TODA LA HUMANIDAD DEBE CONVERTIRSE A JEHOVÁ DIOS, QUIEN MORA EN SU PROFETA JONÁS....

5.08.2013

Sábado Santo Primera Parte

La observancia del SÁBADO entraña grandes bendiciones. El Señor desea conservar entre los hombres, el conocimiento de sí mismo. Mediante la obediencia y cumplimiento del CUARTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS. Por lo tanto: " Solamente te esfuerces, y seas muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó: no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendieres. El libro de aquesta Ley nunca se apartará de tu boca: antes de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito: porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien." (Josué 1:7 8).
"Guardad cuidadosamente los mandamientos de JEHOVÁ vuestro DIOS, y sus  Testimonios, y sus Estatutos, que te ha mandado. Y harás lo recto y bueno en ojos de JEHOVÁ, para que te vaya bien y entres y poseas la buena tierra que JEHOVÁ juró a tus padres." (Deuteronomio 6:17,18).
"Solamente que con diligencia cuidáis de poner por obra el mandamiento y la Ley, - que siervo Moisés de JEHOVÁ os intimó: que améis á JEHOVÁ vuestro DIOS, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y os alleguéis a él, y ¡e sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma." (Josué 22:5).
"Mirad, pues, que hagáis como JEHOVÁ vuestro DIOS os ha mandado: no os apartéis a diestra ni a siniestra; "andad en todo camino, que JEHOVÁ vuestro DIOS os ha mandado, para que Viváis, y os vaya bien, y tengáis largos días en la tierra-que habéis de poseer." (Deuteronomio 5:32,33).
"Para que os acordéis, y hagáis todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro DIOS. Acordaos de la Ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y Leyes para todo ISRAEL." (Números 15:40. Malaquías 4:4).
Durante toda la semana, debemos recordar el SÁBADO y hacer preparativos para ponerlo en práctica. Tenemos que  comprender su importancia ESPIRITUAL “Acordarte has del día del REPOSO para santificarlo." (Éxodo 20:3).
Guardarás el día del REPÓSO para santificarlo, como JEHOVÁ TU DIOS te ha mandado. Y acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que JEHOVÁ TU SEIS DÍAS TRABAJARÁS DIOS te sacó de allá con" mano fuerte y brazo extendido por lo cual JEHOVÁ TU DIOS te ha mandado que guardes el día del REPOSO." (Deuteronomio 5:12,15).
"A los cuales él dijo: Este es el REPOSO: dad reposo al cansado; y éste es el refrigerio: mas no quisieron oír. SÁBADO de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas, por estatuto perpetuo." (Isaías 28:12. Levítico 16:31).
“Y vueltas aparejaron drogas aromáticas y ungüentos; y reposaron el SÁBADO, conforme al mandamiento." (Lucas 23: 56).
"Porque así dijo el Señor JEHOVÁ, el Santo de ISRAEL: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis." (Isaías 30:25).
Las primeras victorias se han de ganar en el hogar. Allí debe empezar la preparación para reposar el día SÁBADO. Recuerden: los padres durante toda la semana que su hogar ha de ser una ESCUELA, en la cual sus hijos se prepararán para los atrios CELESTIALES. Sean correctas sus palabras. No escapen de sus labios expresiones que sus hijos no deberían oír. Mantengan sus espíritus libre de irritación. "Más ahora, dejad también todas estas cosas: ira, enojo, malicia, maledicencia, torpes palabras de vuestra boca," (Colosenses 3:8).
