JEHOVÁ DIOS HA DECRETADO LA SEMANA DE LA SANIDAD PARA TODO EL PUEBLO, CANTAD ALABANZAS Y PAGAD LA SANIDAD CON LA OFRENDA.....

7.24.2012

Código Penal de Dios

CÓDIGO PENAL UNIVERSAL ISRAELITA

PROTECCIÓN DEL DERECHO HUMANO:
ARTÍCULO 1.- Jehová de los ejércitos lo decretó, para envilecer la soberbia de toda gloria; y para abatir todos los ilustres de la tierra. Is. 23:9.
Llegó el estruendo hasta el cabo de la tierra; porque juicio de Jehová con las gentes: él es el Juez de toda carne; entregará los impíos a cuchillo, dice Jehová. Jer. 25:31.
ARTÍCULO 2.- Estos son los decretos, derechos y leyes que estableció Jehová entre sí y los hijos de Israel en el monte de Sinaí por mano de Moisés. Lv. 26:46.
Para ejecutar en ellos el juicio escrito: Gloria será esta para todos sus santos. Aleluya. Sal. 149:9.
ARTÍCULO 3.- Y cualquiera que no hiciere la ley de tu Dios, y la ley del rey, prestamente sea juzgado, o a muerte, o a desarraigo, o a pena de la hacienda, o a prisión. Esd. 7:26.
ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA: JUECES Y ALCALDES:
ARTÍCULO 4.- Jueces y alcaldes te pondrás en todas tus ciudades que Jehová tu Dios te dará en tus tribus, los cuales juzgarán al pueblo con justo juicio. *Y puso en la tierra jueces en todas las ciudades fuertes de Judá, por todos los lugares. Dt. 16:18. 2 Cr. 19:5.
ARTÍCULO 05.- Y dijo a los jueces: Mirad lo que hacéis: porque no juzguéis en lugar de hombre, sino en lugar de Jehová, el cual está con vosotros en el negocio del juicio. 2 Cr. 19:6.
ARTÍCULO 06.- Y en el pleito ellos estarán para juzgar; conforme a mis derechos lo juzgarán: y mis leyes y mis decretos guardarán en todas mis solemnidades, y santificarán mis sábados. Ez. 44:24.
HARÁN JUICIO VERDADERO:
ARTÍCULO 07.- Y mandóles, diciendo: Procederéis asimismo con temor de Jehová, con verdad, y con corazón íntegro. 2 Cr. 19:9.
En cualquier causa que viniere a vosotros de vuestros hermanos que habitan en las ciudades, entre sangre y sangre, entre ley y precepto, estatutos y derechos, habéis de amonestarles que no pequen contra Jehová, porque no venga ira sobre vosotros y sobre vuestros hermanos. Obrando así no pecaréis. 2 Cr. 19:10.
ARTÍCULO 08.- Así habló Jehová de los ejércitos, diciendo: Juzgad juicio verdadero, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano. Zac. 7:9.
Y entonces mandé a vuestros jueces, diciendo: Oíd entre vuestros hermanos, y juzgad justamente entre el hombre y su hermano, y el que le es extranjero. Dt. 1:16.
ARTÍCULO 09.- No tengáis respeto de personas en el juicio: así al pequeño como al grande oiréis: no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios: y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré. Dt. 1:17.
ARTÍCULO 10.- Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad en vuestras puertas verdad y juicio de paz. Zac. 8:16.
No juzguéis según lo que parece, mas juzgad justo juicio. Jn. 7:24.
ARTÍCULO 11.- Y ahora, reyes, entended: Admitid corrección, jueces de la tierra. *Para juzgar al huérfano y al pobre, A fin de que no vuelva más a hacer violencia el hombre de la tierra. Sal. 2:10. y 10:18.
PROCESO DEL JUICIO:
ARTÍCULO 12.- No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos. Dt. 16:19.
ARTÍCULO 13.- Y los jueces inquirirán bien, y si pareciere ser aquél testigo falso, que testificó falsamente contra su hermano. Dt. 19:18.
Haréis a él como él pensó hacer a su hermano: y quitarás el mal de en medio de ti. Dt. 19:19.
ARTÍCULO 14.- No valdrá un testigo contra ninguno en cualquier delito, o en cualquier pecado, en cualquier pecado que se cometiere. En el dicho de dos testigos, o en el dicho de tres testigos consistirá el negocio. Dt. 19:15.
