JEHOVÁ DIOS HA DECRETADO LA SEMANA DE LA SANIDAD PARA TODO EL PUEBLO, CANTAD ALABANZAS Y PAGAD LA SANIDAD CON LA OFRENDA.....

1.08.2012

Casados

CASADOS

La Paz del Señor sea con todos Vosotros:

Art. 1.- El esposo es el único responsable de la casa

1 Pedro 3:7. Vosotros maridos, semejantemente, habitad con ellas según ciencia, dando honor a la mujer como á vaso más frágil, y como á herederas juntamente de la gracia de la vida; para que vuestras oraciones no sean impedidas.

El marido debe gobernar con la Ley de Dios su casa y vivir conforme a la ciencia de Dios.
El marido debe dar honor  a la esposa, cumplir con su obligación como jefe de la casa, no debe haber ninguna clase de dureza, ira, disgustos, para que no haya impedimento en nuestras oraciones.
Si hasta las palomas aletean, cuanto más los hombres; solucionar los problemas entre los dos, nada de escándalos y no debe haber testigos de los hijos, mal ejemplo.
Vivir en limpieza, santificarse, purificarse.
Herederos; la familia, esposa, hijos, van a salvarse porque son herederos de la vida eterna.
El marido vivir en paz y armonía y si hubiere algo, cerrar las puertas y discutir los dos, sin hacer escándalos con acuerdo mutuo, poniendo las razones los dos. Hay hombres que tratan como la niña de sus ojos a su esposa e igual la esposa.

Art. 2.- La esposa también debe ser ejemplar

Proverbios 12:4. La mujer virtuosa corona es de su marido: mas la mala, como carcoma en sus huesos.

Esposa: conservarse honrada, cariñosa con todos, amistosa con todos y tener buena conducta como religiosa caminar.
Con su conducta puede convencer y ganar almas.
1 Pedro 3:1,2,8. Asimismo vosotras, mujeres, sed sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conversación de sus mujeres, 2 Considerando vuestra casta conversación, que es en temor. 8 Y finalmente, sed todos de un mismo corazón, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables.

Art. 3.- El esposo debe reconstruir el hogar

1 Timoteo 3:4. Que gobierne bien su casa, que tenga sus hijos en sujeción con toda honestidad.
Gobernar bien la casa y sus hijos, reconstruir para demostrar nuestra obediencia delante de Dios y esto consiste en ganar el apoyo de Dios y ser fuertes espiritualmente.
Si por causa del jefe de familia se debilita la esposa y se destruye y al destruiré se comete error. El jefe es deudor del alma y llevará su pecado y asimismo en caso de la esposa.
Por causa del mal ejemplo se pierde los hijos, culpable y responsable el jefe. Puede tener gente en casa, discusiones todo el tiempo, el alma se pierde, el jefe es responsable, pensar en esto.

Art. 4.- No debe haber fuego en la casa y mucho menos en el día sábado

Éxodo 35:3. No encenderéis fuego en todas vuestras moradas en el día del sábado.
Santiago 3:5,6,8. Así también, la lengua es un miembro pequeño, y se gloría de grandes cosas. He aquí, un pequeño fuego ¡cuán grande bosque enciende! 6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Así la lengua está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo, é inflama la rueda de la creación, y es inflamada del infierno. 8 Pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado; llena de veneno mortal.

El jefe, poner disciplina, orden. No debe dirigirse a los hijos hacia el mal.

Art. 5.- En caso de desorden de los hijos, los padres no se salvan

1 Timoteo 2:15. Empero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en la fe y caridad y santidad, con modestia.

Al cometer error en el hogar ya somos transgresores y los transgresores serán destruidos.

Art. 6.- Los casados deben dar la debida benevolencia

1 Corintios 7:3,4. El marido pague a la mujer la debida benevolencia; y asimismo la mujer al marido. 4 La mujer no tiene potestad de su propio cuerpo, sino el marido: é igualmente tampoco el marido tiene potestad de su propio cuerpo, sino la mujer.
1 Corintios 11:11. Mas ni el varón sin la mujer, ni la mujer sin el varón, en el Señor.

Art. 7.- Siendo convivientes conocieron la Ley de Dios

1 Corintios 7:10,11. Mas a los que están juntos en matrimonio, denuncio, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se aparte del marido; 11 Y si se apartare, que se quede sin casar, ó reconcíliese con su marido; y que el marido no despida a su mujer.

Ya está formalizado, solo falta legalizar la ceremonia, no pensar en cambio de seres, no pensar en casarse con otro.

Consejo de gallo: cuando la mujer domina al hombre. El gallo habla ¿Amo porque reniegas?. Mira como me obedecen todos, el dueño va a la casa y dice prepara el desayuno, contesta estoy enferma, reparte el dueño, castiga y recién obedece.

Otra hermana se convierte y también convierte a su esposo y poco a poco la mujer ya no obedece y el esposo recibe un consejo de que se haga borracho y dice harto estoy, en el mundo y golpe, recién se queja que su esposo me pega, ha cambiado.
Padre, no criar a los hijos con brusquedad, ni brutalidad.

Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.

0 comentarios :