JEHOVÁ DIOS HA DECRETADO LA SEMANA DE LA SANIDAD PARA TODO EL PUEBLO, CANTAD ALABANZAS Y PAGAD LA SANIDAD CON LA OFRENDA.....

7.26.2012

Hijo de Hombre - Segunda Parte


DEL HIJO DEL HOMBRE – SEGUNDA PARTE

La Paz del Señor sea con todos vosotros:

¿Quién es el padre de familia?, Lc. 13:25 al 28, es Israel,  Gn. 49:2., en su carne era dormido. ¿Quién estaba dormido?, Ez. 4:4, la plenitud del espíritu, por la maldad del pueblo. Cumplido el tiempo deja su carne y se levanta para ir al oriente. A tomar un reino para sí, estos son los que creyeron en su nombre, Jn. 1:12. Lc. 19:12. Ahora, duerme sobre su lado derecho, en los corazones de aquellos que le recibieron. Ahí está limpiando al judío para levantarse a su tiempo, Ez. 4:6.

¿La puerta del Reino quién es?, Él es la puerta para entrar al Reino, Ef. 2:18. Jn. 10:9, entonces precisamente para los incrédulos, esa puerta ya se cerró, ya no ven su carne. Ahora no saben con exactitud dónde está y quien está obrando, están confundidos, Mt. 21:13,14, quedaron fuera por no creer, en el espíritu de su corazón y tropezaron con su carne, Is. 8:14. 1 P. 2: 6 al 8.

¿Quiénes son su casa?, 1 P 4:17, los Israelitas en general, con ese fin fueron congregados, para ser la casa de Dios, He. 3:6. Am. 5:4, entonces, ahora por no haber creído en el Varón de Dios, porque él fue enviado para edificar la casa de Dios, ahora será el juicio con ellos,  Hag. 1;8,9,10.

¿Qué será lo suyo?, Jn. 1.11, Él no vino para hacer la voluntad de la carne, ni del hombre, porque Dios le envió con su voluntad en espíritu y en verdad, Jn. 7:17. 12:49,50. 6:38. 3:323. Y la voluntad de Dios, es darle vida al hombre, por medio de los Diez Mandamientos, ésta es la doctrina de Dios, para que el hombre se arrepienta y se convierta de sus pecados, entonces recibirá la promesa del Espíritu Santo, para tener parte en el reino de Dios, Hch. 3:26. Él vino predicando el Evangelio para establecer un reino en el corazón del hombre y que Dios gobierne en esa tierra, esto no entiende el hombre. El gobierno de Dios es un Estado teocrático Universal.

ESTO NO ENTINE EL HOMBRE TERRENAL, PORQUE PIENSA COMO CARNE

Si hubiera hecho yo juicio en mi carne, la incredulidad del hombre no lo aceptaría, sería un descontento. Nadie aceptaría, eso está por visto, porque yo no juzgo en la vista de los ojos terrenales, sino con el espíritu de Dios, Jn. 8:15,16, entonces, precisamente esto no entienden, Dios no quiere perder a nadie, antes viene a salvarles, Mt. 10:15. 18:11. 9:13, ellos se creen perfectos y cumplidores, por eso todo lo ven sanción y condenación, Jn. 8:7,8, se creen dueños del pueblo, hacen y deshacen, de Dios y su hijo se olvidaron, 1 P 5:2,3. Ex. 34:2 al 6, estos hechos nadie puede negar, pero yo estoy viendo todo lo que hacen con mi pueblo, yo junto y ellos desparraman, porque no son verdaderos pastores, falsos son todos, y no les importa salvar almas, ellos predican y juntan gente para robarles, Ez. 13:17 al 21, precisamente por estos hechos viene el fin para el pueblo de Israel y no para el gobierno peruano como ellos dicen, como son carne hablan terrenalmente y mis palabras del 6 de Enero del 2000 lo echaron al olvido.

