JEHOVÁ DIOS HA DECRETADO LA SEMANA DE LA SANIDAD PARA TODO EL PUEBLO, CANTAD ALABANZAS Y PAGAD LA SANIDAD CON LA OFRENDA.....

3.15.2013

La Pascua

Fiesta de los Panes sin Levadura


Paz del Señor sea con todos vosotros:

La fiesta comenzaba el 15 de Nisán, el día después de la Pascua, y duraba siete días, hasta el 21 de Nisán. Su nombre proviene de los panes sin levadura, el único pan que estaba permitido comer durante los siete días de la fiesta. El pan sin fermentar se amasa con agua pero sin levadura, y ha de prepararse rápidamente para evitar la fermentación.


El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, era una asamblea solemne y tenía carácter sabático. En el segundo día, el 16 de Nisán, se le llevaba al sumo sacerdote una gavilla de las primicias de la cosecha de la cebada, la primera que maduraba en Palestina. Antes de esta fiesta no podía comerse grano nuevo, ni pan, ni grano tostado de la nueva cosecha. El sumo sacerdote presentaba simbólicamente tales primicias a Jehová meciendo una gavilla de grano, mientras se ofrecía un cordero de un año como ofrenda quemada junto con una ofrenda de grano mojado o untado ligeramente con aceite y una libación. Lv. 23:6-14. No había ningún mandato en cuanto a quemar grano o harina sobre el altar, como más tarde hicieron los sacerdotes. No se hacía únicamente una ofrenda nacional de las primicias, sino que también se estipulaba que toda familia y toda persona que tuviera una posesión en Israel ofrecieran sacrificios de acción de gracias durante esta ocasión festiva. Ex. 23:19; Dt. 26:1,2.


Significado. El que en esta ocasión se comiesen panes sin levadura estaba de acuerdo con las instrucciones que Jehová le había dado a Moisés, según se registran en Ex. 12:14-20, en las que se incluye el siguiente mandato de estricto cumplimiento. Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas, porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, aquella alma será cortada de la congregación de Israel. Ex. 12:19. En Dt. 16:3 se llama a los panes sin levadura, el “pan de aflicción”, y para los israelitas eran un recordatorio anual de su apresurada salida de la tierra de Egipto Ex. 12:34. De esta forma, recordaban el estado de aflicción y esclavitud del que Israel había sido liberado, como Jehová mismo había dicho: “Para que todos los días de tu vida recuerdes el día en que saliste de la tierra de Egipto”. La conciencia de su libertad nacional y el reconocimiento de Jehová como su Libertador constituían un trasfondo adecuado para la primera de las tres grandes fiestas anuales de los israelitas. Dt. 16:16.


Su observancia. Después del regreso de los Hebreos del cautiverio babilonio a la Tierra Prometida, los profetas de Jehová, Ageo y Zacarías, impulsaron la reconstrucción del templo de Jerusalém hasta terminar la obra. Esd. 5:1, 2. Finalmente, en 515 A.D.C. Se procedió a la dedicación de la casa de Jehová con gran regocijo y con la presentación de los sacrificios correspondientes a la fiesta de los panes sin levadura. Esd. 6:22.


Significado de los panes sin levadura. En Mt. 16:6,11,12, Jesucristo explicó el significado simbólico de la levadura, al advertir a sus discípulos: “Mantengan los ojos abiertos y guárdense de la levadura de los fariseos y saduceos”. Como los discípulos razonaban erróneamente sobre lo que había querido decir, les manifestó claramente: “‘¿Cómo no disciernen que no les hablé acerca de panes? Mas guárdense de la levadura de los fariseos y saduceos.’ Entonces comprendieron que les había dicho que se guardaran de la enseñanza de los fariseos y saduceos”. Lucas, por su parte, menciona otra ocasión en la que Jesús declaró específicamente: “Guárdense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía”. Lc. 12:1.


El apóstol Pablo dio un significado similar a la levadura en relación con la fiesta de los panes sin levadura al mencionar el proceder que deberían seguir los cristianos 1 Co. 5:6-8.