Padres, vivid durante la semana como a la vista de un DIOS Santo, que os ha dado hijos para que los preparéis para él. Educad así la pequeña Iglesia que hay en vuestro hogar, a fin de que el día SÁBADO todos puedan estar preparados. Presentad cada mañana, vuestros hijos a DIOS como su heredad. Enseñadles que es su más alto deber y privilegio AMAR y servir a DIOS. “Y si alguno no tiene cuidado de los suyos, y mayormente de los de su casa, la fe negó, y es peor que un infiel. Que gobierne bien su casa, que tenga sus hijos en sujeción con toda honestidad; (Porque el que no sabe gobernar su casa, ¿cómo cuidará de la Iglesia de DIOS )" (1 Timoteo 5:8 y 3:4,5).
Mostrándote en todo por ejemplo de buenas obras; en Doctrina haciendo ver integridad, gravedad. Porque los que bien ministraren, ganan para sí buen grado, y mucha confianza en la fe que es en CRISTO JESÚS." (Tito 2:7. 1 Timoteo 3:13).
"Medita estas cosas; ocúpate en ellas; para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos! Ten cuidado de ti mismo y de la Doctrina; persiste en ello; pues haciendo esto, a ti mismo salvarás y a los que te oyeren." (1 Timoteo 4:15,16).
Los padres deben tener con frecuencia en los labios, pasajes bíblicos de las Sagradas Escrituras. "Seis días trabajarás, y harás toda tu obra. Seis días trabajarás, más en el séptimo día cesarás: cesarás aun en la arada y en la siega." (Éxodo 20:9 y 34:21).
Cuando el día SÁBADO se recuerde así, no se permitirá que lo temporal usurpe lo que pertenece a lo ESPIRITUAL. Ningún deber que incumbe a los seis días hábiles^ será dejado para el día SÁBADO. "Seis días se hará obra, más el día séptimo os será santo, SÁBADO de reposo a JEHOVÁ: cualquiera que en él hiciere obra, morirá." (Éxodo 35:2).
"Seis días harás tus negocios, y al séptimo día holgarás a fin que descanse tu buey y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu sierva, y el extranjero." (Éxodo 23:12).
El día viernes es víspera del día SÁBADO, por lo tanto es un día especial para prepararse a guardar conforme a las Ordenanzas de DIOS. Por medio de Moisés, el Señor les comunicó a los hijos de ISRAEL; “Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho JEHOVÁ: Mañana es el SANTO SÁBADO, el reposo de JEHOVÁ: lo que hubiereis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que sobrare; guardadlo para mañana. Y ellos lo guardaron hasta la mañana según que Moisés había mandado, y no se pudrió, ni hubo en é! gusano." (Éxodo 16:23,24).
Estas indicaciones de los labios de JEHOVÁ son para nuestra instrucción. La Biblia es una guía perfecta, si se estudian sus páginas con oración, corazón contrito y humillado. “Escudriñad ¡as Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna: y ellas son las que dan testimonio de mí" (Juan 5:39).
"Más el séptimo día será reposo para JEHOVÁ tu DIOS: no hagas en él obra alguna, tu, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni ti extranjero que está dentro de tus puertas." (Éxodo 20:10).
"Más el séptimo es reposo a JEHOVÁ tu DIOS: ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni tu peregrino que está dentro de tus puertas: porque descanse tu siervo y tu sierva como tú." (Deuteronomio 5:14).
"Si retrajeres del SÁBADO tu pie de hacer tu voluntad en mi día SANTO, y al SÁBADO llamares delicias, SANTO, glorioso de JEHOVÁ; y lo venerares, no haciendo tus caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus palabras." (Isaías 58:13).
"Bienaventurado el hombre que esto hiciere, y el hijo del hombre que esto abrazare: que guarda el SÁBADO de profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal. Así que guardaréis el SÁBADO, porque SANTO es a vosotros: el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella alma será cortada de en medio de sus pueblos." (Isaías 56:2. Éxodo 31:34).
EN SEIS DIAS HIZO JEHOVÁ LOS CIELOS Y LA TIERRA
“Y acabó DIOS en el día séptimo su obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda su obra que había hecho. Y bendijo DIOS al día séptimo, y santificólo, porque en él reposó de toda su obra que había DIOS criado y hecho." (Génesis 2:2,3).
