TODA LA HUMANIDAD DEBE CONVERTIRSE A JEHOVÁ DIOS, QUIEN MORA EN SU PROFETA JONÁS....

3.17.2013

EL CASTIGO DE DIOS

EL CASTIGO DE DIOS PARA LOS INCRÉDULOS

Paz sea con todos vosotros:

Es necesario que la humanidad conozca sobre los acontecimientos que sucederán en los próximos años, para que se conviertan a Jehová Dios, pues Él ya está en la tierra y mora en su templo Ezequiel Jonás Ataucusi Molina; el Señor ha manifestado que quiere hacer la paz con todo ser humano y para allegarnos a Dios, debemos guardar sus mandamientos; si el ser humano se resiste a obedecer a Dios, el castigo será inminente (Sal. 119:21).

Jehová Dios mostró en visión a Juan el Teólogo, lo que sucederá en los postreros días, las cosas que han de acontecer; mala fortuna les espera a los moradores de la tierra. ¿Porque causa acontecerá todo esto?, por la desobediencia del hombre, vendrá el castigo de Dios, castigo descrito por sus profetas desde hace miles de años.

Jehová Dios, por dos ocasiones, ya ha visitado a la tierra con juicio. El primer Ay o Juicio fue precedido por el Profeta NOE, Dios castigó a la humanidad con el Diluvio Universal durante 40 días (Ap. 8:13. 9:12).

El segundo Ay o juicio fue precedido por el Profeta LOT, Dios castigó a la humanidad con fuego y azufre en un día. Estos dos juicios son pasados, he aquí el tercer juicio vendrá presto para ejecutarse en ellos (Sal. 149:9).

Durante el juicio, Dios hará diferencia entre el que le sirve y el que no le sirve (Lv. 26:21,27). Añadiré siete veces más el castigo por sus pecados, quiere decir, siete veces más dolorosos serán los castigos y llorarán los que se ponen en contra de Dios; y, todos los malos recibirán este castigo en forma implacable.

De la noche a la mañana, las ciudades van a aparecer llenas de fieras o bestias salvajes, los cuales atacarán a todos los incrédulos (Lv. 26:22. Dt. 32:24).

Amarga pestilencia, lo que respira el hombre será nauseabundo y lo contaminará (Ez. 5:17).

Serpientes aparecerán a sus habitaciones (Jer. 8:17).

En las ciudades aparecerán leones, tigres, lobos del desierto, los cuales los destruirán (Jer. 5:6). La gente se desmayará solo con verlos (Jer. 4:7). Los leones y los tigres aparecerán en la noche, harán desastres a la gente, la gente no podrá salir de sus casas.

Sembrarán y no cosecharán, habrá hambre, pestilencia y plagas, la ira de Dios es grande por su desobediencia a sus leyes, derechos y estatutos (Dt. 28:38 al 42).

La ira se desatará sobre la gente y la gente se preguntará ¿A dónde iremos? (Jer. 15:2,3).

La gente empezará a huir a los montes diciendo, allá no llegará el castigo, empero, del monte saldrán perros salvajes, los cuales devorarán a los hombres; otros dirán, me iré a una cueva o me protegeré en un bunker, pues allí aparecerán las serpientes para atacarlos y destruirlos.

En el cielo o atmósfera aparecerán aves que el hombre aún no conoce, con picos grandes y puntudos y con alas aparecidas a las alas de un avión, ellas pasarán por las casas, romperán las paredes de hormigón y atacarán a la gente.

En el mar hay muchos animales que el hombre aún no ha visto, a la VOZ DE MANDO, saldrán del mar y destruirán todo lo que encuentren a su paso.

Jehová Dios hizo pacto con los animales y ellos son su ejército (Os. 2:18). Dios ordenará ir a tal pueblo, ellos irán y cumplirán su misión; y, también atacarán a los desobedientes, a los que no cumplen la ley.

Los animales del campo, solo esperan la voz de mando (Sal. 50:10,11).

Jehová Dios, todo lo tiene preparado para ese día y solo Él por medio de su templo Ezequiel Jonás Ataucusi Molina decretará el castigo, cuando los animales estén sobre la gente, ellos no respetaran a nadie, ni siquiera a los líderes religiosos de este mundo, peor a los reyes o presidentes de las naciones, pues son desobedientes a las Leyes de Dios; los destruirán, los devorarán y los votarán despedazados, todo será de ESPANTO (Ap. 19:17,18).

La gente que se salvó del ataque se preguntará, ¿y ahora que haré?, pues ya será muy tarde (Jer. 8:20), Jehová Dios enviará a las avispas, para que destruyan a los que han quedado hasta que perezcan (Dt. 7:20. Am. 9:2,3).

La gente de las grandes potencias están construyendo plataformas en el espacio para esconderse, pero ellos no saben que la ciencia será quitada de sus mentes y no sabrán como regresar. Creen que ellos van a salvarse, bien claro dice Dios, aunque cavasen hasta el infierno, de allá los tomará mi mano y si subieran hasta el cielo, de allá los haré descender y si se escondieran en la cumbre del Carmelo, allí los buscaré y aunque se escondieran delante de mis ojos en el profundo de la mar, allí mandaré la culebra y los morderán (Is. 29:14. 1 Co. 1:19).

Los palacios de los sabios serán desiertos (Is. 32:14). En dichos palacios vivirán los animales y serán su guarida, allí habitarán los murciélagos y a los malos, les chuparán la sangre.

Todas las naciones fuertes, las que tienen armas sofisticadas, no valdrán nada en ese día, por eso deben convertirse (Is. 27:10).

Todos los que han ganado fama (religiosos, reyes, etc.), se esconderán en los huecos de los cerros, dirán cerros tápanos, porque allí se darán cuenta DEL ROSTRO DEL CORDERO DE DIOS y dirán ÉL ERA y estarán avergonzados.

Todos los que van a morir impíamente, sin haber conocido a Dios, ellos irán al lago de fuego, al infierno, también habrá saqueos de grupos, de cien, de quinientos, de mil personas que saquearán, el primero estará comiendo, el segundo vendrá con palo y lo matará, así que el que encuentra comida es para muerte (Ap. 6:8).

Tempestad quiere decir desorden, matanza, por aquí el león, por allá el tigre, serpientes, por acá plagas, los malos no tendrán PAZ (los malos son los opositores a Jehová Dios y los que no obedecen a la Ley de Dios, la Ley que Él entregó a Moisés), todos morirán, todo lo que está escrito se va a cumplir porque Dios no es hombre, no puede mentir, el hombre si se retracta, pero Dios pensó y eso se ejecutará (Jer. 23:19,20).

Cuando llegue el tiempo cumplido, lo entenderemos viendo, pero ya será muy tarde para arrepentirnos, por ello es necesario convertirse a Jehová Dios urgentemente y el Señor de Señores, mora en Ezequiel Jonás Ataucusi Molina.
Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.