YO DIJE, VAMOS A HABLAR DE LO ESPIRITUAL PRIMERAMENTE

Precisamente, eso no aclaran a mi pueblo, lo esconden, por eso yo advertí al pueblo que estudien, porque las escrituras van a desparecer, pero no me entienden, yo me refiero a los estudios que yo he dado. ¿Ahora quien les dice la verdad?, todos interpretan a su manera, como carne, no como espiritual y así engañan, ahora mismo dicen que yo no sé y se han nombrado a un grupo de falsos misioneros supervisores, para interpretar mis estudios que yo dejé, pregunto ¿Podrán discernir espiritualmente?, acaso, son profetas, apóstoles para que interpreten, todos son más que un montón de mentirosos, así dice, Ro. 2:17 al 23. Mt. 23:2 al 6. Lc. 11:47 al 52. Ex. 7:2 al 8. 22:25 al 28. El castigo con el juicio comenzará por los sacerdotes, ancianos, misioneros, pastores y diáconos, Ex. 9:6, ahora gritarán todos a la ira de Jehová que vendrá, Jn. 9:9,13 al 15. 16:18.

Entonces, la incredulidad del pueblo de Dios se escribió en piedra, Ex. 31:18, ahora es igual, Jn 1:14, nadie cree a las palabras, ellas son viento y sonido, pero ellos quieren ver para creer, todos somos incrédulos, por eso es necesario salir del pecado para creer a la verdad, que es el Hijo en Espíritu, Jn. 8:32,36. 4:23. 1 Co. 15:50.
Sin embargo dentro de su corazón, llenos de malos pensamientos, Mt. 15:11,18 al 20, y cuando alguien les dice sus verdades, de inmediato lo callan y denuncian hasta expulsarlo, inventando mentiras en su contra, Jn. 15:18,21. 16:2,3,4. Hch. 6:11 al 13, así harán, pero no podrán callarles, porque ellos son mis pequeños que estoy levantando, porque ellos condenarán a la generación mala, Mt. 12:11,42, estos son los se levantan de los muertos, como niños de Cristo y están creciendo para su Señor, Dn. 12:2, son los huesos secos, la casa de Israel el verdadero pueblo espiritual, Ez. 37:4 al 6, 11 al 14.

Dijome luego, Hijo de Hombre, todos estos huesos son la casa de Israel, he aquí ellos dicen, Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza y somos del todo talados, por tanto profetiza y diles, así ha dicho Jehová, He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío y os haré subir de vuestras sepulturas y os traeré a la tierra de Israel, Jn. 4:23,24. Ez. 37:11,12, se cumple mi deseo, por ellos yo rogaba al Padre para que les de vida, Jn. 15:16. 17:8,8,14,18,19. Mt. 18:6; estos pequeños verán la tierra, que los incrédulos desprecian Nm. 14:31.

Ellos clamaban y Dios oyó, Lc. 18:7. Ap. 6:9 al 11, entonces ¿Qué les parece? ¿No creen verdad?, si cuando estaba con ustedes no me creyeron a pesar que me veían, ahora será, cuando más peor, yo les dije, que los muertos, desde la época de Caín tienen que levantarse para ser juzgados y no puedo mentir, ahora ya llegó el tiempo.

Si creen verán la gloria de Dios, sino morirán, Jn. 11:40. Lc. 13:28 al 30, por eso cuando se levanta un hermano nuevo con el Espíritu Santo y les declara sus pecados, ustedes dicen está loco, turbado, tropiezan porque son carne y no entienden, se confunden al verlos, sin embargo no podrán detenerlos.

Por algo soy Varón de Dios y serán hechas, ahora es el juicio y cada uno según sus obras serán juzgadas, entonces no se alarmen por lo que les digo; porque será cumplido y sabréis que yo soy jehová, cuando abriere vuestros sepulcros y os sacaré de vuestras sepulturas pueblo mío, y pondré mi espíritu en vosotros y viviréis y os haré reposar sobre vuestra tierra y sabréis que yo Jehová hablé y lo hice, dice Jehová, Ez. 37:13,14. Jn. 5:25,28.

Echad de vosotros todas vuestras iniquidades y conviértanse de corazón, sincero y limpio.

¿Y porque moriréis?.

Escrito está: Mi casa de oración será llamada, mas vosotros cueva de ladrones la habéis hecho, Mt. 21:13, aquí se refiere al corazón, el Hijo del Hombre quiere vivir ahí, pero no puede porque hay sucios pensamientos, Mt. 8:20. Jn. 2:15,16. Lc. 10:21,24,28,29, sobre estas cosas es el Juicio de Dios, Ecle. 11;8,9.

¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en el lugar de su santidad?, el limpio de manos y puro corazón, el que no ha elevado su alma a la vanidad, ni jurado con engaño, Sal. 24:3,4.

Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad y cuyo nombre es el Santo: Yo hablo en la altura y la Santidad y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los quebrantados, Is. 57:15, entonces ahora una vez más les recuerdo, lo que ya hablé tiempo atrás, pero siguen dudando, no habrá más remedio y con el juicio serán arregladas las cosas, esto si les aviso.

Por tanto, id y doctrinad a todos los gentiles. Los gentiles son los que no conocen a Dios, Mt. 28;19,20, entonces, yo les pregunto ¿Ustedes, conocen a Dios? Y si es así respondan ¿Cómo no hacen su voluntad, haciendo el bien con sus hermanos?, precisamente no pueden contestar, ni decir nada, porque mentirían, entonces, los gentiles siguen siendo ustedes mismo. Porque dice, enséñales que guarden todo lo que les he enseñado, respondan ustedes ¿Están guardando toda la Ley?.. ¡NO!, entonces, como quieren predicar al mundo. Primero tienen que terminar de predicarse a ustedes mismos y luego arrepentirse de sus pecados, bautizándose en el nombre de Jesucristo, porque sino les diré apartaos de mí no os conozco, Lc. 13:25 al 28. Mt. 16:15,16.

Y que se predicasen en su nombre el arrepentimiento y al remisión de los pecados en todas las naciones, comenzando de Jerusalén. Lc. 24:47, entonces que quiere decir, bien claro está hablando, en su nombre dice, el que salva es el Espíritu, no la carne, Hch. 5:31.

A Israel, Dios facultó, el perdón de los pecados, pero él es Espíritu y no carne, entonces Israel significa Salvador y en Hebreo es Jesús, Mt. 1:21, así mismos el Salvador descendió en este tiempo en Ezequiel Ataucusi Gamonal, así se llamó el Cristo en el Perú, su nombre Cristo, en griego significa ungido, Jn. 1:41, entonces la unción que habitó en Ezequiel Ataucusi Gamonal se llama Israel, lo que quiere decir salvador y luego lo que nos salva, no es la carne, mas el Espíritu Santo, muy bien, y precisamente el Espíritu Santo es Dios, como dice, 2 Co. 5:19,20.

Entonces, porque ciertamente Dios estaba en Cristo reconciliando el mundo, así, no imputándole sus pecados y puso en nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio nuestro, os rogamos en nombre de Cristo, reconcilias por Dios, Ro. 8:24,25, ahora bien, entiendan, Dios Espíritu estaba en Ezequiel Ataucusi Gamonal, Jn. 7:38. Zac. 14:8. Joel 3:18, porque cuando se mostró el hombre recibió el Espíritu Santo, nadie puede negar esto, entonces así, yo eh salido del padre y lo que él me dice eso hablo yo. Igualmente, en nuestro tiempo nuestro Cristo decía lo mismo cuando habalaba, Jn. 8:42,43. 12:44,49,49. 14:10.

¿Por qué pues, no reconocéis mi lenguaje?, esto significa si les digo, el viento de donde quiere sopla, y oyes su sonido, mas ni sabes de donde viene, ni a donde vaya, así es todo aquel que es nacido del espíritu, Jn. 3:8.

Yo no hable de mis mismo, el Padre que en mi está Él hace las cosas. ¿No creen que yo sea en el Padre? ¿Él padre en mí?, Las palabras que yo os hablo, no las hablo de mis mismo, más el padre que está en mí, él hace las obras. Mas les digo. El que cree en mí, no cree en mí, sino en él que me envió y el que me ve, ve al que me envió.

Entiendan por favor, en mi boca habla el Espíritu de Dios, a él tienen que creer, no vean la carne porque tropezarán así mismo como tropezaron los incrédulos por crer en la carne, pero no en el Espíritu de Dios, entonces, por eso les digo, predicar el Evangelio en mi nombre, oigan bien el espíritu habla, no la carne y anuncien arrepentimiento y que se bauticen en mi nombre “Jesucristo”, para el perdón de los pecados.