ARTÍCULO 15.- Conforme a todo lo que pediste a Jehová tu Dios en Horeb el día de la asamblea, diciendo: No vuelva yo a oír la voz de Jehová mi Dios, ni vea yo más este gran fuego, porque no muera. Dt. 18:16.
ARTÍCULO 16.- Por dicho de dos testigos, o de tres testigos, morirá el que hubiere de morir; no morirá por el dicho de un solo testigo. Dt. 17:6.
La mano de los testigos será primero sobre él para matarlo, y después la mano de todo el pueblo: así quitarás el mal de en medio de ti. Dt. 17:7.
ARTÍCULO 17.- Para que todo Israel oiga, y tema, y no tornen a hacer cosa semejante a esta mala cosa en medio de ti. Dt. 13:11.
Y los que quedaren oirán, y temerán, y no volverán más a hacer una mala cosa como ésta, en medio de ti. Dt. 19:20.
ADVERTENCIA
ARTÍCULO 18.- Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses, y Señor de señores, Dios grande, poderoso, y terrible, que no acepta persona, ni toma cohecho. Dt. 10:17.
ARTÍCULO 19.- No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos. Dt. 16:19.
ARTÍCULO 20.- No recibirás presente; porque el presente ciega a los que ven, y pervierte las palabras justas. Ex. 23:8.
Y no tomaréis precio por la vida del homicida; porque está condenado a muerte: mas indefectiblemente morirá. Nm. 35:31.
ARTÍCULO 21.- Ciertamente la opresión hace enloquecer al sabio: y el presente corrompe el corazón. Ec. 7:7.
Sea pues con vosotros el temor de Jehová; guardad y haced: porque en Jehová nuestro Dios no hay iniquidad, ni acepción de personas, ni recibir cohecho. 2 Cr. 19:7.
ARTÍCULO 22.- Mas si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y sois reconvenidos de la ley como transgresores. Stg. 2:9.
Mas no anduvieron los hijos por los caminos de su padre, antes se ladearon tras la avaricia, recibiendo cohecho y pervirtiendo el derecho. 1 S. 8:3.
ARTÍCULO 23.- Porque sabido he vuestras muchas rebeliones, y vuestros grandes pecados: que afligen al justo, y reciben cohecho, y a los pobres en la puerta hacen perder su causa. Am. 5:12.
Para completar la maldad con sus manos, el príncipe demanda, y el juez juzga por recompensa; y el grande habla el antojo de su alma, y lo confirman. Mi. 7:3.
ARTÍCULO 24.- Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones: todos aman las dádivas, y van tras las recompensas: no oyen en juicio al huérfano, ni llega a ellos la causa de la viuda. Is. 1:23.
Engordaron y pusiéronse lustrosos, y sobrepujaron los hechos del malo: no juzgaron la causa, la causa del huérfano; con todo hiciéronse prósperos, y la causa de los pobres no juzgaron. Jer. 5:28.
ARTÍCULO 25.- No hagáis agravio en juicio, en medida de tierra, ni en peso, ni en otra medida. *No torcerás el derecho del peregrino y del huérfano; ni tomarás por prenda la ropa de la viuda. Lv. 19:35. Dt. 24:17.
ARTÍCULO 26.- Maldito el que torciere el derecho del extranjero, del huérfano, y de la viuda. Y dirá todo el pueblo: Amén. Dt. 27:19.
Maldito el que no confirmare las palabras de esta ley para cumplirlas. Y dirá todo el pueblo: Amén. Dt. 27:26.
ARTÍCULO 27.- Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, más aún consienten a los que las hacen. Ro. 1:32.
Conociendo esto, que la ley no es puesta para el justo, sino para los injustos y para los desobedientes, para los impíos y pecadores, para los malos y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas. 1 Ti. 1:9.
ARTÍCULO 28.- Para los fornicarios, para los sodomitas, para los ladrones de hombres, para los mentirosos y perjuros, y si hay alguna otra cosa contraria a la sana doctrina. 1Ti. 1:10.
NO JUZGÁIS EN LUGAR DE HOMBRE, SINO EN LUGAR DE DIOS
Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. Hch. 10:42.
Requiero yo pues delante de Dios, y del Señor Jesucristo, que ha de juzgar a los vivos y los muertos en su manifestación y en su reino. 2 Ti. 4:1.
¿Quieres tú juzgarlos? ¿Los quieres juzgar tú, hijo del hombre? Notifícales las abominaciones de sus padres. Ez. 20:4.
