JEHOVÁ DIOS HA DECRETADO LA SEMANA DE LA SANIDAD PARA TODO EL PUEBLO, CANTAD ALABANZAS Y PAGAD LA SANIDAD CON LA OFRENDA.....

7.18.2012

Convertidos


PARA LOS CONVERTIDOS

La Paz del Señor sea con todos vosotros:

Entonces, así mismo como dije el 6 de enero del 2000, vamos a aclarar a lo espiritual primeramente y que en su propio peso entenderían y así de tiempo en tiempo, con el fin de que se arrepientan, muy bien, ahora les estoy hablando claro, porque ya no ven mi carne, en ella tropezaron, 1 P. 2:6 al 8, por lo cual también, contiene la escritura, he aquí, yo pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa, y el que creyere en ella no será confundido, ella es pues honor a vosotros que creéis más para los desobedientes, la piedra que los edificadores reprobaban, esta fue hecha la cabeza del ángulo y piedra de tropiezo y roca de escándalo a aquellos que tropiezan en la palabra, siendo desobedientes, para lo cual fueron también ordenados, Ro. 9:31,32. Is. 8:14. Gn. 49:24. Lc. 2:34.

1 Co. 1:23 al 26. Más nosotros predicamos a Cristo Crucificado, a los judíos ciertamente tropezadero y a los gentiles locura, empero a los llamados. Así judíos como griegos, Cristo potencia de Dios y sabiduría de Dios y aún hasta el día de hoy, cuando Moisés es leído, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. Mas cuando se convirtieren al Señor, el velo se quitará porque él es el espíritu y donde hay el espíritu del señor allí hay libertad, 2 Co. 3:7 al 9.

De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne, y aún si a Cristo conocimos según la carne, empero ahora ya no le conocemos, de modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las viejas pasaron, he aquí todos son hechos nuevos, 2 Co. 5:16,17, vers, 18 al 20, así que amados pues tenemos tales promesas, limpiémonos de toda inmundicia de carne y de espíritu, perfeccionando la santificación en amor de Dios, 2 Co. 8:1, porque ejemplo os he dado, Jn. 13:15. Ro. 3:31.

Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia, orad para vosotros barbecho, porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia, Os. 10:12, Stg. 3:17,18. Ro. 10:4, entonces ahora, por el Espíritu de vida de Cristo Jesús sigamos adelante, no mirando a las cosas que se ven, sino a las que no se ven, 2 Co. 4:18. 5:5,6. Col. 3:1 al 3 ver 5 al 14.

Más el que nos hizo para esto mismo, es Dios, el cual nos has dado la prenda del espíritu. Así que vivimos confiados y sabiendo, que entre tanto que estamos en el cuerpo, peregrinamos ausentes del Señor. Si habéis pues resucitado con cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. No mintáis los unos a los otros, habiendo despojado del viejo hombre con sus hechos y revestíos del nuevo, el cual por el conocimiento es renovado conforme a la imagen del que lo crió, Sal. 51:10 al 13. Gn. 1:14.

Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el santuario por la sangre de Jesucristo, lleguémonos con corazón verdadero, en plena certidumbre de fe purificados los corazones de mala conciencia y lavados los cuerpos con agua limpia, He. 10:19,22. Is. 43:25. 48:11. Is. 1:16,18. 1 Co. 6.11. Venid luego, dirá Jehová y estemos a cuenta, si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve será emblanquecidos; si fueran rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

En corazón limpio, ya no existe fe fingida, antes es sincero. Hijitos no nos amemos en palabras, sino de obra y verdad, 1 Jn. 3:18, y luego todos unánimes de un solo corazón en el nombre de Jesucristo el Señor. Hablemos todos una misma cosa, y que no haya entre nosotros disensiones, antes, seamos perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer, 1 Co. 10:1, porque el que dice que está en la luz y aborrece a su hermano, el tal aún está en tinieblas, así mismo dice: cualquiera que aborrece a su hermano, es homicida, y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna en si. Precisamente por eso les digo, hermanos, si alguno de vosotros ha errado de la verdad y alguno le convierte, sepa que el que hubiere hecho convertir al pecador del erro, salvará un alma de la muerte y cubrirá multitud de pecados, Stg. 5:19,20. Pr. 10:12. 1 P. 4:8. Ro. 4: 6 al 8.

Sobrellevándonos unos a otros, nuestras cargas y cumplamos así la Ley de Cristo. Porque toda Ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, Ga. 6:2. 5:14, así seremos hijos de nuestro Padre que está en los cielos, logrando ser hombres de verdad, sin hipocresías, Mt. 5:44,45,48. Pr. 28:20. 1 Jn. 4:20.

Porque el Dios celoso, Jehová tu Dios, en medio de nosotros esté y no se inflame su furor contra nosotros y nos destruya, Dt. 6:15, porque cualquiera que oye mis palabras, que el hablaré, yo le residenciaré si no los pone por obra, Dt. 18:19. Ex. 23:21. Guardémonos delante de él, no seamos rebeldes a su voz, porque él no perdonará si nos rebelamos, así como los demás que no creen en él.

Yo soy el pan vivo que he descendido del cielo, si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre, el cual yo daré por la vida del mundo, salí del Padre, y he venido al mundo; otra vez dejo el mundo y voy al padre, Jn. 6:51. 16:28. El que en Él cree, no es condenado; más el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del Unigénito Hijo de Dios.

Jn. 16:4,5, esto empero no os lo dije al principio, porque yo estaba con vosotros. Mas ahora voy al Padre que me envió; y ninguno de vosotros me pregunta ¿A dónde vas?. Porque he aquí que Jehová vendrá con fuego, para dar el pago a cada uno, según su obra. Y todos los que no creyeron serán lanzados el fuego de azufre, Is. 66:15,16, 2 Ts. 1:8,9. He. 10:28,29. Sabe el Señor librar de tentación a los píos y reservar a los injustos para ser atormentados en el día del juicio. Y principalmente a aquellos que siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, 2 P. 2:9,10. Más a los temerosos e incrédulos, en fin a todos los mentirosos, su parte será en el lago de fuego ardiendo; que es la muerte segunda. El que da testimonio de estas cosas dice: ciertamente, vengo en breve. Amén, sea así. Ven: Señor Jesús, la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.

Autor: Ezequiel  Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.