TODA LA HUMANIDAD DEBE CONVERTIRSE A JEHOVÁ DIOS, QUIEN MORA EN SU PROFETA JONÁS....

7.06.2012

Cuarto Mandamiento


FUNDAMENTOS DEL CUARTO MANDAMIENTO

La Paz del Señor sea con todos vosotros:

ACORDARTE HAS DEL DIA DEL REPOSO

Ex. 20:8.- Acordarte has del día del reposo, para santificarlo.
Dt. 5:12.- Guardarás el día del reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado.
Dt. 5:15.- Y acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido: por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día del reposo.
Is. 28:12.- A los cuales él dijo: Este es el reposo: dad reposo al cansado; y éste es el refrigerio: mas no quisieron oír.
Lv. 16:31.- Sábado de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas, por estatuto perpetuo.
Lc. 23:56.- Y vueltas, aparejaron drogas aromáticas y ungüentos; y reposaron el sábado, conforme al mandamiento.
He. 4:1.- Temamos, pues, que quedando aún la promesa de entrar en su reposo, parezca alguno de vosotros haberse apartado.
He. 4:9.- Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios.
Is. 30:15.- Porque así dijo el Señor Jehová, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis.
He.4:3.- Empero entramos en el reposo los que hemos creído, de la manera que dijo: Como juré en mi ira, No entrarán en mi reposo: aun acabadas las obras desde el principio del mundo.
Sal. 119:66.- Enséñame bondad de sentido y sabiduría; Porque tus mandamientos he creído.

SEIS DIAS TRABAJARÁS

Ex. 20:9.- Seis días trabajarás, y harás toda tu obra.
Ex. 31:15.- Seis días se hará obra, mas el día séptimo es sábado de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que hiciere obra el día del sábado, morirá ciertamente.
Ex. 34:21.- Seis días trabajarás, mas en el séptimo día cesarás: cesarás aun en la arada y en la siega.
Ex. 35:2.- Seis días se hará obra, mas el día séptimo os será santo, sábado de reposo a Jehová: cualquiera que en él hiciere obra, morirá.
Lv. 23:3.- Seis días se trabajará, y el séptimo día sábado de reposo será, convocación santa: ninguna obra haréis; sábado es de Jehová en todas vuestras habitaciones.
Dt. 5:13.- Seis días trabajarás y harás toda tu obra.
Ex. 23:12.- Seis días harás tus negocios, y al séptimo día holgarás, a fin que descanse tu buey y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu sierva, y el extranjero.
Lc. 13:14.- Y respondiendo el príncipe de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese curado en sábado, dijo a la compañía: Seis días hay en que es necesario obrar: en estos, pues, venid y sed curados, y no en días de sábado.
Ex. 16:22.- En el sexto día recogieron doblada comida, dos gomeres para cada uno: y todos los príncipes de la congregación vinieron a Moisés, y se lo hicieron saber.
Ex. 16:26.- En los seis días lo recogeréis; mas el séptimo día es sábado, en el cual no se hallará.
Ex. 16:29.- Mirad que Jehová os dió el sábado, y por eso os da en el sexto día pan para dos días. Estése, pues, cada uno en su estancia, y nadie salga de su lugar en el séptimo día.
Mr. 2:27.- También les dijo: El sábado por causa del hombre es hecho; no el hombre por causa del sábado.
(Mt. 12:12.).- Pues ¿Cuánto más vale un hombre que una oveja? Así que, lícito es en los sábados hacer bien.

