TODA LA HUMANIDAD DEBE CONVERTIRSE A JEHOVÁ DIOS, QUIEN MORA EN SU PROFETA JONÁS....

7.25.2012

Hijo de Hombre - Primera Parte



EL HIJO DEL HOMBRE – PRIMERA PARTE

La Paz del Señor sea con todos vosotros:

¿Quién es el Hijo del Hombre?, es el Hijo de Dios, Jn. 3:13; Dios es Espíritu y cuando se manifiesta en la carne, son dos en uno, uno visible y el otro invisible, Ap. 11:3,4. Col. 2:5; hay hombre celestial y terrenal, 1 Co. 15:49, uno es tierra visible, el otro es Espíritu invisible, este hombre de Dios nos trajo la comida para la vida eterna, el Espíritu Santo en su corazón Jn. 2:13.

¿Quién es el mensajero?, Mal. 3:1, es un enviado, Dios es Espíritu y el enviado es su hijo, el Espíritu Santo, 1 P. 1:12. Ap. 1:1. 22:16; entonces, el espíritu vino al mundo, esto es en la carne, las obras de la carne son del mundo, ahí descendió el Espíritu Santo, en un corazón sucio, por amor de sí mismo para limpiarlo y levantar un Templo Santo para el Señor, Jn. 16:28. 1:14. Jn. 4:9; el primer mundo que Dios restauró se llama Israel, en el cuerpo terrenal del Maestro Ezequiel Ataucusi Gamonal y ahora en el cuerpo físico de Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, Jn. 3:16.

¿A quién amó?, 2 Cr. 9:8, la obra de amor manifestado en él, es la promesa de Dios para todos, los que creyeron en Él, porque vino en el nombre de Dios, Jn. 1:12,13.

Entonces como Dios amó a Israel, tenía que restaurar su templo, conforme la promesa, ese primer templo en este postrer tiempo fue Ezequiel Ataucusi Gamonal y ahora ese templo es Ezequiel Jonás Ataucusi Molina; él fue el primero que resucitó de los muertos, como templo vivo de entre los hombres.

Entonces ese templo es su cuerpo de carne y hueso, edificado por el Espíritu de Dios, este es JESUCRISTO HOMBRE, 1 Tm. 2:5,6. 1 Jn. 5:6; es el verdadero templo de Dios o tabernáculo entre nosotros, Ap. 21:3. Ex. 29:45; entonces dice, hacedme un santuario, Ex. 25:8, hacedme quiere decir, séame vosotros un santuario o morada para vivir, luego entonces, el templo que construyó Moisés, el representante de la Ley, construirá un templo mundano con dicha Ley, figura de lo celestial, He. 10:1. 8:5. 9:1.

Y precisamente para la construcción del primer templo, Dios entregó la Ley en letra, en tablas de piedra del corazón, piedra quiere decir dureza, Ex. 24:12 y con la Ley en letra, hará morir todas las obras de la carne el hombre pecador, 2 Co. 3:6, para que buscando la paz y la santidad, pueda recibir el Nuevo Pacto, no en letra, más en Espíritu, 2 Co. 3:3, tengamos presente, Dios quiere un templo Santo y el cuerpo del hombre se santifica por medio del Espíritu Santo. Mas no puede ser santo o espiritual, la persona que se encuentra en el estado de hombre animal.

Dios dice hay un monte allí, hay que ir para servirle ¿Cuál o quién es ese Monte? Ezequiel 20:40, la escritura al respecto dice: El cielo es mi solio y la tierra el estrado de mis pies ¿dónde pues habitaré?, Hch. 17:24. Is. 66:1,2. No existe en la tierra un lugar, donde él pueda vivir con plenitud espiritual y cuando más en cosas, obras de la mano del hombre pecador, este misterio no entiende el hombre, por eso cree que Dios vive en todo lugar, muy bien, Dios es Espíritu y está en toda la naturaleza, obra de sus manos, eso nadie puede negar, aunque no crea en Dios, la naturaleza de su cuerpo le dará la razón, mas hay un detalle que entender ¿entonces donde quiere vivir Dios?, muy bien, lo que Dios desea, es vivir en el corazón del hombre para darle vida y así volverlo a su estado anterior de perfección, 2 Co. 6:16.

No se puede cumplir esto, en tanto no se manifieste en la carne de un hombre; el Espíritu Santo descendió en el año de 1955, para morar en Ezequiel Ataucusi Gamonal; y, desde el año 2000, mora en Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, hombres buenos y humildes de corazón, obedientes a su palabra, aptos para hacer el bien; en él se agrada Dios y en su corazón habita, Is. 61:1 al 4.

Él es el monte de Dios, para vivir en él hay que cumplir la Ley, Jn. 4:21,23. 1 Jn. 3:24, teniendo su Espíritu Santo, seremos siervos en su grande obra de bienestar social y salvación del pecado para la humanidad.

Mal 3:1,2, ¿Israel donde se sentará?, en el corazón del hombre, en Espíritu habitará en el corazón del hombre y echará de esa casa a los ladrones, a los malos espíritus, azotándolos con látigo, Jn. 2:14 al 16.

¿Quién le resistirá?, nadie, todos los espíritus malos saldrán fuera, Sal. 141:3. Stg. 3:10; a su tiempo será hecho todo, paciencia nomas, nadie puede resistir a su luz, porque siega a los que viven en tinieblas, no se puede resistir, Lc. 8:27 al 30, 33.

¿En qué tiempo se levantará?, esto precisamente estamos aclarando, entonces, cuando todo sea un caos en el corazón del hombre, entre los espíritus de animales que todavía quedan en el hombre, habrá guerra por el poder, la ira contra el orgullo, en fin. Este gran conflicto interior, no dejará en paz a esa tierra, Dn. 12:1. 1 Co. 2:14. Stg. 4:1, hasta que se arrepienta de sus pecados y los confiese al Señor, para entonces en ese corazón que se está limpiando, se levantará el Príncipe Miguel, el Hijo del Dios Vivo, el terminará, dando fin a los males que todavía están escondidos, Hg. 2;7,9. Mt. 12:6.

Esto es tiempo de angustia y de dolor, porque es el fin del mundo de los espíritus de maldad, Hg. 2:22. Dn. 2:44. Mt. 24: 6 al 10. 13:38. Stg. 3:6. 1 P. 2:11.


Autor: Ezequiel  Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.