Una vez más les digo, el que perdona es el Espíritu de Dios que está en mí, eso entiendan. Yo bien en el nombre de Dios y yo so envío en mi nombre, pero esto es lo mismo porque Dios está en mí y yo en él. Y ahora si ustedes, limpian sus corazones yo y mi padre estaremos allí, pero en Espíritu en vosotros, y todo aquel que ustedes predican, el que perdona no son ustedes sino el que está en vuestro corazón, esto es así. ¿Hasta cuándo van a entenderme? Jn. 14:21,23.

Entonces yo vine en el nombre de mi Padre ¿Y Cuál es ese hombre?, la escritura aclara Ex. 3:14,15. 6:3,4. Y respondió Dios a Moisés: yo soy el que soy y dijo así dirás a los hijos de Israel, yo soy me ha enviado a vosotros. Y dijo más Dios a Moisés: así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros, este es mi nombre para siempre, esto es mi memorial por todos los siglos. Habló todavía Dios a Moisés y dijole; Yo soy Jehová y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob bajo el nombre de Dios Omnipotente, más en mi nombre Jehová no me notifique a ellos.

Entonces yo no vine a buscar mi gloria, ni a ser servido, sino para servir porque uno mayor que mí, me envió, el Padre. Tampoco yo vine en mi nombre, sino en el nombre de mi Padre y ese nombre, que es el Padre hace las obras y perdona, por eso dice el profeta, Jr. 23:5,6. He aquí vienen días, dice Jehová y despertaré a David renuevo justo y reinará el Rey, el cual será dichoso y hará juicio y justicia en la tierra. Esto se tiene que cumplir de aquí en adelante, entonces dice, renuevo, muy bien, serán renovados en el Espíritu, cuando Cristo Jesús reine en vuestro corazones, ustedes serán transformados, de hombre terrenal a hombre espiritual, y luego Cristo en espíritu hará juicio y justicia por medio de ustedes, pero el juicio y la justicia serán para Ustedes.

Así mismo dice, en sus días será salvo Judá e Israel habitará confiado y este será su nombre que le llamarán: Jehová Justicia Nuestra, ¿Qué dicen ahora?, bien claro habla, en sus días dice, quiere decir, cuando mi espíritu esté en vosotros ustedes serán salvos porque ustedes son judíos espirituales, Ro. 2:29.

Israel es el Espíritu que habitará en sus corazones, siempre y cuando no exista ya maldades, este será su nombre que le llamarán ¡ve!, cuando esto sea cumplido ya no dirán: Cristo Jesús me salvó, tampoco Israel, ni Ezequiel, antes dirán JEHOVÁ JUSTICIA NUESTRA, la verdad es que Dios hace la obra por medio de ustedes, sus mensajeros, los cuales son sus hijos, porque de él han nacido, entonces, no se olviden, mi Padre me envió, yo vine en su nombre, ahora yo les envío a Ustedes en mi nombre, Jehová es el nombre que está en mi corazón: Jehová Justicia Nuestra.

¿Quién no te temerá, oh Señor y engrandecerá tu nombre?, porque tu solo eres Santo, por lo cual todas las naciones vendrán y adorarán delante de ti, porque tus juicios son manifestados en el Perú. Y él me dice Bienaventurados los que son llamados a la cena del Cordero. Y él me dijo estas palabras de Dios son verdaderas y yo me eché a sus pies para adorarte. Y él me dijo: Mira que lo hagas, yo soy siervo contigo y con tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús, adora a Dios, porque el testimonio de Jesús es el Espíritu de la profecía. Al solo Dios sabio, sea la gloria por Jesucristo para siempre jamás, amén, Ap. 15:4. 19:9,10. A vosotros primeramente Dios, habiendo levantado a su Hijo, le envió para que os bendijese, a fin de que cada uno se convierta de su maldad, seaos pues notorio, varones hermanos, que por este os es anunciada la remisión de pecados, y de todo lo que por la Ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en este es justificado todo aquel que creyere, Ro. 16:27. Hch. 3:26. 13:38,39. Y conoceráis la verdad y la verdad os libertará. Así que si el Hijo los libertaré, seréis verdaderamente libres, Jn. 8:32,36, porque la Ley de Moisés fue dada, mas la gloria y la verdad por Jesucristo fue hecha, Jn. 1:17. He. 3:14, porque participantes de Cristo somos hechos, con tal que conservemos firme hasta el fin, el principio de nuestra confianza, entre tanto que se dice, si oyeres a su voz, no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación, Jn. 6:69.

Autor: Ezequiel  Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.