Esta no os será por caldera, ni vosotros seréis en medio de ella la carne: en el término de Israel os tengo de juzgar. Ez. 11:11.
Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así dió también al Hijo que tuviese vida en sí mismo: Y también le dió poder de hacer juicio, en cuanto es el Hijo del hombre. Jn. 5:26,27.
Y vendrás a los sacerdotes Levitas, y al juez que fuere en aquellos días, y preguntarás; y te enseñarán la sentencia del juicio Dt. 17:9.
Y el hombre que procediere con soberbia, no obedeciendo al sacerdote que está para ministrar allí delante de Jehová tú Dios, o al juez, el tal varón morirá: y quitarás el mal de Israel. Dt. 17:12.
Porque el Padre a nadie juzga, más todo el juicio dió al Hijo; Ahora es el juicio de este mundo: ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. Jn. 5:22. y 12:31.
Ya no hablaré mucho con vosotros: porque viene el príncipe de este mundo; mas no tiene nada en mí. Jn. 14:30.
Y dijo a los jueces: Mirad lo que hacéis: porque no juzguéis en lugar de hombre, sino en lugar de Jehová, el cual está con vosotros en el negocio del juicio. 2 Cr. 19:6.
Hazme acordar, entremos en juicio juntamente; relata tú para abonarte. Is. 43:26.
Oh hombre, él te ha declarado qué sea lo bueno, y qué pida de ti Jehová: solamente hacer juicio, y amar misericordia, y humillarte para andar con tu Dios. Mi. 6:8.
Y no busco mi gloria: hay quien la busque, y juzgue. El que me desecha, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue: la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero. Juan. 8:50. y 12:48.
No juzguéis según lo que parece, mas juzgad justo juicio. Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad en vuestras puertas verdad y juicio de paz. Jn. 7:24. Zac. 8:16.
Empero el espiritual juzga todas las cosas; mas él no es juzgado de nadie. Y él juzgará el mundo con justicia; Y juzgará los pueblos con rectitud. 1 Co. 2:15. Sal. 9:8.
Sea pues con vosotros el temor de Jehová; guardad y haced: porque en Jehová nuestro Dios no hay iniquidad, ni acepción de personas, ni recibir cohecho. 2 Cr. 19:7.
No tengáis respeto de personas en el juicio: así al pequeño como al grande oiréis: no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios: y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré. Os mandé, pues, en aquel tiempo todo lo que habíais de hacer. Dt. 1:17,18.
Abre tu boca por el mudo, En el juicio de todos los hijos de muerte. Abre tu boca, juzga justicia, Y el derecho del pobre y del menesteroso. Pr. 31:8,9.
Y harále entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oyeren sus oídos. Is. 11:3.
Sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra: y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. Is. 11:4.
El Señor a tu diestra Herirá a los reyes en el día de su furor: Juzgará en las gentes, Llenarálas de cadáveres: Herirá las cabezas en muchas tierras. Sal. 110:5,6.
JUECES Y ALCALDES TE PONDRÁS
Jueces y alcaldes te pondrás en todas tus ciudades que Jehová tu Dios te dará en tus tribus, los cuales juzgarán al pueblo con justo juicio. Dt. 16:18.
Y entonces mandé a vuestros jueces, diciendo: Oíd entre vuestros hermanos, y juzgad justamente entre el hombre y su hermano, y el que le es extranjero. Dt. 1:16.
¿Juzga nuestra ley a hombre, si primero no oyere de él, y entendiere lo que ha hecho? Jn. 7:51.
Los cuales juzgarán al pueblo en todo tiempo; y será que todo negocio grave lo traerán a ti, y ellos juzgarán todo negocio pequeño: alivia así la carga de sobre ti, y llevarla han ellos contigo. Ex. 18:22.
No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos. Dt. 16:19.
Mas alabase en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio, y justicia en la tierra: porque estas cosas quiero, dice Jehová. Jer. 9:24.
La justicia, la justicia seguirás, porque vivas y heredes la tierra que Jehová tu Dios te da. Dt. 16:20.
Y en el pleito ellos estarán para juzgar; conforme a mis derechos lo juzgarán: y mis leyes y mis decretos guardarán en todas mis solemnidades, y santificarán mis sábados. Ez. 44:24.
