JEHOVÁ DIOS HA DECRETADO LA SEMANA DE LA SANIDAD PARA TODO EL PUEBLO, CANTAD ALABANZAS Y PAGAD LA SANIDAD CON LA OFRENDA.....

8.07.2012

La estrella de David

La Casa de las Siete Columnas


La Paz del Señor sea con todos vosotros:

La sabiduría edificó su casa, Labró sus siete columnas (Proverbios 9:1).

El principio de la sabiduría es el temor de Jehová: Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza (Proverbios 1:7).

Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para hacer habitar allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino, y de tu aceite, y los primerizos de tus manadas, y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días (Deuteronomio 14:23).

He aquí yo tengo que edificar casa al nombre de Jehová mi Dios, para consagrársela, para quemar perfumes aromáticos delante de él, y para la colocación continua de los panes de la proposición, y para holocaustos a mañana y tarde, y los sábados, y nuevas lunas, y festividades de Jehová nuestro Dios; lo cual ha de ser perpetuo en Israel (2 Crónicas 2:4).

Las Santas Fiestas se celebran en sus tiempos

Manda a los hijos de Israel, y diles: Mi ofrenda, mi pan con mis ofrendas encendidas en olor a mí agradable, guardaréis, ofreciéndomelo a su tiempo (Números 28:2).

Habla a los hijos de Israel, y diles: Las solemnidades de Jehová, las cuales proclamaréis santas convocaciones, aquestas serán mis solemnidades. Estas son las solemnidades de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos (Levítico 23:2,4).

Para que ofreciesen cada cosa en su día, conforme al mandamiento de Moisés, en los sábados, en las nuevas lunas, y en las solemnidades, tres veces en el año, a saber, en la fiesta de los panes ázimos, en la fiesta de las semanas, y en la fiesta de las cabañas (2 Crónicas 8:13).

Guardáis los días, y los meses, y los tiempos, y los años (Gálatas 4:10).

1.         Primera Columna – Lunas Nuevas o sábados mensuales

La Luna Nueva es el inicio de un nuevo mes, llamado fiesta de las trompetas, de acuerdo al calendario lunar.

Tocad la trompeta en la nueva luna, en el día señalado, en el día de nuestra solemnidad (Salmos 81:3).

Habla a los hijos de Israel, y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis sábado, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación (Levítico 23:24).

Y en el día de vuestra alegría, y en vuestras solemnidades, y en los principios de vuestros meses, tocaréis las trompetas sobre vuestros holocaustos, y sobre los sacrificios de vuestras paces, y os serán por memoria delante de vuestro Dios: Yo Jehová vuestro Dios (Números 10:10).

Asimismo adorará el pueblo de la tierra delante de Jehová, a la entrada de la puerta, en los sábados y en las nuevas lunas (Ezequiel 46:3).

2.         Segunda Columna – Sábados semanales

En este día, todos los habitantes del mundo deben descansar.

Y acabó Dios en el día séptimo su obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda su obra que había hecho. Y bendijo Dios al día séptimo, y santificólo, porque en él reposó de toda su obra que había Dios criado y hecho (Génesis 2:2,3).

Seis días se hará obra, mas el día séptimo es sábado de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que hiciere obra el día del sábado, morirá ciertamente. Guardarán, pues, el sábado los hijos de Israel: celebrándolo por sus edades por pacto perpetuo (Éxodo 31:15,16).

Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Así que, lícito es en los sábados hacer bien (Mateo 12:12).

Y vueltas, aparejaron drogas aromáticas y ungüentos; y reposaron el sábado, conforme al mandamiento (Lucas 23:56).

Bienaventurado el hombre que esto hiciere, y el hijo del hombre que esto abrazare: que guarda el sábado de profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal. Y a los hijos de los extranjeros que se allegaren a Jehová para ministrarle, y que amaren el nombre de Jehová para ser sus siervos: A todos los que guardaren el sábado de profanarlo, y abrazaren mi pacto (Isaías 56:2,6).

3.         Tercera Columna – Fiesta de los Ázimos (Pascua)

La Fiesta de la Pascua o panes sin levadura se celebra el primer mes del Calendario Lunisolar; en el mes de Abib, del 14 al 21 del mes.

GUARDARÁS el mes de Abib, y harás pascua a Jehová tu Dios: porque en el mes de Abib te sacó Jehová tu Dios de Egipto de noche (Deuteronomio 16:1).

Este mes os será principio de los meses; será este para vosotros el primero en los meses del año. En el mes primero, el día catorce del mes por la tarde, comeréis los panes sin levadura, hasta el veintiuno del mes por la tarde (Éxodo 12:2,18).

En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Jehová. Y a los quince días de este mes es la solemnidad de los ázimos a Jehová: siete días comeréis ázimos (Levítico 23:5,6).