El 16 de Nisán, o Abib. Segundo día de la fiesta de los panes sin levadura, el sacerdote mecía las primicias de la cosecha de la cebada la primera cosecha del año o lo que podría llamarse las primeras primicias de la tierra. Lv. 23:10, 11.


Fundamentos de la Pascua o Ázimos


Estas son las solemnidades de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos. Lv. 23:4.

Tres veces en el año me celebraréis fiesta. Ex. 23:14.

Tres veces en el año parecerá todo varón tuyo delante del Señor Jehová. Ex. 23:17.
Para que ofreciesen cada cosa en su día, conforme al mandamiento de Moisés, en los sábados, en las nuevas lunas, y en las solemnidades, tres veces en el año, a saber, en la fiesta de los panes ázimos, en la fiesta de las semanas, y en la fiesta de las cabañas. 2 Cr. 8:13.
Y habló Jehová a Moisés, diciendo. Nm. 28:1.
Manda a los hijos de Israel, y diles. Mi ofrenda, mi pan con mis ofrendas encendidas en olor a mí agradable, guardaréis, ofreciéndomelo a su tiempo. Nm. 28:2.
Un mismo estatuto tendréis, vosotros de la congregación y el extranjero que con vosotros mora; estatuto que será perpetuo por vuestras edades: como vosotros, así será el peregrino delante de Jehová. Nm. 15:15.
Una misma ley y un mismo derecho tendréis, vosotros y el peregrino que con vosotros mora. Nm. 15:16.
Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y dísteles juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos. Neh. 9:13.
Y guardaréis la fiesta de los ázimos, porque en aqueste mismo día saqué vuestros ejércitos de la tierra de Egipto: por tanto guardaréis este día en vuestras generaciones por costumbre perpetua. Ex. 12:17.
En el mes primero, el día catorce del mes por la tarde, comeréis los panes sin levadura, hasta el veintiuno del mes por la tarde. Ex. 12:18.
La fiesta de los ázimos guardarás: Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib; porque en él saliste de Egipto: y ninguno comparecerá vacío delante de mí: Ex. 23:15.
Guardares el mes de Abib, y harás pascua a Jehová tu Dios: porque en el mes de Abib te sacó Jehová tu Dios de Egipto de noche. Dt. 16:1.
Este mes os será principio de los meses; será este para vosotros el primero en los meses del año. Ex. 12:2.
El primer día habrá santa convocación, y asimismo en el séptimo día tendréis una santa convocación: ninguna obra se hará en ellos, excepto solamente que aderecéis lo que cada cual hubiere de comer. Ex. 12:16.
Y este día os ha de ser en memoria, y habéis de celebrarlo como solemne a Jehová durante vuestras generaciones: por estatuto perpetuo lo celebraréis. Lv. 12:14.
Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas: porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, aquella alma será cortada de Israel. Lv. 12:15.
No comerás con ella leudo; siete días comerás con ella pan por leudar, pan de aflicción, porque apriesa saliste de tierra de Egipto: para que te acuerdes del día en que saliste de la tierra de Egipto todos los días de tu vida. Dt. 16:3.
Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas, porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, aquella alma será cortada de la congregación de Israel. Ex. 12:19.
Y no se dejará ver levadura contigo en todo tu término por siete días; y de la carne que matares a la tarde del primer día, no quedará hasta la mañana. Dt. 16:4.
Ninguna cosa leudada comeréis; en todas vuestras habitaciones comeréis panes sin levadura. Ex. 12:20.

Aclaración sobre la Levadura


Limpiad pues la vieja levadura, para que seáis nueva masa, como sois sin levadura: porque nuestra pascua, que es Cristo, fue sacrificada por nosotros. 1 Co. 5:7.