Convocará a los cielos de arriba, Y a la tierra, para juzgar a su pueblo. Estos son los decretos, derechos y leyes que estableció Jehová entre sí y los hijos de Israel en el monte de Sinaí por mano de Moisés. Sal. 50:4. Lv. 26:46.

DECRETO DE DIOS SOBRE LA PENA DE MUERTE

FUE DICHO: NO MATARAS:
ARTÍCULO 1.- Éxodo 20:13. No matarás.
ARTÍCULO 2.- Mateo 26:52. Entonces Jesús le dice: Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomaren espada, a espada perecerán.
ARTÍCULO 3.- Mateo 5:21.Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; mas cualquiera que matare, será culpado del juicio.
ARTÍCULO 4.- Romanos 13:9. Porque: No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; no codiciarás: y si hay algún otro mandamiento, en esta sentencia se comprende sumariamente: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
ARTÍCULO 5.- 1 Juan 3:12. No como Caín, que era del maligno, y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.
ARTÍCULO 06.- Apocalipsis 13:10. El que lleva en cautividad, va en cautividad: el que a cuchillo matare, es necesario que a cuchillo sea muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos.
POR LOS SIGUIENTES DELITOS SE HARÁN ACREEDORES LA PENA DE MUERTE:
No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas. Entonces Abimelech mandó a todo el pueblo, diciendo: El que tocare a este hombre o a su mujer, de cierto morirá. 1 Cr. 16:22. Sal. 105:15. Gn. 26:11.
PARA LOS ASESINOS:
ARTÍCULO 07.- Éxodo 21:12. Levítico 26:17. El que hiriere a alguno, haciéndole así morir, él morirá. *Y pondré mi ira sobre vosotros, y seréis heridos delante de vuestros enemigos; y los que os aborrecen se enseñorearán de vosotros, y huiréis sin que haya quien os persiga.
ARTÍCULO 08.- Números 35:16,17. Y si con instrumento de hierro lo hiriere y muriere, homicida es; el homicida morirá: *Y si con piedra de mano, de que pueda morir, lo hiriere, y muriere, homicida es; el homicida morirá.
ARTÍCULO 09.- Números 35:18,19. Y si con instrumento de palo de mano, de que pueda morir, lo hiriere, y muriere, homicida es; el homicida morirá. *El pariente del muerto, él matará al homicida: cuando lo encontrare, él le matará.
ARTÍCULO 10.- Números 35:20,21. Y si por odio lo empujó, o echó sobre él alguna cosa por asechanzas, y muere; *O por enemistad lo hirió con su mano, y murió: el heridor morirá; es homicida; el pariente del muerto matará al homicida, cuando lo encontrare.
ARTÍCULO 11.- Éxodo 21:14,15,16. Además, si alguno se ensoberbeciere contra su prójimo, y lo matare con alevosía, de mi altar lo quitarás para que muera. *Y el que hiriere a su padre o a su madre, morirá. *Asimismo el que robare una persona, y la vendiere, o se hallare en sus manos, morirá.
ARTÍCULO 12.- Éxodo 21: 22. Si algunos riñeren, e hiriesen a mujer preñada, y ésta abortare, pero sin haber muerte, será penado conforme a lo que le impusiere el marido de la mujer y juzgaren los árbitros.
Ex. 21:23,24,25. Mas si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida, *Ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, *Quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe.
ARTÍCULO 13.- Levítico 24:20. Rotura por rotura, ojo por ojo, diente por diente: según la lesión que habrá hecho a otro, tal se hará a él.
ARTÍCULO 14.- Mateo 5:38. Oísteis que fue dicho a los antiguos: Ojo por ojo, y diente por diente.
ARTÍCULO 15.- Deuteronomio 21:22. Cuando en alguno hubiere pecado de sentencia de muerte, por el que haya de morir, y le habrás colgado de un madero.
HOMICIDIO POR YERRO O ACCIDENTAL:
ARTÍCULO 16.- Números 35:22,23. Mas si casualmente lo empujó sin enemistades, o echó sobre él cualquier instrumento sin asechanzas, *O bien, sin verlo, hizo caer sobre él alguna piedra, de que pudo morir, y muriere, y él no era su enemigo, ni procuraba su mal.
ARTÍCULO 17.- Éxodo 21:22,23. Si algunos riñeren, e hiriesen a mujer preñada, y ésta abortare, pero sin haber muerte, será penado conforme a lo que le impusiere el marido de la mujer y juzgaren los árbitros. *Más si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida.
