JEHOVÁ DIOS DEMANDA DE TODO SER HUMANO, GUARDAR SU LEY, LOS DIEZ MANDAMIENTOS....

7.03.2012

Segundo Mandamiento


FUNDAMENTOS DEL SEGUNDO MANDAMIENTO

La Paz del Señor sea con todos vosotros:

EL SEGUNDO ES SEMEJANTE A ÉL

Mr. 12:31.- Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
Mt. 22:39.- Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
Mt. 22:40.- De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.
Mt. 5:43.- Oísteis que fué dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo.
Lc. 10:27.- Y él respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de todas tus fuerzas, y de todo tu entendimiento; y a tu prójimo como a ti mismo.
Ga. 5:14.- Porque toda la ley en aquesta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
Stg. 2:8.- Si en verdad cumplís vosotros la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis.
(Jn. 15:12.).- Este es mi mandamiento: Que os améis los unos a los otros, como yo os he amado.
(Jn. 15:13.9.- Nadie tiene mayor amor que este, que ponga alguno su vida por sus amigos.
(Ro. 13:8.).- No debáis a nadie nada, sino amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, cumplió la ley.
(Ro. 13:10.).- La caridad no hace mal al prójimo: así que, el cumplimento de la ley es la caridad.
(Col. 3:14.).- Y sobre todas estas cosas vestíos de caridad, la cual es el vínculo de la perfección.
(1 Ti. 1:5.).- Pues el fin del mandamiento es la caridad nacida de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida.
(1 Ti. 1:8.).- Sabemos empero que la ley es buena, si alguno usa de ella legítimamente.
(Gas. 6:2.).- Sobrellevad los unos las cargas de los otros; y cumplid así la ley de Cristo.
(2 P. 1:5.).- Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, mostrad en vuestra fe virtud, y en la virtud ciencia.
(2 P. 1:6.).- Y en la ciencia templanza, y en la templanza paciencia, y en la paciencia temor de Dios.
(2 P. 1:7.).- Y en el temor de Dios, amor fraternal, y en el amor fraternal caridad.
(1 Co. 13:4.).- La caridad es sufrida, es benigna; la caridad no tiene envidia, la caridad no hace sinrazón, no se ensancha.
(1 Co. 13:13.).- Y ahora permanecen la fe, la esperanza, y la caridad, estas tres: empero la mayor de ellas es la caridad.
(1 Jn. 2:5.).- Más el que guarda su palabra, la caridad de Dios está verdaderamente perfecta en él: por esto sabemos que estamos en él.

UN MANDAMIENTO NUEVO OS DOY

Jn. 13:34.- Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros: como os he amado, que también os améis los unos a los otros.
Jn. 15:12.- Este es mi mandamiento: Que os améis los unos a los otros, como yo os he amado.
Jn. 15:17.- Esto os mando: Que os améis los unos a los otros.
Lv. 19:18.- No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo: mas amarás a tu prójimo como a ti mismo: Yo Jehová.
(1 Jn. 2:7.).- Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio: el mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio.
(1 Jn. 2:8.).- Otra vez os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros; porque las tinieblas son pasadas, y la verdadera luz ya alumbra.
(1 Jn. 3:11.).- Porque, este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros.
(2 Jn. 5.).- Y ahora te ruego, señora, no como escribiéndote un nuevo mandamiento, sino aquel que nosotros hemos tenido desde el principio, que nos amemos unos a otros.
(1 Jn. 2:10.).- El que ama a su hermano, está en luz, y no hay tropiezo en él.
(1 Jn. 5:2.).- En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos.

EN ESTO CONOCERÁN TODOS QUE SOIS MIS DISCIPULOS

Jn. 13:35.- En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
Jn. 15:7.- Si estuviereis en mí, y mis palabras estuvieren en vosotros, pedid todo lo que quisiereis, y os será hecho.
Jn. 15:8.- En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.
Jn. 15:16.- No me elegisteis vosotros a mí, mas yo os elegí a vosotros; y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca: para que todo lo que pidiereis del Padre en mi nombre, él os lo dé.
Is. 8:16.- Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos.
(Lc. 18:17.).- De cierto os digo, que cualquiera que no recibiere el reino de Dios como un niño, no entrará en él.

NO ABORRECERÁS A TU HERMANO EN TU CORAZÓN

Lv. 19:17.- No aborrecerás a tu hermano en tu corazón: ingenuamente reprenderás a tu prójimo, y no consentirás sobre él pecado.
1 Jn. 2:9.- El que dice que está en luz, y aborrece a su hermano, el tal aún está en tinieblas todavía.
1 Jn. 2:11.- Más el que aborrece a su hermano, está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va; porque las tinieblas le han cegado los ojos.
1 Jn. 3:15.- Cualquiera que aborrece a su hermano, es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permaneciente en sí.

INGENUAMENTE REPRENDERÁS A TU PRÓJIMO

Lv. 19:17.- No aborrecerás a tu hermano en tu corazón: ingenuamente reprenderás a tu prójimo, y no consentirás sobre él pecado.
(1 Ti. 4:13.).- Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.
(1 Ti. 4:16.).- Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello; pues haciendo esto, a ti mismo salvarás y a los que te oyeren.
(Tit. 1:9.).- Retenedor de la fiel palabra que es conforme a la doctrina: para que también pueda exhortar con sana doctrina, y convencer a los que contradijeren.
(Mt. 18:15.).- Por tanto, si tu hermano pecare contra ti, ve, y redargúyele entre ti y él solo: si te oyere, has ganado a tu hermano.
1 Ti. 5:20.- A los que pecaren, repréndelos delante de todos, para que los otros también teman.
Tit. 1:13.- Este testimonio es verdadero: por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe.
2 Ti. 4:2.- Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende; exhorta con toda paciencia y doctrina.