Así que hagamos fiesta, no en la vieja levadura, ni en la levadura de malicia y de maldad, sino en ázimos de sinceridad y de verdad.1Co. 5:8.
Y Jesús les dijo: Mirad, y guardaos de la levadura de los Fariseos y de los Saduceos. Mt. 16:6. 
Y ellos pensaban dentro de sí, diciendo: Esto dice porque no tomamos pan. Mt. 16:7.
Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tomasteis pan?. Mt. 16:8.
¿Cómo es que no entendéis que no por el pan os dije, que os guardaseis de la levadura de los Fariseos y de los Saduceos?. Mt. 16:11.
Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura de pan, sino de la doctrina de los Fariseos y de los Saduceos. Mt. 16:12.

¿Y cuál es la Doctrina de los Fariseos, Saduceos?


Y en vano me honra, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Mr. 7:7.

Porque dejando el mandamiento de Dios, tenéis la tradición de los hombres; las lavaduras de los jarros y de los vasos de beber: y hacéis otras muchas cosas semejantes. Mr. 7:8.



Cada persona debe presentarse con el don de sus manos ¿cómo debe presentarse cada creyente en las fiestas de la Pascua?

La fiesta de los ázimos guardarás: Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib; porque en él saliste de Egipto: y ninguno comparecerá vacío delante de mí. Ex. 23:15.

Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de aqueste mes tómese cada uno un cordero por las familias de los padres, un cordero por familia. Ex. 12:3.
Tres veces cada un año parecerá todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere: en la solemnidad de los ázimos, y en la solemnidad de las semanas, y en la solemnidad de las cabañas. Y no parecerá vacío delante de Jehová. Dt. 16:16.
Cada uno con el don de su mano, conforme a la bendición de Jehová tu Dios, que te hubiere dado. Dt. 16:17.

Mas el primogénito de vaca, y el primogénito de oveja, y el primogénito de cabra, no redimirás; santificados son: la sangre de ellos rociarás sobre el altar, y quemarás la grosura de ellos, ofrenda encendida en olor suave a Jehová. Nm. 18:17.
De todos vuestros dones ofreceréis toda ofrenda a Jehová; de todo lo mejor de ellos ofreceréis la porción que ha de ser consagrada. Nm. 18:29.
Y cuando vosotros hubiereis ofrecido de ello lo mejor suyo, no llevaréis por ello pecado: y no habéis de contaminar las cosas santas de los hijos de Israel, y no moriréis. Nm. 18:32.
Ahora pues, llevad también a cabo el hecho, para que como estuvisteis prontos a querer, así también lo estéis en cumplir conforme a lo que tenéis. 2 Co. 8:11.
Porque si primero hay la voluntad pronta, será acepta por lo que tiene, no por lo que no tiene. 2 Co. 8:12.
Por tanto, tuve por cosa necesaria exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros, y apresten primero vuestra bendición antes prometida para que esté aparejada como de bendición, y no como de mezquindad. 2 Co. 9:5.
Esto empero digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra en bendiciones, en bendiciones también segará. 2 Co. 9:6.
Cada uno  como propuso en su corazón: no con tristeza, o por necesidad; porque Dios ama el dador alegre. 2 Co. 9:7.
Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra: 2 Co. 9:8.
Indispensablemente diezmarás todo el producto de tu simiente, que rindiere el campo cada un año. Dt. 14:22.
Mas el lugar que Jehová vuestro Dios escogiere de todas vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación, ése buscaréis, y allá iréis: Dt. 12:5.
Yo los llevaré al monte de mi santidad, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa, casa de oración será llamada de todos los pueblos. Is. 56:7.
Empero en mi santo monte, en el alto monte de Israel, dice el Señor Jehová, allí me servirá toda la casa de Israel, toda ella en la tierra: allí los querré, y allí demandaré vuestras ofrendas, y las primicias de vuestros dones, con todas vuestras cosas consagradas. Ez. 20:40.
Empero así dice Jehová a la casa de Israel: Buscadme, y viviréis; Am. 5:4.

¿Cuál es la Casa?


Ni esconderé más de ellos mi rostro; porque habré derramado de mi espíritu sobre la casa de Israel, dice el Señor Jehová. Ez. 39:29.