ARTÍCULO 18.- Deuteronomio 19:4. Y este es el caso del homicida que ha de huir allí, y vivirá: el que hiriere a su prójimo por yerro, que no le tenía enemistad desde ayer ni antes de ayer.
ARTÍCULO 19.-Deuteronomio 19:5. Como el que fue con su prójimo al monte a cortar leña, y poniendo fuerza con su mano en el hacha para cortar algún leño, saltó el hierro del cabo, y encontró a su prójimo, y murió; aquél huirá a una de aquestas ciudades, y vivirá.
ALTERNATIVA PARA HOMICIDIO POR YERRO
ARTÍCULO 20.- Deuteronomio 4:41,42. Entonces apartó Moisés tres ciudades de esta parte del Jordán al nacimiento del sol. *Para que huyese allí el homicida que matase a su prójimo por yerro, sin haber tenido enemistad con él desde ayer ni antes de ayer; y que huyendo a una de estas ciudades salvara la vida.
ARTÍCULO 21.- Números 35:24,25. Entonces la congregación juzgará entre el heridor y el pariente del muerto conforme a estas leyes: *Y la congregación librará al homicida de mano del pariente del muerto, y la congregación lo hará volver a su ciudad de acogimiento, a la cual se había acogido; y morará en ella hasta que muera el gran sacerdote, el cual fié ungido con el aceite santo.
ARTÍCULO 22.- Números 35:26,27. Y si el homicida saliere fuera del término de su ciudad de refugio, a la cual se acogió, *Y el pariente del muerto le hallare fuera del término de la ciudad de su acogida, y el pariente del muerto al homicida matare, no se le culpará por ello.
ARTÍCULO 23.- Números 35:28. Pues en su ciudad de refugio deberá aquél habitar hasta que muera el gran sacerdote: y después que muriere el gran sacerdote, el homicida volverá a la tierra de su posesión.
SIENDO CULPABLE, se acogiere a una de estas ciudades, de allí lo sacaran y será juzgado conforme a la escritura.
ARTÍCULO 24.- Deuteronomio 19:11. Mas cuando hubiere alguno que aborreciere a su prójimo, y lo acechare, y se levantare sobre él, y lo hiriere de muerte, y muriere, y huyere a alguna de estas ciudades.
ARTÍCULO 25.- Deuteronomio 19:12,13. Entonces los ancianos de su ciudad enviarán y lo sacarán de allí, y entregarlo han en mano del pariente del muerto, y morirá. *No le perdonará tu ojo: y quitarás de Israel la sangre inocente, y te irá bien.
LOS QUE MATAN POR PRECIO:
ARTÍCULO 26.- Deuteronomio 27:25. Maldito el que recibiere don para herir de muerte al inocente. Y dirá todo el pueblo: Amén.
ARTÍCULO 27.- Ezequiel 22:12. Precio recibieron en ti para derramar sangre; usura y logro tomaste, y a tus prójimos defraudaste con violencia: olvidástete de mí, dice el Señor Jehová.
LOS QUE HIEREN A SUS PADRES:
ARTÍCULO 28.- Éxodo 21:15,17. Y el que hiriere a su padre o a su madre, morirá. *Igualmente el que maldijere a su padre o a su madre, morirá.
ARTÍCULO 29.- Levítico 20:9. Porque varón que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá: a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él.
HIJO REBELDE LADRÓN Y ASESINO:
ARTÍCULO 30.- Deuteronomio 21:18,19. Cuando alguno tuviere hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndolo castigado, no les obedeciere; *Entonces tomarlo han su padre y su madre, y lo sacarán a los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar suyo.
ARTÍCULO 31.- Deuteronomio 21:20. Y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho.
ARTÍCULO 32.- Deuteronomio 21:21. Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán con piedras, y morirá: así quitarás el mal de en medio de ti; y todo Israel oirá, y temerá.
ARTÍCULO 33.- Mateo 15:4. Porque Dios mandó, diciendo: Honra al padre y a la madre, y, El que maldijere al padre o a la madre, muera de muerte.
ARTÍCULO 34.- Ezequiel 18:10,11. Mas si engendrare hijo ladrón, derramador de sangre, o que haga alguna cosa de éstas, *Y que no haga las otras; antes comiere sobre los montes, o violare la mujer de su prójimo.
