, y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquél que me envió (Juan 7:16). Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales declaraba y testificaba el reino de Dios, persuadiéndoles lo concerniente a Jesús, por la ley de Moisés y por los profetas, desde la mañana hasta la tarde (Hechos 28:23).

 
5.         La persona que cree en el Evangelio será salvo    

Y les dijo: Id por todo el mundo; predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado (Marcos 15:15,16).

6.         La persona que cree en el Evangelio y cree en el enviado, recibe el Espíritu Santo de la Promesa      

En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa (Efesios 1:13).

7.         La verdad es el Evangelio y Jehová es la verdad  

Mas Jehová Dios es la verdad; él es Dios vivo y Rey eterno: A su ira tiembla la tierra, y las gentes no pueden sufrir su saña (Jeremías 10:10).

Tu justicia es justicia eterna, Y tu ley la verdad (Salmos 119:142). Cercano estás tú, oh Jehová; Y todos tus mandamientos son verdad (Salmos 119:151). El principio de tu palabra es verdad; Y eterno es todo juicio de tu justicia (Salmos 119:160).

8.         Cristo es el Principio del Evangelio    

PRINCIPIO del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios (Marcos 1:1).

9.         Cristo es el Evangelio, la Palabra o el Verbo de Dios

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios (Juan 1:1). Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad (Juan 1:14). Y estaba vestido de una ropa teñida en sangre: y su nombre es llamado EL VERBO DE DIOS (Apocalipsis 19:13).

10.      La humanidad espera la predica del Evangelio, antes del fin

Y a todas las gentes conviene que el evangelio sea predicado antes (Marcos 13:10). Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin (Mateo 24:14).

11.      Jesús predicó el Evangelio con sus discípulos

Y aconteció después, que él caminaba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él (Lucas 8:1).

12.      El Evangelio se debe predicar en forma gratuita

Pues bien que anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!. ¿Cuál, pues, es mi merced? Que predicando el evangelio, ponga el evangelio de Cristo de balde, para no usar mal de mí potestad en el evangelio (1 Corintios 9:16,18).

13.      Existe otro Evangelio que contradice al que nos llamó

Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis traspasado del que os llamó a la gracia de Cristo, a otro evangelio: No que hay otro, sino que hay algunos que os inquietan, y quieren pervertir el evangelio de Cristo (Gálatas 1:6,7).

14.      Jesús recomienda, no recibir a nadie que no tenga los Diez Mandamientos de Dios

Porque si el que viene, predicare otro Jesús que el que hemos predicado, o recibiereis otro espíritu del que habéis recibido, u otro evangelio del que habéis aceptado, lo sufrierais bien (2 Corintios 11:4). Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡bienvenido!. Porque el que le dice bienvenido, comunica con sus malas obras (2 Juan 1:10,11).
Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.