Y ESTABA cerca el día de la fiesta de los ázimos, que se llama la Pascua. Y vino el día de los ázimos, en el cual era necesario matar la pascua (Lucas 22:1,7).

Limpiad pues la vieja levadura, para que seáis nueva masa, como sois sin levadura: porque nuestra pascua, que es Cristo, fue sacrificada por nosotros.  Así que hagamos fiesta, no en la vieja levadura, ni en la levadura de malicia y de maldad, sino en ázimos de sinceridad y de verdad (1 Corintios 5:7,8).

El mes primero, a los catorce días del mes, tendréis la pascua, fiesta de siete días: comeráse pan sin levadura (Ezequiel 45:21).

4.         Cuarta Columna – Fiesta de las Semanas (Pentecostés)

Es la segunda fiesta grande que se realiza en el tercer mes de Siván, del 14 al 21.

Siete semanas te contarás: desde que comenzare la hoz en las mieses comenzarás a contarte las siete semanas. Y harás la solemnidad de las semanas a Jehová tu Dios: de la suficiencia voluntaria de tu mano será lo que dieres, según Jehová tu Dios te hubiere bendecido (Deuteronomio 16:9,10).

Y os habéis de contar desde el siguiente día del sábado, desde el día en que ofrecisteis el omer de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán: Hasta el siguiente día del sábado séptimo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis nuevo presente a Jehová (Levítico 23:15,16).

Y COMO se cumplieron los días de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos (Hechos 2:1).

Porque Pablo se había propuesto pasar adelante de Efeso, por no detenerse en Asia: porque se apresuraba por hacer el día de Pentecostés, si le fuese posible, en Jerusalem (Hechos 20:16).

5.         Quinta Columna – La Santa Expiación (Sábado anual)

Se celebra el diez del séptimo mes llamado Tishri (10 de octubre).

Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que peregrina entre vosotros: Porque en este día se os reconciliará para limpiaros; y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová. Sábado de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas, por estatuto perpetuo (Levítico 16:29,30,31).

Empero a los diez de este mes séptimo será el día de las expiaciones: tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová. Sábado de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve del mes en la tarde: de tarde a tarde holgaréis vuestro sábado. Y habló Jehová a Moisés, diciendo (Levítico 23:27,32).

Y dijéronle aquellos hombres: Nosotros somos inmundos por causa de muerto; ¿por qué seremos impedidos de ofrecer ofrenda a Jehová a su tiempo entre los hijos de Israel? (Números 9:7).

Guardáis los días, y los meses, y los tiempos, y los años (Gálatas 4:10).

6.         Sexta Columna – Fiesta de las cabañas (Tabernáculos)

Se celebra en el séptimo mes, llamado Tishri, del 14 al 21.

Habla a los hijos de Israel, y diles: A los quince días de este mes séptimo será la solemnidad de las cabañas a Jehová por siete días. Empero a los quince del mes séptimo, cuando hubiereis allegado el fruto de la tierra, haréis fiesta a Jehová por siete días: el primer día será sábado; sábado será también el octavo día. Para que sepan vuestros descendientes que en cabañas hice yo habitar a los hijos de Israel, cuando los saqué de la tierra de Egipto: Yo Jehová vuestro Dios (Levítico 23:34,39,43).

Y todos los que quedaren de las gentes que vinieron contra Jerusalem subirán de año en año a adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de las Cabañas. Esta será la pena del pecado de Egipto, y del pecado de todas las gentes que no subieran a celebrar la fiesta de las Cabañas (Zacarías 14:16,19).

Y estaba cerca la fiesta de los Judíos, la de los tabernáculos. Vosotros subid a esta fiesta; yo no subo aún a esta fiesta, porque mi tiempo aun no es cumplido. Y al medio de la fiesta subió Jesús al templo, y enseñaba (Juan 7:2,8,14).

7.         Séptima Columna – Fiesta de los Mil años con Cristo

Es el Gobierno Universal en la Tierra, donde los mansos poseerán la tierra para estar con Cristo.

Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día. Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios (Hebreos 4:8,9).

Mas, oh amados, no ignoréis esta una cosa: que un día delante del Señor es como mil años y mil años como un día (2 Pedro 3:8).

Porque mil años delante de tus ojos, Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche (Salmos 90:4).

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta las mil generaciones (Deuteronomio 7:9).

Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años (Apocalipsis 20:6).

Bienaventurados los mansos: porque ellos recibirán la tierra por heredad (Mateo 5:5).

Porque así dijo Jehová, que crió los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la crió en vano, para que fuese habitada la crió: Yo Jehová, y ninguno más que yo (Isaías 45:18).
Autor: Ezequiel  Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.