TODA LA HUMANIDAD DEBE CONVERTIRSE A JEHOVÁ DIOS, QUIEN MORA EN SU PROFETA JONÁS....

8.22.2012

JEHOVÁ DIOS, está en el Perú

JEHOVÁ Dios mora en Jonás 

La Paz del Señor sea con todos Vosotros:


Porque he aquí, Jehová sale de su lugar, y descenderá, y hollará sobre las alturas de la tierra (Miqueas 1:3).  Porque he aquí que Jehová sale de su lugar, para visitar la maldad del morador de la tierra contra él; y la tierra descubrirá sus sangres, y no más encubrirá sus muertos (Isaías 26:21). ¿Quién obró e hizo esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros (Isaías 41:4).

La mayoría de los seres humanos creen en la existencia de un Dios creador de todo el Universo visible e invisible; empero, no saben dónde está, como es, ni tampoco conocen el camino para encontrarlo.

Otros, afirman que Dios está en todas partes, en el agua, en el aire, en el sol, en el fuego, en la naturaleza, que mora en el corazón del hombre, etc.; en este estudio, mostraremos al mundo, como encontrar a Dios, a nuestro creador, a nuestro Padre Celestial; y, lo más importante, dónde se encuentra en este momento, en este instante.

1.     ¿Dónde mora Dios?

El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, éste, como sea Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos de manos, ni es honrado con manos de hombres, necesitado de algo; pues él da a todos vida, y respiración, y todas las cosas (Hechos 17:24,25). Dios no habita en ningún templo hecho por las manos de los hombres, Iglesia, monasterio, edificio, escultura, imagen, estatua, etc.

¿Y qué concierto el templo de Dios con los ídolos? porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré en ellos; y seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo (2 Corintios 6:16). Dios habita en un cuerpo físico, santificado por el Espíritu Santo, el cual se llama Templo de Dios.

2.     ¿Israel de Medio Oriente, es el Pueblo de Dios?

Ellos me movieron a celos con lo que no es Dios; Hiciéronme ensañar con sus vanidades: Yo también los moveré a celos con un pueblo que no es pueblo, Con gente insensata los haré ensañar (Deuteronomio 32:21). Por tanto, oid palabra de Jehová, todo Judá que habitáis en tierra de Egipto: He aquí he jurado por mi grande nombre, dice Jehová, que mi nombre no será más invocado en toda la tierra de Egipto por boca de ningún hombre Judío, diciendo: Vive el Señor Jehová (Jeremías 44:26). Porque muchos días estarán los hijos de Israel sin rey, y sin príncipe, y sin sacrificio, y sin estatua, y sin ephod, y sin teraphim (Oseas 3:4). ¡Jerusalem, Jerusalem, que matas a los profetas, y apedreas a los que son enviados a ti! ¡Cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo de las alas, y no quisiste!. He aquí vuestra casa os es dejada desierta (Mateo 23:37,38).

Jerusalen - Medio Oriente
Los judíos de medio Oriente fueron abandonados por Dios, después de la muerte de Jesús, Templo de Jehová (Jn. 1:36. Ap. 17:14. Dt. 10:17), por lo tanto, este país no es el Pueblo de Dios, puesto que no fue restaurado por el Señor, sino, por decisión de las Naciones Unidas.

Macchu Picchu, la ciudad del Rey David
La tribu de Dan, se desplazó hasta el continente americano y dio origen a una nueva generación o Pueblo de Dios en América, estableciéndose en el Cuzco (Centro del Mundo), capital del Tahuantinsuyo, imperio de los INCAS; INCAS, significa: ISRAEL NACIÓ EN EL CUZCO EN AMÉRICA DEL SUR; este pueblo, también desobedeció las leyes de Dios (ama sua, ama kella, ama llulla) y Dios se alejó de ellos, empero, no los abandonó y en sus descendientes se levantaría el Reino de Dios al final de los tiempos (ahora). La ciudad de Macchu – Picchu, fue construida con la potencia del Espíritu Santo y allí, la realeza Inca y los administradores del imperio, celebraban la fiestas solemnes mas conocidas como Inti Raymi (Fiestas del Dios Sol).

3.     ¿Dios ha desechado a su Pueblo?

