JEHOVÁ DIOS HA DECRETADO LA SEMANA DE LA SANIDAD PARA TODO EL PUEBLO, CANTAD ALABANZAS Y PAGAD LA SANIDAD CON LA OFRENDA.....

3.13.2013

Vida Eterna

¿CÓMO GANAR LA VIDA ETERNA?

La Paz del Señor sea con todos vosotros:

El corazón del Pueblo cada días es más duro, de piedra porque no hay obediencia a los mandamientos de Dios, para cumplir con nuestras responsabilidades, porque nuestra responsabilidad es anunciar, predicar el evangelio, como nos dice la sagrada escritura.

Y respondiendo Jesús, dijo: De cierto os digo, que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o heredades, por causa de mí y del evangelio (Marcos 10:29). Nuestro Señor nos llama para predicar su evangelio, si no cumplimos con este mandato, pasamos a ser injustos, porque habiendo creído y conocido la doctrina, no predicamos, por lo tanto, somos rebeldes a su palabra, entonces, Dios nos considera indignos delante de él, por otro lado, hay padres que no valorizan la promesa de Dios, porque les digo esto, porque no dejan que sus hijos o hijas hagan la obra de Dios, muchos se han vuelto materialistas, dejando lo espiritual a un lado, por lo material y en nuestras propias casa, las personas que más estimamos nos ponen obstáculos.

Y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama padre o madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama hijo o hija más que a mí, no es digno de mí (Mateo 10:36,37). Los enemigos del hombre serán los de su propia casa, entonces, para aclaración a que casa se está refiriendo, al corazón, no es así, muy bien, quiere decir también, que las personas que más estimamos, las que más queremos en nuestro corazón, ellos nos ponen trabas, nuestros padres, hermanos, hermanas, tíos, en fin, toda la familia, ponen obstáculos al mandato de Dios, córtate el cabello dicen, porque te pones eso, que ganas yendo con los hermanos y muchas cosas más, por ello la escritura dice: el que ama padre o madre más que a mí, no es digno de mí, más lo contrario, somos opositores del mandato de Dios, por lo tanto, no podemos ser discípulos de él.

Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su vida, no puede ser mi discípulo (Lucas 14:26). Si alguno viene a mí, aquel que quiere ser predicador o predicadora, debe cumplir con dejar a su padre, a su madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y aún a su propia vida dice, como entendemos esto, por ejemplo, la palabra aborrecer, significa obedecer a Dios antes que a los hombres, al prioridad es cumplir con el mandato de Dios, por causa del Evangelio, para ser verdaderos discípulos hay que cumplir con las recomendaciones de parte de Dios, para poder alcanzar la promesa de Dios, que es la vida eterna, ahora ¿cómo vamos a ganar la vida eterna?.

Y cualquiera que dejare casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces tanto, y heredará la vida eterna (Mateo 19:29). Aquí tenemos una promesa muy grande y debemos entenderlo así, porque dice claramente, la persona que cumple con ese requisito, heredará la vida eterna, hay que explicar, por eso, como vamos a obtener la vida eterna, muy bien, por ejemplo: primeramente, como el padre del hogar nos dice claramente, el jefe de la casa, debe dejar a su esposa, hijos, hijas y vienes que posee, para ganar cien veces tanto de premio más la vida eterna, pero para ello, precisamente debemos cumplir en ser predicadores y predicadoras, ser verdaderos discípulos de Cristo, pero hasta ahora ninguno ha cumplido este decreto de Dios.

Dios nos ordena lo que debemos hacer, pero nosotros no podemos hacerlo, no hay cumplimiento de parte de nosotros, así no vamos a ganar la vida eterna, muchas veces pensamos en cumplir la ordenanza de Dios dejándolo todo y eso no es así, por eso siempre digo el Israelita tiene que ser independiente en su trabajo, aquel que vaya a predicar, tiene que velar por lo que está dejando, aunque sea un pequeño negocio, para no dar mal testimonio; los jóvenes están destinados para el campo, para la obra de Dios, el pago es 100 veces tanto más la vida eterna.

Los que han cumplido con esta tarea les espera un premio de una corona de oro fino, Pues le has salido al encuentro con bendiciones de bien: Corona de oro fino has puesto sobre su cabeza. Vida te demandó, y dístele Largura de días por siglos y siglos (Salmos 21:4), aquel que ha cumplido con este decreto de Dios, recibirá bendiciones, la corona de oro fino sobre su cabeza y largura de vida y de años, por los siglos de los siglos, luego dice cien veces tanto; en la corona llevará un número de estrellas igual al número de almas ganadas, si alguien ha ganado mil almas, en la corona llevará mil estrellas y ha ganado el premio de la gran misericordia de Dios, porque el mismo te coronará para vida eterna, El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias (Salmos 103:4). Adorno de gracia dará a tu cabeza: Corona de hermosura te entregará.  Oye, hijo mío, y recibe mis razones; Y se te multiplicarán años de vida (Proverbios 4:9,10), precisamente, esta corona de oro con mil estrellas es el premio para aquellos fieles que han de cumplir con este decreto de Dios y fuera de este premio, la promesa de vivir para siempre, pero para lograr esto hay que pasar muchas tentaciones, muchas pruebas, pero hay que ser fieles a Dios hasta la muerte, para lograr la corona de la vida eterna.