"Porque en seis días hizo JEHOVÁ los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto JEHOVÁ bendijo el día del reposo y lo santificó." (Éxodo 20:11).
"Porque en un cierto Jugar dijo así del séptimo día: Y reposó DIOS de todas sus obras en el séptimo día. Porque el que ha entrado en su reposo, también él ha reposado de sus obras, como DIOS de las suyas." (Hebreos 4:4,10).
"Señal es para siempre entre mí y los hijos de ISRAEL; porque en seis días hizo JEHOVÁ los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó, y reposó." (Éxodo 31:17).
GUARDARAN PUES EL SÁBADO
"Así que guardaréis el SÁBADO, porque santo es a vosotros: el que lo profanare, de cierto morirá, porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella alma será cortada de en medio de sus pueblos. Guardarán, pues, el SÁBADO los hijos de ISRAEL: celebrándolo por sus edades por pacto perpetuo." (Éxodo 31:14, 16).
“Empero entramos en el reposo los que hemos creído, de la manera que dijo: Por tanto, queda un reposo para el pueblo de DIOS. Procuremos pues de entrar en aquel reposo; que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia." (Hebreos 4:3,11).
Asimismo adorará el pueblo de la tierra delante de JEHOVÁ, a la entrada de la puerta, en los SÁBADOS y en las Nuevas Lunas." (Ezequiel 46:3).
Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y áteles juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos: Y  notificásteles el SÁBADO tuyo santo, y les prescribiste, por mano de Moisés tu siervo, mandamientos y estatutos y Ley." (Nehemías 9:13,14).
Acordaos de la Ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb, ordenanzas y leyes para todo ISRAEL." (Malaquías 4:4).
AYUNO AGRADABLE A JEHOVÁ
El ayuno es agradable a DIOS, para vencer todo tipo de artimañas de Satanás, es una ordenanza y complemento del SANTO SÁBADO. "¿"Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que encorve su cabeza como junco y haga cama de saco y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno y día agradable a JEHOVA? ¿No es antes el ayuno que yo escogí; desatar las ligaduras de impiedad, deshacer los haces de opresión y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis el yugo? " (Isaías 58:56).
Mas tú, cuando ayunas, unge tu cabeza y lava tu rostro; para no parecer a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto  y tu Padre que ve en secreto, te compensará en público." (Mateo 6:17,18).
Más este linaje no sale sino por oración y ayuno." (Mateo 17:21).
SÁBADO de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas, por ESTATUTO PERPETUO." (Levítico 16:31).
DE TARDE A TARDE HOLGAREIS EL SÁBADO
Termínese el día viernes los preparativos para reposar el día SÁBADO. Cuidad que toda la ropa esté lista y que se haya cocinado los alimentos necesarios. Es posible lograr esto,  si lo establecéis como regla, podéis hacerlo.
El SÁBADO no debe destinarse a reparar ropas, a cocinar alimentos, a los placeres o a otra ocupación mundanal. Antes que se ponga el sol, se tiene que dejar a un lado todo trabajo material. Padres, explicad a vuestros hijos lo que hacéis y os proponéis, y dejadlos participar en vuestra preparación para guardar el SÁBADO según et Mandamiento. "SÁBADO de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve del mes en la tarde: de tarde a tarde holgaréis vuestro SÁBADO." (Levítico 23:32).
Santificar el día SÁBADO para el Señor, significa salvación eterna " Por tanto, JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mi perpetuamente; mas ahora ha dicho JEHOVÁ: Nunca, yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me tuvieren en poco, serán viles." (1 Samuel 2:30).
Antes de la puesta del sol, congréguense los miembros de la familia en las Iglesias para alabar, cantar salmos, himnos celestiales y orar, asimismo para leer la palabra de DIOS. Por lo tanto: Se necesita una gran REFORMA ESPIRITUAL.