DIGO pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy Israelita, de la simiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual antes conoció. ¿O no sabéis qué dice de Elías la Escritura? cómo hablando con Dios contra Israel dice: Señor, a tus profetas han muerto, y tus altares han destruido; y yo he quedado solo, y procuran matarme. Mas ¿qué le dice la divina respuesta? He dejado para mí siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal. Así también, aun en este tiempo han quedado reliquias por la elección de gracia (Romanos 11:1 a 5).
  
Dios no ha desechado a su pueblo; y, para salvar a la humanidad, sacrificó a siete mil almas o ángeles, para que vivan en este mundo como seres humanos, para que en la venida de Cristo, obtengan el Espíritu Santo de la promesa (la gracia) y sean, los que den a conocer a la humanidad, la presencia del Dios Vivo en este mundo.

Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera: allí será el lloro y el crujir de dientes (Mateo 8:12). Mas recibiréis la virtud del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalem, en toda Judea, y Samaria, y hasta lo último de la tierra (Hechos 1:8).

4.     ¿Dónde fue restaurado el Pueblo de Dios?

No temas, porque yo soy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré (Isaías 43:5). Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria: porque vendrá el enemigo como río, más el espíritu de Jehová levantará bandera contra él (Isaías 59:19). Para arrebatar despojos y para tomar presa; para tornar tu mano sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de las gentes, que se hace de ganados y posesiones, que mora en el ombligo de la tierra (Ezequiel 38:12).

Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová tornará a poner otra vez su mano para poseer las reliquias de su pueblo que fueron dejadas de Assur, y de Egipto, y de Parthia, y de Etiopía, y de Persia, y de Caldea, y de Amath, y de las Islas de la mar. Y levantará pendón a las gentes, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro cantones de la tierra (Isaías 11:11,12).

Y vendrán del Oriente y del Occidente, del Norte y del Mediodía, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios (Lucas 13:29).

Desde el Macchu Picchu, salió la Ley de Dios para el Mundo (Isaías 2:2,3)
JEHOVÁ DIOS, restauró a su Pueblo en el Occidente, en el Ombligo de la Tierra, en la República del Perú, en el año de 1968 y se encuentra congregado en la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal.

Dícele Jesús: Mujer, créeme, que la hora viene, cuando ni en este monte, ni en Jerusalem adoraréis al Padre (Juan 4:21). Simón ha contado cómo Dios primero visitó a los Gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre (Hechos 15:14). Después de esto volveré y restauraré la habitación de David, que estaba caída; y repararé sus ruinas, y la volveré a levantar; para que el resto de los hombres busque al Señor, y todos los Gentiles, sobre los cuales es llamado mi nombre, Dice el Señor, que hace todas estas cosas (Hechos 15:16,17).

5.     ¿Dónde está Dios?

Y habitaré entre los hijos de Israel, y seré su Dios. Y conocerán que yo soy Jehová su Dios, que los saqué de la tierra de Egipto, para habitar en medio de ellos: Yo Jehová su Dios (Éxodo 29:45,46). Que en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la república de Israel, y extranjeros a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo (Efesios 2:12). Que son israelitas, de los cuales es la adopción, y la gloria, y el pacto, y la data de la ley, y el culto, y las promesas (Romanos 9:4).

El Pueblo de Israel, del Nuevo Pacto (Hebreos 8:10)
Ahora pues, delante de los ojos de todo Israel, congregación de Jehová, y en oídos de nuestro Dios, guardad é inquirid todos los preceptos de Jehová vuestro Dios, para que poseáis la buena tierra, y la dejéis por heredad a vuestros hijos después de vosotros perpetuamente (1 Crónicas 28:8).

La congregación de JEHOVÁ, donde se encuentra el Dios vivo, es la casa de Israel (AEMINPU); aquí se cumplen las leyes ordenadas por el Altísimo por perpetuidad.

6.     El Nuevo Pacto con la Casa de Israel

Por lo cual, este es el pacto que ordenaré a la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Daré mis leyes en el alma de ellos, Y sobre el corazón de ellos las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo (Hebreos 8:10). Si estas leyes faltaren delante de mí, dice Jehová, también la simiente de Israel faltará para no ser nación delante de mí todos los días (Jeremías 31:36).

La Ley de Dios, los Diez Mandamientos (1 Juan 2:7)
Dios tiene un pueblo y su pueblo es el que cumple las leyes que el Arcángel Miguel entregó a Moisés: los diez mandamientos, el reposo del sábado y de la luna nueva, la celebración de las tres fiestas solemnes anuales, la ofrenda quemada, la expiación, etc.

