1.11.2012

Corazón del Hombre

CORAZÓN DEL HOMBRE

La Paz del Señor sea con todos Vosotros:

Art. 1.- El corazón del hombre, que sirve al pecado y permite que el diablo reine en su corazón, cuando no obedece la palabra de Dios, que son los Diez Mandamientos de la Ley de Dios.

Efesios 2:2,3. En que en otro tiempo anduvisteis conforme a la condición de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia: 3  Entre los cuales todos nosotros también vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza hijos de ira, también como los demás.
Jeremías 6:19. Oye, tierra. He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus pensamientos; porque no escucharon a mis palabras, y aborrecieron mi ley.

Art. 2.- Realmente, los siete demonios con el jefe son ocho, son los malos espíritus, que viven dentro del CORAZÓN DEL HOMBRE y simbolizan los siete animales.

Lucas 8:1,2. Y ACONTECIÓ después, que él caminaba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él, 2 Y algunas mujeres que habían sido curadas de malos espíritus y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la cual habían salido siete demonios.

EL PAVO REAL; supera a todas las demás aves en orgullo y representa la soberbia en riquezas, altos puestos de honor, tener en poco, despreciar y oprimir a los demás.

Jeremías 48:29. Oído hemos la soberbia de Moab, que es muy soberbio: su hinchazón y su orgullo, y su altivez y la altanería de su corazón.
Proverbios 16:18. Antes del quebrantamiento es la soberbia; y antes de la caída la altivez de espíritu.
Proverbios 21:4. Altivez de ojos, y orgullo de corazón, y el brillo de los impíos, son pecado.
Isaías 2:11. La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y Jehová solo será ensalzado en aquel día.
Isaías 13:11. Y visitaré la maldad sobre el mundo, y sobre los impíos su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.
Proverbios 16:5. Abominación es á Jehová todo altivo de corazón: Aunque esté mano sobre mano, no será reputado inocente.

EL MACHO CABRIO; es imagen de la concupiscencia y toda suerte de impurezas.

Romanos 1:24. Por lo cual también Dios los entregó a inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos.
Efesios 4:18. Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón.
Santiago 1:14,15. Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído, y cebado. 15 Y la concupiscencia, después que ha concebido, pare el pecado: y el pecado, siendo cumplido, engendra muerte.

EL CERDO; glotonería, exceso en comida, bebida, embriaguez.

Deuteronomio 21:20. Y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho.
1 Pero 4:3. Porque nos debe bastar que el tiempo pasado de nuestra vida hayamos hecho la voluntad de los Gentiles, cuando conversábamos en lascivias, en concupiscencias, en embriagueces, y en abominables idolatrías.
Proverbios 31:5. No sea que bebiendo olviden la ley, Y perviertan el derecho de todos los hijos afligidos.
Isaías 5:11. ¡Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende!.

EL SAPO; avaricia, codiciar los bienes terrenales, insaciable.

Lucas 12:15. Y díjoles: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.
Efesios 5:3. Pero fornicación y toda inmundicia, ó avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; 4 Ni palabras torpes, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen; sino antes bien acciones de gracias. 5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, ó inmundo, ó avaro, que es servidor de ídolos, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.
Jeremías 6:13. Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande de ellos, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores.
Jeremías 22:17. Mas tus ojos y tu corazón no son sino a tu avaricia, y a derramar la sangre inocente, y a opresión, y a hacer agravio.
Colosenses 3:5,6. Amortiguad, pues, vuestros miembros que están sobre la tierra: fornicación, inmundicia, molicie, mala concupiscencia, y avaricia, que es idolatría: 6  Por las cuales cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de rebelión.

LA SERPIENTE; envidia, malignidad, falsedad, engaño.

Eclesiastés 4:4. Visto he asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras mueve la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.
Proverbios 14:30. El corazón apacible es vida de las carnes: mas la envidia, pudrimiento de huesos.
Romanos 1:28,29,30,31. Y como a ellos no les pareció tener a Dios en su noticia, Dios los entregó a una mente depravada, para hacer lo que no conviene, 29 Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades; 30 Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia.
Filipenses 1:15. Y algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y porfía; mas algunos también por buena voluntad.

EL TIGRE; ira, crueldad, malicia, ferocidad.