ARTÍCULO 35.- Ezequiel 18:12,13. Al pobre y menesteroso oprimiere, cometiere robos, no tornare la prenda, o alzare sus ojos a los ídolos, é hiciere abominación, *Diere a usura, y recibiere aumento: ¿vivirá éste? No vivirá. Todas estas abominaciones hizo; de cierto morirá; su sangre será sobre él.
SECUESTRADORES:
ARTÍCULO 36.- Éxodo 21:16. Asimismo el que robare una persona, y la vendiere, o se hallare en sus manos, morirá.
ARTÍCULO 37.- Deuteronomio 24:7. Cuando fuere hallado alguno que haya hurtado persona de sus hermanos los hijos de Israel, y hubiere mercadeado con ella, o la hubiere vendido, el tal ladrón morirá, y quitarás el mal de en medio de ti.
ARTÍCULO 38.- 1 Timoteo 1:10. Esta ley del código penal es para los siguientes casos: Para los fornicarios, para los sodomitas, para los ladrones de hombres, para los mentirosos y perjuros, y si hay alguna otra cosa contraria a la sana doctrina.
PARA LOS ADÚLTEROS:
ARTÍCULO 39.- Levítico 20:10. Y el hombre que adulterare con la mujer de otro, el que cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, indefectiblemente se hará morir al adúltero y a la adúltera.
ARTÍCULO 40.- Levítico 20:11. Y cualquiera que se echare con la mujer de su padre, la desnudez de su padre descubrió: ambos han de ser muertos; su sangre será sobre ellos.
ARTÍCULO 41.- Deuteronomio 22:22. Cuando se sorprendiere alguno echado con mujer casada con marido, entrambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer: así quitarás el mal de Israel.
ARTÍCULO 42.- Deuteronomio 22:23. Cuando fuere moza virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se echare con ella.
ARTÍCULO 43.- Deuteronomio 22:24. Entonces los sacaréis a ambos a la puerta de aquella ciudad, y los apedrearéis con piedras, y morirán; la moza porque no dio voces en la ciudad, y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo: así quitarás el mal de en medio de ti.
ARTÍCULO 44.- Deuteronomio 22:25. Mas si el hombre halló una moza desposada en la campo, y él la agarrare, y se echare con ella, morirá sólo el hombre que con ella se habrá echado.
ARTÍCULO 45.- Deuteronomio 22:26,27. Y a la moza no harás nada; no tiene la moza culpa de muerte: porque como cuando alguno se levanta contra su prójimo, y le quita la vida, así es esto: *Porque él la halló en el campo: dio voces la moza desposada, y no hubo quien la valiese.
PARA LOS FORNICARIOS:
ARTÍCULO 46.- Levítico 21:9. Y la hija del varón sacerdote, si comenzare a fornicar, a su padre amancilla: quemada será al fuego.
ARTÍCULO 47.- Levítico 20:11. Y cualquiera que se echare con la mujer de su padre, la desnudez de su padre descubrió: ambos han de ser muertos; su sangre será sobre ellos.
ARTÍCULO 48.- Levítico 20:17. Y cualquiera que tomare a su hermana, hija de su padre o hija de su madre, y viere su desnudez, y ella viere la suya, cosa es execrable; por tanto serán muertos a ojos de los hijos de su pueblo: descubrió la desnudez de su hermana; su pecado llevará.
ARTÍCULO 49.- Génesis 38:24. Y acaeció que al cabo de unos tres meses fue dado aviso a Judá, diciendo: Thamar tu nuera ha fornicado, y aun cierto está preñada de las fornicaciones. Y Judá dijo: Sacadla, y sea quemada.
ARTÍCULO 50.- Deuteronomio 22:13. Cuando alguno tomare mujer, y después de haber entrado a ella la aborreciere.
ARTÍCULO 51.- Deuteronomio 22:14,20. Y le pusiere algunas faltas, y esparciere sobre ella mala fama, y dijere: Esta tomé por mujer, y llegué a ella, y no la hallé virgen. 20 Mas si este negocio fue verdad, que no se hubiere hallado virginidad en la moza.
ARTÍCULO 52.- Deuteronomio 22:21. Entonces la sacarán a la puerta de la casa de su padre, y la apedrearán con piedras los hombres de su ciudad, y morirá; por cuanto hizo vileza en Israel fornicando en casa de su padre: así quitarás el mal de en medio de ti.
ARTÍCULO 53.- Jueces 21:11. Mas haréis de esta manera: mataréis a todo varón, y a toda mujer que hubiere conocido ayuntamiento de varón.