Mas él respondiendo, dijo: Escrito está: No con solo el pan vivirá el hombre, mas con toda palabra que sale de la boca de Dios (Mateo 4:4). ¿Anulamos, pues, la Ley con la fe? No, ciertamente, antes la confirmamos (Romanos 3:31).

7.     Dios se muestra solo en la casa de Israel - AEMINPU

Mas éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en sus entrañas, y escribiréla en sus corazones; y seré yo a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová: porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová: porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado (Jeremías 31:33,34). Ni esconderé más de ellos mi rostro; porque habré derramado de mi espíritu sobre la casa de Israel, dice el Señor Jehová (Ezequiel 39:29).

La Casa de Israel - La AEMINPU
Dios se mostrará a sus siervos y sus siervos, son los que cumplen sus leyes, estatutos, derechos y demás ordenanzas establecidas por perpetuidad (Levítico 25:55. Romanos 6:18); y, éstas solo se cumplen en la AEMINPU.

8.     El Templo de Dios

Empero sabemos que el Hijo de Dios es venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero: y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna (1 Juan 5:20). Y sin contradicción, grande es el misterio de la piedad: Dios ha sido manifestado en carne; ha sido justificado con el Espíritu; ha sido visto de los ángeles; ha sido predicado a los Gentiles; ha sido creído en el mundo; ha sido recibido en gloria (1 Timoteo 3:16).

Hace aproximadamente 2000 años atrás, Jehová Dios estuvo en la tierra y vivió en el cuerpo físico conocido como Jesús.

Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él (Mateo 3:16). Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren (Juan 4:24). 

Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, el Santuario de Dios
Hoy, el Templo que levantó el Espíritu Santo para Jehová Dios, se llama Ezequiel Jonás Ataucusi Molina y en él mora el Dios vivo, JEHOVÁ.

Ezequiel pues os será por señal; según todas las cosas que él hizo, haréis: en viniendo esto, entonces sabréis que yo soy el Señor Jehová (Ezequiel 24:24). Y juntándose las gentes a él, comenzó a decir: Esta generación mala es: señal busca, mas señal no le será dada, sino la señal de Jonás. Porque como Jonás fue señal a los Ninivitas, así también será el Hijo del hombre a esta generación (Lucas 11:29,30)

Respondióles Jesús: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, Dioses sois?. Si dijo, dioses, a aquellos a los cuales fue hecha palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada) (Juan 10:34,35). Mas sabe Dios que el día que comiereis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal (Génesis 3:5).

9.     JEHOVÁ Dios mora en Ezequiel Jonás Ataucusi Molina

Y estará en ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y sabrán las gentes que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario entre ellos para siempre (Ezequiel 37:27,28). Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos (Apocalipsis 21:3).

El Santuario, templo o tabernáculo de Dios, es Jonás, el Hijo del Hombre para ésta generación (Juan 2:21).

10.  ¿Quién es JEHOVÁ?

En sus días será salvo Judá e Israel habitará confiado: y este será su nombre que le llamarán: JEHOVÁ, JUSTICIA NUESTRA (Jeremías 23:6). Miren al que hace el Arcturo y el Orión, y las tinieblas vuelve en mañana, y hace oscurecer el día en noche; el que llama a las aguas de la mar, y las derrama sobre la haz de la tierra: Jehová es su nombre (Amós 5:8). JEHOVÁ es mi pastor; nada me faltará (Salmos 23:1).

JEHOVÁ, es el Dios que hizo el universo espiritual y material, él es nuestro Padre y nuestro Pastor.

11.  ¿Quién es Jesucristo?

En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por él; y el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron (Juan 1:10,11). Porque por él fueron criadas todas las cosas que están en los cielos, y que están en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue criado por él y para él (Colosenses 1:16). Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen (Juan 10:14).

Jesucristo, hizo el universo visible e invisible y es nuestro Pastor y es Jehová Dios.

12.  JEHOVÁ mora en el corazón de CRISTO (Jesús - Jonás)

Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro: y mi pueblo nunca jamás será avergonzado (Joel 2:27). Y he aquí una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo contentamiento (Mateo 3:17). Yo y el Padre una cosa somos (Juan 10:30). Porque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo: y estos tres son uno (1 Juan 5:7). El Padre es Jehová Dios, el Hijo es Ezequiel Jonás y el Espíritu Santo es el Arcángel Miguel; y, los tres son uno; el Padre y el Espíritu Santo moran en un mismo templo, en un mismo cuerpo físico, así como en Jesús, hoy en día, lo mismo sucede en Jonás.