Bienaventurado el varón que sufre la tentación; porque cuando fuere probado, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman (Santiago 1:12). No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo ha de enviar algunos de vosotros a la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación de diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida (Apocalipsis 2:10). Esa es la forma de ganar la vida eterna, todo aquel que anunciare o predicare, se salvará y obtendrá la vida eterna, pero hasta ahora no hay quién cumpla con este mandato, ¿Por qué no salen a predicar?, porque no hay fuerza, primero se debe preparar el corazón y luego se puede salir a predicar, primero hay que preparar el corazón ¿Y cómo se prepara el corazón?, primeramente hay que limpiar la iniquidad del corazón y luego salir a la predica, solo así se salvarán, porque solo en el Monte de Sión hay salvación, Y será que cualquiera que invocare el nombre de Jehová, será salvo: porque en el monte de Sión y en Jerusalem habrá salvación, como Jehová ha dicho, y en los que quedaren, A los cuales Jehová habrá llamado (Joel 2:32), los que han de predicar se salvarán porque la salvación está en el Monte de Sión y en este Monte estamos, aunque algunos no lo creamos, estamos en este Monte, después no hay otro lugar para la salvación y la libertad.

Porque el Señor es el Espíritu; y donde hay el Espíritu del Señor, allí hay libertad (2 Corintios 3:17). Porque el Espíritu de Dios ¿mora o no mora en medio nuestro?, de manera que donde mora el Espíritu de Dios, allí hay libertad y donde no hay Espíritu Santo, allí no hay libertad, entonces, debemos pensar que estamos en el monte de salvación y depende de nosotros que cumplamos con el decreto de Dios y salir a predicar para que acontezca nuestra salvación conforme Dios nos ha prometido, pero si no cumplimos en vano es,  no habrá salvación para nosotros, porque los Israelitas somos los responsables de lo que ha de acontecer y estamos cometiendo una falta muy grande en no predicar en los cuatro cantones de la tierra, por eso el mundo no se arrepiente por culpa de los Israelitas, ahora, Dios solo cuenta con los predicadores fuera del país, la predicación dentro de su país es nulo, Dios no cuenta con ellos, no cuenta con los predicadores dentro de su país de origen, sino con los predicadores que salgan fuera del país y que no vuelvan más.

Y dijo: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su tierra (Lucas 4:24). Ningún profeta es acepto en su tierra, quiere decir, que ningún predicador es honrado en su tierra, en su país de origen, más aún todavía podemos complementar ¿Cómo debe ser un predicador?. Porque el mismo Jesús dio testimonio de que el profeta en su tierra no tiene honra (Juan 4:44). El profeta que está predicando dentro de su país, de día y de noche, sin cesar no es honrado, quiere decir que delante de Dios no tiene honra, sus obras no cuentan, ¿cómo debe ser un predicador?, que saliendo fuera de sus fronteras, ya no hay retorno para él para obtener la vida eterna.

Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano al arado mira atrás, es apto para el reino de Dios (Lucas 9:62). Si un predicador se va al extranjero a predicar ha traspasado sus fronteras, pero si regresa su obra es nula, no es apto el que regresa, que cosa quiere decir agarrar el arado, quiere decir, al predicador que agarra el arado, se fue haciendo el surco para sembrar la palabra de Dios, pero si mira hacia atrás, si regresa, entonces el tal no es apto para el reino de Dios.

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente: no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios será contigo en donde quiera que fueres (Josué 1:9). Dios tiene que levantar obreros dignos para ir a predicar, limpios de la iniquidad de corazón, si no es así, no hay fuerzas, no hay fortaleza de parte de Dios, es por eso que no pueden salir a predicar, entonces, cuando uno hace presente estas cosas, me llega la nostalgia de cuál será su futuro, solo tengo que decir Señor no hay amor para contigo, en el día del juzgamiento nos vamos a ver las caras, terrible es la desobediencia con conocimiento, ese es el pecado más grande, porque nos hacemos trasgresores de la Ley.

Solo les pido seamos fuertes y valientes hasta el fin, anunciando el Evangelio de nuestro Señor, en los cuatro cantones de la tierra y así alcanzaremos la promesa de Dios, que es la vida eterna.
Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO


La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.