“El SÁBADO por la mañana, la familia debe levantarse muy temprano para alabar a DIOS en las Iglesias. “Yo amo a los que aman, y me hallan los que madrugando me buscan." (Proverbios 8:17).
Si se levantan tarde, hay confusión y apresuramiento, roces e impaciencia en los preparativos para el desayuno y reposo. En consecuencia el día SÁBADO SANTO así es profanado. "Por demás os es el madrugar a levantaros, el veniros tarde a reposar, el comer pan de dolores: Pues que a su amado dará DIOS el sueño." (Salmo 127:2).
NO COMPRAR NI VENDER EN EL DIA SÁBADO Y FIESTAS SOLEMNES
De la misma forma no se debe comprar ni vender en el día SÁBADO, ni realizar ningún tipo de negocio e intercambio comercial. "Asimismo, que si los pueblos de la tierra trajesen a vender mercaderías y comestibles en día de SABÁDO, nada tomaríamos de ellos en SÁBADO, ni en día santificado; y que dejaríamos el año séptimo, con remisión de toda deuda." (Nehemías 10:31).
"Así ha dicho JEHOVÁ: Guardaos por vuestras vidas, y no traigáis carga en el día del SÁBADO, para meter por las puertas de Jerusalem; Ni saquéis carga de vuestras casas en el día SÁBADO, ni hagáis obra alguna: más santificad el día del SÁBADO, como mandó a vuestros padres." (Jeremías 17:21,22).
"Sucedió pues, que cuando iba oscureciendo a las puertas de Jerusalem antes del SÁBADO, dije que se cerrasen las puertas, y ordené que no las abriesen hasta después del SÁBADO; y puse a las puertas algunos criados, para que en día de SABÁDO no entrasen carga." (Nehemías 13:19).
Los hermanos Sacerdotes, Levitas, Misioneros, Pastores, Ancianos, Diáconos, Dirigentes y pueblo en general, deben coordinar y organizarse para dar cumplimiento a las Ordenanzas de DIOS. Para tal fin tienen que hacer las compras necesarias con anticipación, como: corderos, aceite, harina y todo lo necesario para realizar las ofrendas en SÁBADO, la Santa Cena en Fiestas Solemnes, Lunas Nuevas, Fiesta de Trompetas, Remisión de Pecados y Primero de Abril. “En aquellos días" vi en Judá algunos que pisaban en lagares el SÁBADO, y que acarreaban haces, y cargaban asnos con vino, y también de uvas, de higos, y de toda suerte de carga, y traían a Jerusalem en día de SÁBADO, y protestéles acerca del día que vendían el mantenimiento." (Nehemías 13:15).
"También estaban en ella Tirios que traían pescado y toda mercadería, y vendían en SÁBADO a los hijos de Judá en Jerusalem. Y reprendí a los señores de Judá, y déjeles: ¿Qué mala cosa es esta que vosotros hacéis, profanando así el día del SÁBADO? ¿No hicieron así vuestros padres, y trajo nuestro DIOS sobre nosotros todo este mal; y sobre esta ciudad? ¿Y vosotros añadís ira sobre ISRAEL profanando el SÁBADO?" (Nehemías 13:16, 17, 18).
En cuanto a la leña para las ofrendas, también deben prepararla y recogerla antes de la Fiesta Solemne; y por ningún motivo se pueden salir fuera del Tabernáculo del Testimonio en SÁBADOS y días festivos. "Seis días se trabajará, y el séptimo día SÁBADO de reposo será, convocación santa: ninguna obra haréis; SÁBADO es de JEHOVÁ en todas vuestras habitaciones." (Levítico 23:3).
Mas ellos no oyeron, ni inclinaron su oído, antes endurecieron su cerviz, por no ni recibir corrección. Mas si no me oyereis para santificar el día de] SÁBADO y para no traer carga ni meterla por las puertas de Jerusalem en el día de SÁBADO, yo haré encender fuego en sus puertas, y consumirá los palacios de Jerusalem, y no se apagará." (Jeremías 17:23,27).