El cual es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda criatura (Colosenses 1:15). Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza (Apocalipsis 1:16). Y se transfiguró delante de ellos; y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos fueron blancos como la luz (Mateo 17:2). Porque sol y escudo es Jehová Dios: Gracia y gloria dará Jehová (Salmos 84:11). El rostro de Jehová y de Jesucristo, resplandecen como el SOL y el SOL es JEHOVÁ.

JEHOVÁ DIOS moró en Jesús y hoy está de pie en el Perú y mora en Ezequiel Jonás Ataucusi Molina. ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo de mí mismo: más el Padre que está en mí, él hace las obras (Juan 14:10).

Dícele Felipe: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dice: ¿Tanto tiempo que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? (Juan 14:8,9).
 
13.     JEHOVÁ DIOS es el Cordero, Él es JESUCRISTO

Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados, elegidos y fieles (Apocalipsis 17:14). En su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores (Apocalipsis 19:16). Porque Jehová, vuestro Dios, es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni recibe sobornos (Deuteronomio 10:17).

JEHOVÁ DIOS, es el Señor de Señores, Rey de Reyes y Él es el Cordero o Jesucristo.

Cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero. Todos tenían arpas y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos (Apocalipsis 5:8). y decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza (Apocalipsis 5:12).    

14.  Ezequiel Jonás es Sión, la habitación de Dios

Porque Jehová ha elegido a Sión; deseóla por habitación para sí. Este es mi reposo para siempre: Aquí habitaré, porque la he deseado (Salmos 132:13,14).

Mas Sión dijo: Dejóme Jehová, y el Señor se olvidó de mí (Isaías 49:14). Y cerca de la hora de nona, Jesús exclamó con grande voz, diciendo: Eli, Eli, ¿lama sabachtani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? (Mateo 27:46).

Sión es el Templo en donde mora Jehová Dios, él se llamó Jesús y hoy en día su nombre es Jonás.

15.  Ezequiel Jonás es la Nueva Jerusalem

Mas á Jerusalem he elegido para que en ella esté mi nombre, y a David he elegido para que fuese sobre mi pueblo Israel (2 Crónicas 6:6). Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá fuera; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalem, la cual desciende del cielo de con mi Dios, y mi nombre nuevo (Apocalipsis 3:12).

JEHOVÁ Dios, habita en JERUSALEM (Ezequiel Jonás Ataucusi Molina), la ciudad nueva que descendió del cielo en Espíritu.

16.     ¿Qué pide Dios?

Y guarda sus estatutos y sus mandamientos, que yo te mando hoy, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, y prolongues tus días sobre la tierra que Jehová tu Dios te da para siempre (Deuteronomio 4:40). Y él le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno es bueno sino uno, es a saber, Dios: y si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos (Mateo 19:17).

17.     Una sola nación, un solo Pueblo

Congréguense a una todas las naciones y júntense todos los pueblos. ¿Quién de ellos hay que nos dé noticias de esto y que nos haga oír las cosas primeras?. Presenten sus testigos y justifíquense; oigan y digan: “Verdad es” (Isaías 43:9). Haré de ellos una sola nación en la tierra, en los montes de Israel, y un mismo rey será el rey de todos ellos. Nunca más estarán divididos en dos reinos (Ezequiel 37:22). Yo los reuniré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, con mi enojo y mi gran indignación; los haré volver a este lugar y los haré habitar seguros, y ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios (Jeremías 32:37,38). 

Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan (Hechos 17:30).
18.     ¿Quiénes son los Israelitas del Nuevo Pacto?

Ahora pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros seréis mi reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel (Éxodo 19:5,6). Y el que guarda sus mandamientos, está en él, y él en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado (1 Juan 3:24).

Israelita puede llegar a ser cualquier ser humano, que se convierta a la casa de Israel, AEMINPU, para cumplir con las leyes de Dios. Hoy, los Israelitas del Nuevo Pacto ya están en las Repúblicas del Perú, Ecuador, Colombia, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Venezuela, Panamá, Estados Unidos, España, Italia, etc.
Autor: Randon Ortiz Calle

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.