NO HAGAS EN EL OBRA ALGUNA

Ex. 20:10.- Mas el séptimo día será reposo para Jehová tu Dios: no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.
Dt. 5:14.- Mas el séptimo es reposo a Jehová tu Dios: ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni tu peregrino que está dentro de tus puertas: porque descanse tu siervo y tu sierva como tú.
Jr. 17:21.- Así ha dicho Jehová: Guardaos por vuestras vidas, y no traigáis carga en el día del sábado, para meter por las puertas de Jerusalem.
Jr. 17:22.- Ni saquéis carga de vuestras casas en el día del sábado, ni hagáis obra alguna: mas santificad el día del sábado, como mandé a vuestros padres.
Is. 58:13.- Si retrajeres del sábado tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y al sábado llamares delicias, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no haciendo tus caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus palabras.
Is. 56:2.- Bienaventurado el hombre que esto hiciere, y el hijo del hombre que esto abrazare: que guarda el sábado de profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal.
Is. 56:4.- Porque así dijo Jehová a los eunucos que guardaren mis sábados, y escogieren lo que yo quiero, y abrazaren mi pacto.
Is. 56:6.- Y a los hijos de los extranjeros que se allegaren a Jehová para ministrarle, y que amaren el nombre de Jehová para ser sus siervos: a todos los que guardaren el sábado de profanarlo, y abrazaren mi pacto.
Neh. 10:31.- Asimismo, que si los pueblos de la tierra trajesen a vender mercaderías y comestibles en día de sábado, nada tomaríamos de ellos en sábado, ni en día santificado; y que dejaríamos el año séptimo, con remisión de toda deuda.
Neh. 13:16.- También estaban en ella Tirios que traían pescado y toda mercadería, y vendían en sábado a los hijos de Judá en Jerusalem.
Neh. 13:19.- Sucedió pues, que cuando iba oscureciendo a las puertas de Jerusalem antes del sábado, dije que se cerrasen las puertas, y ordené que no las abriesen hasta después del sábado; y puse a las puertas algunos de mis criados, para que en día de sábado no entrasen carga.

EN SEIS DIAS HIZO JEHOVÁ LOS CIELOS Y LA TIERRA

Gn. 2:2.- Y acabó Dios en el día séptimo su obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda su obra que había hecho.
Gn. 2:3.- Y bendijo Dios al día séptimo, y santificólo, porque el él reposó de toda su obra que había Dios criado y hecho.
Ex. 20:11.- Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día del reposo y lo santificó.
He. 4:4.- Porque en un cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día.
He. 4:10.- Porque el que ha entrado en su reposo, también él ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.
(Ex. 31:13.).- Y tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: Con todo eso vosotros guardaréis mis sábados: porque es señal entre mí y vosotros por vuestras edades, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico.
(Ex. 31:17.).- Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó, y reposó.
(Ez. 20:12.).- Y diles también mis sábados que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico.
(20:20.).- Y santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios.

GUARDARÁS PUES EL SÁBADO

Ex. 31:14.- Así que guardaréis el sábado, porque santo es a vosotros: el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella alma será cortada de en medio de sus pueblos.
Ex. 31:16.- Guardarán, pues, el sábado los Hijos de Israel: celebrándolo por sus edades por pacto perpetuo.
Lv. 23:32.- Sábado de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve del mes en la tarde: de tarde a tarde holgaréis vuestro sábado.
He. 4:3.- Empero entramos en el reposo los que hemos creído, de la manera que dijo: Como juré en mi ira, No entrarán en mi reposo: aun acabadas las obras desde el principio del mundo.
He. 4:9.- Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios.
He. 4:11.- Procuremos pues de entrar en aquel reposo; que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.
Ez. 46:3.- Asimismo adorará el pueblo de la tierra delante de Jehová, a la entrada de la puerta, en los sábados y en las nuevas lunas.
(Neh. 9:13.).- Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y dísteles juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos.
(Neh. 9:14.).- Y notificásteles el sábado tuyo santo, y les prescribiste, por mano de Moisés tu siervo, mandamientos y estatutos y ley.
(Mal. 4:4.).- Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.

AYUNO AGRADABLE A JEHOVÁ

Is. 58:5.- ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que encorve su cabeza como junco, y haga cama de saco y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?
Is. 58:6. ¿No es antes el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, deshacer los haces de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?
Mt. 6:17.- Mas tú, cuando ayunas, unge tu cabeza y lava tu rostro.
Mt. 6:18.- Para no parecer a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto: y tu Padre que ve en secreto, te recompensará en público.
Mt. 17:21.- Mas este linaje no sale sino por oración y ayuno.
(Lv. 16:31.).- Sábado de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas, por estatuto perpetuo.
Autor: Ezequiel  Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.