Y allí llevaréis vuestros holocaustos, y vuestros sacrificios, y vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, y vuestros votos, y vuestras ofrendas voluntarias, y los primerizos de vuestras vacas y de vuestras ovejas. Dt. 12:6.
Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para hacer habitar allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino, y de tu aceite, y los primerizos de tus manadas, y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tú Dios todos los días. Dt. 14:23.
Y si el camino fuere tan largo que tú no puedas llevarlo por él, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere. Dt. 14:24.
Entonces venderlo has, y atarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere. Dt. 14:25.
Y darás el dinero por todo lo que deseare tu alma, por vacas, o por ovejas, o por vino, o por sidra, o por cualquier cosa que tu alma te demandare: y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia. Dt. 14:26.
Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando hubiereis entrado en la tierra que yo os doy, y segareis su mies, traeréis al sacerdote un omer por primicia de los primeros frutos de vuestra siega. Lv. 23:10.
El cual mecerá el omer delante de Jehová, para que seáis aceptos: el siguiente día del sábado lo mecerá el sacerdote. Lv. 23:11.
Y el día que ofrezcáis el omer, ofreceréis un cordero de un año, sin defecto, en holocausto a Jehová. Lv. 23:12.
Y su presente será dos décimas de flor de harina amasada con aceite, ofrenda encendida a Jehová en olor suavísimo; y su libación de vino, la cuarta parte de un hin. Lv. 23:13.
Y no comeréis pan, ni grano tostado, ni espiga fresca, hasta este mismo día, hasta que hayáis ofrecido la ofrenda de vuestro Dios; estatuto perpetuo es por vuestras edades en todas vuestras habitaciones. Lv. 23:14.

Estas ofrendas serán sacrificadas


Y sacrificarás la pascua a Jehová tú Dios, de las ovejas y de las vacas, en el lugar que Jehová escogiere para hacer habitar allí su nombre. Dt. 16:2.

Y ofreceréis por ofrenda encendida en holocausto a Jehová dos becerros de la vacada, y un carnero, y siete corderos de un año: sin defecto los tomaréis. Nm. 28:19.
Y su presente de harina amasada con aceite: tres décimas con cada becerro, y dos décimas con cada carnero ofreceréis. Nm. 28:20.
Con cada uno de los siete corderos ofreceréis una décima. Nm. 28:21.
Esto ofreceréis además del holocausto de la mañana, que es el holocausto continuo. Nm. 28:23.
Conforme a esto ofreceréis cada uno de los siete días, vianda y ofrenda encendida en olor de suavidad a Jehová; ofrecerse a, además del holocausto continuo, con su libación. Nm. 28:24.

No podrás sacrificar la pascua en cualquier lugar


No podrás sacrificar la pascua en ninguna de tus ciudades, que Jehová tu Dios te da. Dt. 16:5.

Guárdate, que no ofrezcas tus holocaustos en cualquier lugar que vieres. Dt. 12:13.

Sino sacrificares en lugar que Jehová escogiere


Sino en el lugar que Jehová tu Dios escogiere para hacer habitar allí su nombre, sacrificarás la pascua por la tarde a puesta del sol, al tiempo que saliste de Egipto: Dt. 16:6.

Mas en el lugar que Jehová escogiere, en una de tus tribus, allí ofrecerás tus holocaustos, y allí harás todo lo que yo te mando. Dt. 12:14.
Mas el lugar que Jehová vuestro Dios escogiere de todas vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación, ése buscaréis, y allá iréis. Dt. 12:5.
Y allí llevaréis vuestros holocaustos, y vuestros sacrificios, y vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, y vuestros votos, y vuestras ofrendas voluntarias, y los primerizos de vuestras vacas y de vuestras ovejas. Dt. 12:6.
He aquí yo tengo que edificar casa al nombre de Jehová mi Dios, para consagrársela, para quemar perfumes aromáticos delante de él, y para la colocación continua de los panes de la proposición, y para holocaustos a mañana y tarde, y los sábados, y nuevas lunas, y festividades de Jehová nuestro Dios; lo cual ha de ser perpetuo en Israel. 2 Cr. 2:4.

Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR

EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.

0 comentarios :