Colosenses 3:8. Mas ahora, dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, maledicencia, torpes palabras de vuestra boca.
Gálatas 5:19, 20,21. Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, disolución, 20 Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes a éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios.
Eclesiastés 7:9. No te apresures en tu espíritu a enojarte: porque la ira en el seno de los necios reposa.
Proverbios 21:19. Mejor es morar en tierra del desierto, que con la mujer rencillosa é iracunda.
Proverbios 16:28. El hombre perverso levanta contienda; y el chismoso aparta los mejores amigos.
Pro 22:24,25. No te entrometas con el iracundo, ni te acompañes con el hombre de enojos;  25  Porque no aprendas sus maneras, Y tomes lazo para tu alma.
Tito 1:7,8,9. Porque es menester que el obispo sea sin crimen, como dispensador de Dios; no soberbio, no iracundo, no amador del vino, no heridor, no codicioso de torpes ganancias; 8 Sino hospedador, amador de lo bueno, templado, justo, santo, continente; 9 Retenedor de la fiel palabra que es conforme a la doctrina: para que también pueda exhortar con sana doctrina, y convencer a los que contradijeren.
Santiago 1:18-25. El, de su voluntad nos ha engendrado por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas. 19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardío para hablar, tardío para airarse: 20 Porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. 21 Por lo cual, dejando toda inmundicia y superfluidad de malicia, recibid con mansedumbre la palabra ingerida, la cual puede hacer salvas vuestras almas. 22 Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 23 Porque si alguno oye la palabra, y no la pone por obra, este tal es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. 24 Porque él se consideró a sí mismo, y se fue, y luego se olvidó qué tal era. 25 Mas el que hubiere mirado atentamente en la perfecta ley, que es la de la libertad, y perseverado en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este tal será bienaventurado en su hecho.

LA TORTUGA; pereza, ociosidad, vicios, celo.

Eclesiastés 10:18. Por la pereza se cae la techumbre, y por flojedad de manos se llueve la casa.
Proverbios 19:15. La pereza hace caer en sueño; y el alma negligente hambreará.
Proverbios 20:4. El perezoso no ara a causa del invierno; pedirá pues en la siega, y no hallará.
Proverbios 6:6-11. Ve a la hormiga, oh perezoso mira sus caminos, y sé sabio; 7 La cual no teniendo capitán, ni gobernador, ni señor, 8 Prepara en el verano su comida y allega en el tiempo de la siega su mantenimiento. 9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? 10 Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo: 11 Así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre de escudo.
Romanos 12:11-13. En el cuidado no perezosos; ardientes en espíritu; sirviendo al Señor; 12 Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración; 13 comunicando a las necesidades de los santos; siguiendo la hospitalidad.
Hebreos 6:11,12. Mas deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el cabo, para cumplimiento de la esperanza: 12 Que no os hagáis perezosos, mas imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.
Eclesiastés 9:10. Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el sepulcro, adonde tú vas, no hay obra, ni industria, ni ciencia, ni sabiduría.

Art. 3.- Estos siete demonios o malos espíritus, representan los siete animales y son los que contaminan al hombre

Mateo 15:11,18-20. No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. 18 Mas lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. 19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, muertes, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, blasfemias. 20 Estas cosas son las que contaminan al hombre: que comer con las manos por lavar no contamina al hombre.


Art. 4.- Del corazón del hombre, la expulsión de los siete demonios o espíritus malos, es al instante, mediante el Espíritu Santo de Dios, cuando por primera vez, oyendo la palabra de Dios, cree y obedece, el decálogo universal que son los diez mandamientos.

Efesios 1:13. En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.
Juan 15:3. Ya vosotros sois limpios por la palabra que os he hablado.
Hebreos 4:12. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos: y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Art. 5.- Dios pone su Espíritu Santo, dentro del Corazón del hombre, para obedecer su palabra, que son los diez mandamientos de la Ley de Dios

Ezequiel 36:26,27. Y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré corazón de carne. 27 Y pondré dentro de vosotros mi espíritu, y haré que andéis en mis mandamientos, y guardéis mis derechos, y los pongáis por obra.
Ezequiel 11:19,20. Y darles he un corazón, y espíritu nuevo daré en sus entrañas; y quitaré el corazón de piedra de su carne, y daréles corazón de carne; 20 Para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis juicios y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios.
Proverbios 1:23. Volveos a mi reprensión: he aquí yo os derramaré mi espíritu, y os haré saber mis palabras.
Lucas 8:21. El entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la ejecutan.
Lucas 11:28. Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.
Hechos 5:32. Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.

Art. 6.- El corazón del hombre, después de obedecer la Palabra de Dios, nuevamente vuelve al pecado y sirve otra vez al diablo

Lucas 11:24,26. Cuando el espíritu inmundo saliere del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Me volveré a mi casa de donde salí. 25 Y viniendo, la halla barrida y adornada. 26 Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, habitan allí: y lo postrero del tal hombre es peor que lo primero.
Mateo 12:43-45. Cuando el espíritu inmundo ha salido del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. 44 Entonces dice: Me volveré a mi casa de donde salí: y cuando viene, la halla desocupada, barrida y adornada. 45 Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y son peores las cosas últimas del tal hombre que las primeras: así también acontecerá a esta generación mala.
2 Pedro 2:20,21,22. Ciertamente, si habiéndose ellos apartado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, y otra vez envolviéndose en ellas, son vencidos, sus postrimerías les son hechas peores que los principios. 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, tornarse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro se volvió a su vómito, y la puerca lavada á revolcarse en el cieno.
Proverbios 26:11 Como perro que vuelve a su vómito, así el necio que repite su necedad.

Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.

0 comentarios :

IGLESIA QUITO LUZ DEL MUNDO - ECUADOR.