Yo os visitaré conforme al fruto de vuestras obras, dice JEHOVÁ, y haré encender fuego en su breña, y consumirá todo lo que está alrededor de ella." (Jeremías 21:14).
Para evitar de profanar el SANTO SÁBADO, todos tenemos que esforzamos y planificar nuestro sistema económico, para ello hay seis (6) días útiles para organizarse y realizar las compras necesarias para preparar los alimentos; tanto para la Iglesia y nuestros hogares. Las Dorcas conforme al rol, tienen que hacerlas con anticipación. Nada debemos comprar en el día SÁBADO. “En el sexto día recogieron doblada comida, dos gomeres para cada uno: y todos los príncipes de la Congregación vinieron a Moisés, y se lo hicieron saber. En los seis días lo recogeréis; mas el séptimo día es SÁBADO, en el cual no se hallará. Mirad que JEHOVÁ os dio el SÁBADO, y por eso os da en el sexto día pan para dos días. Estése, pues, cada uno en su estancia, y nadie salga de su lugar en el séptimo día." (Éxodo 16: 22, 26,29).
"Bienaventurado el hombre que esto hiciere, y el hijo del hombre que esto abrazare; que guarda el SÁBADO de profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal. Así que guardaréis el SÁBADO, porque santo es a vosotros: el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella alma será cortada de en medio de sus pueblos." (Isaías 56:2. Éxodo 31:14).
"Seis días se hará obra, más el día séptimo os será santo, SÁBADO de reposo a JEHOVÁ: cualquiera que en él hiciere obra, morirá." (Éxodo 35:2).
“Y estando los hijos de ISRAEL en el desierto, hallaron un hombre que recogía leña en el día de SÁBADO. Y los que le hallaron recogiendo leña, trajéronle á Moisés y á Aarón, y á toda la Congregación; Y pusiéronlo en la cárcel, porque no estaba declarado qué le habían de hacer.  Y JEHOVÁ dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo con piedras toda la Congregación fuera del campo, y apedreáronlo con piedras, y murió; como JEHOVÁ mandó a Moisés." (Números 15:32 al 36).
"Más la persona que hiciere algo con altiva mano, así-el natural como el extranjero, á JEHOVÁ injurió; y la tal persona será cortada de en medio de su pueblo. Por cuanto tuvo en poco la palabra de JEHOVÁ y dio por nulo su mandamiento, enteramente será cortada la tal persona: su iniquidad será sobre ella." (Números 15:30,31).
 “El que menospreciare la palabra, perecerá por ello: Mas el que teme el mandamiento, será recompensado." (Proverbios 13:13).
Los cristianos tenemos que ser cuidadosos en cuanto a viajar por los diferentes medios de transporte. Cuando emprendamos un viaje, tratemos de hacer todo esfuerzo para evitar que nuestra llegada o destino sea en SÁBADO. Ni viajar en el mismo día SÁBADO. " Mirad que JEHOVÁ os dio el SÁBADO, y por eso os da en el sexto día pan para dos días. Estése, pues, cada uno en su ESTÁNCIA, y nadie salga de su lugar en el séptimo día. Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en SÁBADO." (Éxodo 16:29. Mateo 24:20).
Asimismo; no debemos viajar en Luna Nueva, Fiestas Solemnes, Fiesta de Trompetas, Remisión de Pecados y otras fiestas. Porque son días santificados y se guardarán de tarde a tarde conforme a las ordenanzas de DIOS.
Ningún Sacerdote; Levita, Misionero, Pastor, Anciano, Diácono y Dirigentes a nivel nacional de cualquier jurisdicción, ni el pueblo en general; no tienen la potestad de viajar, comisionar o autorizar a los hermanos qué viajen dentro los días SÁBADOS y Fiestas Solemnes. No pueden tomarse tales atribuciones, el que lo hace quebranta la Ley. "SÁBADO de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve del mes en la tarde: de tarde a tarde holgaréis vuestro reposo." (Levítico 23:32).
