TODA LA HUMANIDAD DEBE CONVERTIRSE A JEHOVÁ DIOS, QUIEN MORA EN SU PROFETA JONÁS....

8.07.2012

El Fin Viene

El Fin Viene


La Paz del Señor sea con todos vosotros:

El fin de esta generación, al igual que en tiempos de Noe y de Lot,  depende de Jehová Dios, el Rey del Universo, quién mora en Sión su santuario (Is. 8:18. Jr. 31:6. Sal. 9:11. Ez. 41:27. Is. 16:3) y Sión es Ezequiel Jonás Ataucusi Molina (Ez. 24:24. Lc. 11:29,30. Am. 1:2), el Cristo para esta generación (Mt. 1:16).

El fin es para las huestes celestiales de maldad que gobiernan a este mundo (Ef. 2.2. 6:12. Ap. 12:9), para los que no obedecen a las Leyes de Dios (2 Ts. 1:8,9) y para los que no creen en el enviado, Jonás (Jn. 6:29. 3:36). Y el enemigo que la sembró, es el diablo; y la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles (Mt. 13:39). Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno del fuego: allí será el lloro y el crujir de dientes (Mt. 13:49,50).

Los elegidos por Jehová Dios para predicar su Ley o Evangelio son los congregados en la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal  (Hch. 28:28. Dt. 18:20) y no lo son, ni los judíos de medio oriente, ni mucho menos ningún otro religioso del mundo (Jer. 44:26. Ro. 9:4. 2:28,29); el fin vendrá, cuando los Israelitas adoptivos hayan terminado de predicar el Evangelio del Reino a todos los seres humanos. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin (Mt. 24.14. Lc. 24:44).

En el año de 1993, el Maestro Ezequiel Ataucusi Gamonal, fundador y compilador de la AEMINPU, el postrer Moisés (Hch. 3:22,23. He. 10:28), obtuvo una prolongación del tiempo de 30 años para predicar el Evangelio del Reino a toda la humanidad, de tal manera que, el plazo que tienen los israelitas para predicar el Evangelio en los cuatro cantones de la tierra vence en el año 2023, de no cumplirse con este último plazo, el castigo de Dios será inminente tanto para los israelitas (Is. 63:10) como para la humanidad entera por su incredulidad y desobediencia.

Empero, si la humanidad se convierte a Jehová Dios, por medio de su Cristo Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, empieza a cumplir la Ley de Dios con todos sus estatutos, mandamientos, decretos y derechos; y, anuncia al resto de seres humanos sobre la presencia del Dios creador de lo visible e invisible, no vendrá el castigo a la humanidad, tal como sucedió con los Ninivitas.

Jehová Dios ha venido (Miq. 1:3. Is. 26:21) para perdonarnos a todos (Is. 1:18. Hch. 3:19. Joel 2:13); y, para castigar a los demonios que se hacen pasar por dioses, quienes son los que han engañado a la humanidad entera. Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, ha dicho: Yo castigo a Amón, dios de Tebas, al faraón y a Egipto, a sus dioses y a sus reyes; tanto al faraón como a los que en él confían (Jeremías 46:25). Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios (1 Co. 10:20).

Los terremotos, maremotos, sequías, inundaciones, hambrunas y todos los fenómenos que ocurren en la naturaleza, son producto del pecado del hombre, como por ejemplo: matanzas, adulterio, fornicación, avaricia, codicia, idolatría, robo, corrupción, mentira y los malos pensamientos de siete billones de seres humanos; este producto espiritual o pecado que el hombre ha creado, además de destruir a la naturaleza y al propio hombre, ha destruido la capa de ozono, que es el corazón de Jehová Dios, por esta razón, Él ha venido para evitar que la humanidad, su creación y obra de sus manos, se auto destruya (Gn. 1:2,3).

Se avecina la manifestación del impío (2 Ts. 2:8,9), por lo que la humanidad se encuentra en un callejón sin salida, pues la hora de la manifestación de Lucifer disfrazado de Jesús con su gobierno mundial, se encuentra a la vuelta de la esquina; y, a la misma vez, el Juicio de Dios por la desobediencia del hombre a sus leyes, se encuentra instaurado en este planeta desde el año 2000. El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre (Eclesiastés 12:13).

Lucifer se manifestará, si la humanidad no se convierte a Jonás el Cristo y no cumple las Leyes que Dios entregó a Moisés (Jn. 1:1. He. 10:28. Jn. 5:45 al 47. 1 Jn. 2:7. Jn 7:49. Ro. 7:12,14), de tal manera que, la manifestación de Lucifer y la ejecución del castigo de Dios, dependen absolutamente de la decisión que tome la cada ser humano.

Estas enseñanzas, riesgos y peligros tenían que haber sido predicados a toda la humanidad por parte de los Israelitas Peruanos, porque recibieron esta instrucción y ordenanza directa de Jehová Dios (Jn. 6:45); empero, no lo hicieron, por temor a ser encarcelados, asesinados y golpeados por los hombres, tal como ocurrió con los discípulos de Jesús, quienes fueron muertos por predicar a Jesús (Ap. 11:7 al 10); empero, nosotros, los últimos, no tenemos temor de predicar a Jonás el Cristo, ni a la muerte, ni a la cárcel, ni a ser perseguidos por los seres humanos, ni a Lucifer con sus miríadas de demonios, sino, solo tememos a Jehová Dios o Jesucristo, el Dios de Dioses, Rey de Reyes y Señor de Señores (Jn. 1:29. Ap. 17:14. Dt. 10:17).
Autor: Randon Ortiz Calle

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.