ARTÍCULO 54.- Números 31:17. Matad pues ahora todos los varones entre los niños: matad también toda mujer que haya conocido varón carnalmente.
LOS QUE PRACTICAN EL ABORTO:
ARTÍCULO 55.- Éxodo 21:22,23. Si algunos riñeren, e hiriesen a mujer preñada, y ésta abortare, pero sin haber muerte, será penado conforme a lo que le impusiere el marido de la mujer y juzgaren los árbitros. *Más si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida.
SODOMITAS:
ARTÍCULO 56.- Levítico 20:13. Y cualquiera que tuviere ayuntamiento con varón como con mujer, abominación hicieron: entrambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.
ARTÍCULO 57.- Deuteronomio 23:17. No habrá ramera de las hijas de Israel, ni habrá sodomítico de los hijos de Israel.
Romanos 1:27. Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino a su extravío.
COPULA CON ANIMALES:
ARTÍCULO 58.- Levítico 20:15. Y cualquiera que tuviere cópula con bestia, ha de ser muerto; y mataréis a la bestia.
ARTÍCULO 59.- Levítico 20:16. Y la mujer que se allegare a algún animal, para tener ayuntamiento con él, a la mujer y al animal matarás: morirán infaliblemente; será su sangre sobre ellos.
ARTÍCULO 60.- Éxodo 22:19. Cualquiera que tuviere ayuntamiento con bestia, morirá.
LOS QUE SACRIFICAN A DIOSES AJENOS:
ARTÍCULO 61.- Deuteronomio 27:15. Maldito el hombre que hiciere escultura o imagen de fundición, abominación a Jehová, obra de mano de artífice, y la pusiere en oculto. Y todo el pueblo responderá y dirá: Amén.
ARTÍCULO 62.- Deuteronomio 18:20. Empero el profeta que presumiere hablar palabra en mi nombre, que yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá.
ARTÍCULO 63.- Deuteronomio 13:6. Cuando te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, o tu hija, o la mujer de tu seno, o tu amigo que sea como tu alma, diciendo en secreto: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocisteis.
ARTÍCULO 64.- Deuteronomio 13:7. De los dioses de los pueblos que están en vuestros alrededores cercanos a ti, o lejos de ti, desde el un cabo de la tierra hasta el otro cabo de ella.
ARTÍCULO 65.- Deuteronomio 13:8,9. No consentirás con él, ni le darás oído; ni tu ojo le perdonará, ni tendrás compasión, ni lo encubrirás: *Antes has de matarlo; tu mano será primero sobre él para matarle, y después la mano de todo el pueblo.
ARTÍCULO 66.- Deuteronomio 13:10. Y has de apedrearlo con piedras, y morirá; por cuanto procuró apartarte de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de siervos.
ARTÍCULO 67.- Deuteronomio 13:13. Hombres, hijos de impiedad, han salido de en medio de ti, que han instigado a los moradores de su ciudad, diciendo: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que vosotros no conocisteis.
ARTÍCULO 68.- Deuteronomio 13:14. Tú inquirirás, y buscarás, y preguntarás con diligencia; y si pareciere verdad, cosa cierta, que tal abominación se hizo en medio de ti.
ARTÍCULO 69.- Deuteronomio 13:15. Irremisiblemente herirás a filo de espada los moradores de aquella ciudad, destruyéndola con todo lo que en ella hubiere, y también sus bestias a filo de espada.
ARTÍCULO 70.- Éxodo 22:20. El que sacrificare a dioses, excepto a sólo Jehová, será muerto.
LOS QUE BLASFEMAN EL NOMBRE DE JEHOVÁ:
ARTÍCULO 71.- Levítico 24:16. Y el que blasfemare el nombre de Jehová, ha de ser muerto; toda la congregación lo apedreará: así el extranjero como el natural, si blasfemare el Nombre, que muera.
ARTÍCULO 72.- 2 Samuel 19:21. Y Abisai hijo de Sarvia respondió y dijo: ¿No ha de morir por esto Semei, que maldijo al ungido de Jehová?
HECHICEROS:
ARTÍCULO 73.- Levítico 20:27. Y el hombre o la mujer en quienes hubiere espíritu phitónico o de adivinación, han de ser muertos: los apedrearán con piedras; su sangre sobre ellos.
ARTÍCULO 74.- Éxodo 22:18. A la hechicera no dejarás que viva.

Autor: Ezequiel  Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.