JEHOVÁ DIOS DEMANDA DE TODO SER HUMANO, GUARDAR SU LEY, LOS DIEZ MANDAMIENTOS....

7.11.2012

Octavo Mandamiento


FUNDAMENTOS DEL OCTAVO MANDAMIENTO

La Paz del Señor sea con todos vosotros:

NO HURTARÁS

Ex. 20:15.- No hurtarás.
Dt. 5:19.- No hurtarás.
Lv. 19:11.- No hurtaréis, y no engañaréis, ni mentiréis ninguno a su prójimo.
Ef. 4:28.- El que hurtaba, no hurte más; antes trabaje, obrando con sus manos lo que es bueno, para que tenga de qué dar al que padeciere necesidad.
Ro. 13:9.- Porque: No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; no codiciarás: y si hay algún otro mandamiento, en esta sentencia se comprende sumariamente: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
(Lv. 6:2.).- Cuando una persona pecare, e hiciere prevaricación contra Jehová, y negare a su prójimo lo encomendado o dejado en su mano, o bien robare, o calumniare a su prójimo.
(Lv. 6:4.).- Entonces será que, puesto habrá pecado y ofendido, restituirá aquello que robó, o por el daño de la calumnia, o el depósito que se le encomendó, o lo perdido que halló.
(1 P. 4:15.).- Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por meterse en negocios ajenos.
(Ga. 6:7.).- No os engañéis: Dios no puede ser burlado: que todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

NO OPRIMIRÁS A TU PROJIMO

Lv. 19:13.- No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No se detendrá el trabajo del jornalero en tu casa hasta la mañana.
Ef. 4:25.- Por lo cual, dejada la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.
Col. 3:9.- No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos.
Jr. 7:6.- Ni oprimiereis al peregrino, al huérfano, y a la viuda, ni en este lugar derramareis la sangre inocente, ni anduviereis en pos de dioses ajenos para mal vuestro.
(1 Ts. 4:6.).- Que ninguno oprima, ni engañe en nada a su hermano: porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y protestado.

NI LE ROBARÁS

Pr. 22:22.- No robes al pobre, porque es pobre, Ni quebrantes en la puerta al afligido.
Dt. 15:7.- Cuando hubiere en ti menesteroso de alguno de tus hermanos en alguna de tus ciudades, en tu tierra que Jehová tu Dios te da, no endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano a tu hermano pobre.
Dt. 15:8.- Mas abrirás a él tu mano liberalmente, y en efecto le prestarás lo que basta, lo que hubiere menester.
Dt. 15:9.- Guárdate que no haya en tu corazón perverso pensamiento, diciendo: Cerca está el año séptimo, el de la remisión; y tu ojo sea maligno sobre tu hermano menesteroso para no darle: que él podrá clamar contra ti a Jehová, y se te imputará a pecado.
Dt. 15:10.- Sin falta le darás, y no sea tu corazón maligno cuando le dieres: que por ello te bendecirá Jehová tu Dios en todos tus hechos, y en todo lo que pusieres mano.
Dt. 15:11.- Porque no faltarán menesterosos de en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, a tu pobre, y a tu menesteroso en tu tierra.
Pr. 11:25.- El alma liberal será engordada: Y el que saciare, él también será saciado.
2 Co. 8:10.- Y en esto doy mi consejo; porque esto os conviene a vosotros, que comenzasteis antes, no sólo a hacerlo, mas aun a quererlo desde el año pasado.
2 Co. 8:11.- Ahora pues, llevad también a cabo el hecho, para que como estuvisteis prontos a querer, así también lo estéis en cumplir conforme a lo que tenéis.
2 Co. 8:12.- Porque si primero hay la voluntad pronta, será acepta por lo que tiene, no por lo que no tiene.
2 Co. 9:5.- Por tanto, tuve por cosa necesaria exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros, y apresten primero vuestra bendición antes prometida para que esté aparejada como de bendición, y no como de mezquindad.
2 Co. 9:6.- Esto empero digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra en bendiciones, en bendiciones también segará.
2 Co. 9:7.- Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, o por necesidad; porque Dios ama el dador alegre.
2 Co. 9:8.- Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra.

EL QUE DA AL POBRE RECOMPENSA TENDRÁ DE DIOS

Pr. 19:17.- A Jehová empresta el que da al pobre, Y él le dará su paga.
Pr. 28:27.- El que da al pobre, no tendrá pobreza: Mas el que aparta sus ojos, tendrá muchas maldiciones.
Pr. 29:21.-El que regala a su siervo desde su niñez, A la postre será su hijo.
Mt. 10:42.- Y cualquiera que diere a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, en nombre de discípulo, de cierto os digo, que no perderá su recompensa.
Mt. 25:40.- Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, a mí lo hicisteis.

NO DETENDRÁS EL TRABAJO DEL JORNALERO

Dt. 24:14.- No hagas agravio al jornalero pobre y menesteroso, así de tus hermanos como de tus extranjeros que están en tu tierra en tus ciudades.
Dt. 24:15.- En su día le darás su jornal, y no se pondrá el sol sin dárselo: pues es pobre, y con él sustenta su vida: porque no clame contra ti a Jehová, y sea en ti pecado.
Mal. 3:5.- Y llegarme he a vosotros a juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros; y contra los que juran mentira, y los que detienen el salario del jornalero, de la viuda, y del huérfano, y los que hacen agravio al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos.
Jr. 22:13.- ¡Ay del que edifica su casa y no en justicia, y sus salas y no en juicio, sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su trabajo!.
Lv. 19:13.- No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No se detendrá el trabajo del jornalero en tu casa hasta la mañana.
Stg. 5:4.- He aquí, el jornal de los obreros que han segado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado de vosotros, clama; y los clamores de los que habían segado, han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos.

NO MALDIGAS AL SORDO

Lv. 19:14.- No maldigas al sordo, y delante del ciego no pongas tropiezo, mas tendrás temor de tu Dios: Yo Jehová.

NO ROBARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE

Pr. 28:24.- El que roba a su padre o a su madre, y dice que no es maldad, Compañero es del hombre destruidor.

Autor: Ezequiel  Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.