NO TE VENGARÁS

Lv. 19:18.- No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo: mas amarás a tu prójimo como a ti mismo: Yo Jehová.
Pr. 20:22.- No digas, yo me vengaré; Espera a Jehová, y él te salvará.
Pr. 24:29.- No digas: Como me hizo, así le haré; Daré el pago al hombre según su obra.
Ro. 12:17.- No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.
Ro. 12:19.- No os venguéis vosotros mismos, amados míos; antes dad lugar a la ira; porque escrito está: Mía es la venganza: yo pagaré, dice el Señor.
He. 10:30.- Sabemos quién es el que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará su pueblo.
(Mt. 5:39.).- Más yo os digo: No resistáis al mal; antes a cualquiera que te hiriere en tu mejilla diestra, vuélvele también la otra.
(Mt. 5:40.).- Y al que quisiere ponerte a pleito y tomarte tu ropa, déjale también la capa.
(Lc. 6:29.).- Y al que te hiriere en la mejilla, dale también la otra; y al que te quitare la capa, ni aun el sayo le defienda.
(Lc. 6:27.).- Más a vosotros los que oís, digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen.
(Lc. 6:28.).- Bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.

JUZGAD JUICIO VERDADERO

Zac. 7:9.- Así habló Jehová de los ejércitos, diciendo: Juzgad juicio verdadero, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano:
Jn. 7:24.- No juzguéis según lo que parece, mas juzgad justo juicio.
Zac. 8:16.- Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad en vuestras puertas verdad y juicio de paz:
Is. 56:1.- Así dijo Jehová: Guardad derecho, y haced justicia: porque cercana está mi salud para venir, y mi justicia para manifestarse.
Lv. 19:15.- No harás agravio en el juicio: no tendrás respeto al pobre, ni honrarás la cara del grande: con justicia juzgarás a tu prójimo.
Dt. 16:19.- No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos.
Pr. 24:23.- También estas cosas pertenecen a los sabios. Tener respeto a personas en el juicio no es bueno.
Pr. 28:21.- Tener acepción de personas, no es bueno: Hasta por un bocado de pan prevaricará el hombre.
Ex. 23:6.- No pervertirás el derecho de tu mendigo en su pleito.
Ex. 23:2.- No seguirás a los muchos para mal hacer; ni responderás en litigio inclinándote a los más para hacer agravios.
Ex. 23:3.- Ni al pobre distinguirás en su causa.
1 S. 16:7.- Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová mira no lo que el hombre mira; pues que el hombre mira lo que está delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón.
Stg. 2:1.- Hermanos míos, no tengáis la fe de nuestro Señor Jesucristo glorioso en acepción de personas.
Stg. 2:9.- Mas si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y sois reconvenidos de la ley como transgresores.
Ro. 2:2.- Más sabemos que el juicio de Dios es según verdad contra los que hacen tales cosas.
Ro. 2:3.- ¿Y piensas esto, oh hombre, que juzgas a los que hacen tales cosas, y haces las mismas, que tú escaparás del juicio de Dios?
Dt. 1:17.- No tengáis respeto de personas en el juicio: así al pequeño como al grande oiréis: no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios: y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré.
Is. 45:23.- Por mí hice juramento, de mi boca salió palabra en justicia, y no será revocada. Que a mí se doblará toda rodilla, jurará toda lengua.
Is. 45:24.- Y diráse de mí: Ciertamente en Jehová está la justicia y la fuerza: a él vendrán, y todos los que contra él se enardecen, serán avergonzados.

NO HARÉIS RASGUÑOS EN VUESTRA CARNE

Lv. 19:27.- No cortaréis en redondo las extremidades de vuestras cabezas, ni dañarás la punta de tu barba.
Lv. 19:28.- Y no haréis rasguños en vuestra carne por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna: Yo Jehová.
Lv. 21:5.- No harán calva en su cabeza, ni raerán la punta de su barba, ni en su carne harán rasguños.
Nm. 6:5.- Todo el tiempo del voto de su nazareato no pasará navaja sobre su cabeza, hasta que sean cumplidos los días de su apartamiento a Jehová: santo será; dejará crecer las guedejas del cabello de su cabeza.
Dt. 14:1.- Hijos sois de Jehová vuestro Dios: no os sajaréis, ni pondréis calva sobre vuestros ojos por muerto.
Jr. 16:6.- Y morirán en esta tierra grandes y chicos: no se enterrarán, ni los plañirán, ni se arañarán, ni se mesarán por ellos.
1 Co. 11:14.- La misma naturaleza ¿no os enseña que al hombre sea deshonesto criar cabello?

AMARÁS PUES AL EXTRANJERO

Dt. 10:18.- Que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido.
Dt. 10:19.- Amaréis pues al extranjero: porque extranjeros fuisteis vosotros en tierra de Egipto.
Lv. 19:33.- Y cuando el extranjero morare contigo en vuestra tierra, no le oprimiréis.
Lv. 19:34.- Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que peregrinare entre vosotros; y ámalo como a ti mismo; porque peregrinos fuisteis en la tierra de Egipto: Yo Jehová vuestro Dios.
Ex. 12:48.- Mas si algún extranjero peregrinare contigo, y quisiere hacer la pascua a Jehová, séale circuncidado todo varón, y entonces se llegará a hacerla, y será como el natural de la tierra; pero ningún incircunciso comerá de ella.
Ex. 12:49.- La misma ley será para el natural y para el extranjero que peregrinare entre vosotros.
(Gn. 17:14.).- Y el varón incircunciso que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, aquella persona será borrada de su pueblo; ha violado mi pacto.

Autor: Ezequiel  Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.