Empero a los quince del mes séptimo, cuando hubiereis allegado el fruto de la fierra, haréis fiesta á JEHOVÁ por siete días: el primer día será SÁBADO; SÁBADO será también el octavo día." (Levítico 23:39).
De la puerta del Tabernáculo del Testimonio no saldréis en siete días, hasta el día que se cumplieren los días de vuestras consagraciones: porque por siete días seréis consagrados. A la puerta, pues, del Tabernáculo del Testimonio estaréis día y noche por siete días, y guardaréis la ordenanza delante de JEHOVÁ, para que no muráis; porque así me ha sido mandado." (Levítico 8:33,35).
El que guarda el Mandamiento, guarda su alma: Mas el que menospreciare sus caminos  morirá." (Proverbios 19:16).
Conforme a las Sagradas Escrituras, nosotros como verdaderos seguidores de CRISTO, tenemos una gran responsabilidad; el de tratar de agradar a DIOS y servirle con todos nuestros miembros. Para ello hay seis días útiles; por lo cual es necesario planificar en nuestros hogares, en las Iglesias, ya sea en la limpieza de las prendas de vestir, los enseres que se requieran para nuestra necesidad, y a la atención adecuada de nuestros hijos; para que el día SÁBADO sea glorificado conforme a la voluntad de DIOS. Por tanto: "No encenderéis fuego en todas vuestras moradas en el día del SÁBADO." (Éxodo 35:3).
"Así también, la lengua es un miembro pequeño, y se gloría de grandes cosas. He aquí, un pequeño fuego ¡cuán grande bosque enciende! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Así la lengua está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo e inflama la rueda de la creación, y es inflamada del infierno." (Santiago 3:5,6).
Hermanos controlemos nuestras debilidades, en todo instante seamos consecuentes, antes de pronunciar alguna palabra, porque una palabra mal dicha o pronunciada ocasiona malestares entre las personas; y se créala disensión en el hogar e Iglesias. "Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardío para hablar, tardío para airarse." (Santiago 1:19).
Cuando se suscite problemas en el hogar o en las Iglesias, se tiene que calmar, los ánimos; actuar con prudencia, paciencia, mansedumbre, para no dar lugar a la ira. "La blanda respuesta quita la ira: Mas la palabra áspera hace subir el furor. El necio luego al punto da a conocer su ira. Mas el que disimula la injuria es cuerdo." (Proverbios 15:1. y 12:16).
Hermanos por la falta de paciencia podemos perder la vida, inclusive dar mal testimonio, porque vosotros sois la lumbrera del mundo, ya sea en el hogar, Iglesias, Fiestas Solemnes, en el trabajo o cualquier otro lugar, nuestro comportamiento tiene que estar de acuerdo a la sana Doctrina. "Si alguno piensa ser religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino engañando su corazón, la religión del tal es vana. Déjate de la ira, y depón el enojo. No te excites en manera alguna a hacer lo malo." (Santiago 1:26. Salmo 37:8).
Además como conocedores de la Ley de DIOS. No conviene que entre nosotros exista riñas, porque la ira contrista al Espíritu Santo que está en nuestros corazones. Ni pronunciar e intercambiar palabras torpes, porque creará malestar y descontento a la hermandad, a nuestros familiares y menores hijos, ni agredirse físicamente; cómo religiosos no nos conviene proceder de esta manera. "Mas ahora, dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, maledicencia, torpes palabras de vuestra boca. El de grande ira llevará la pena. Y si usa de violencias, añadirá nuevos males." (Colosenses 3:8.' Proverbios 19:19).
NO HABLAR PALABRAS NECIAS EN DÍAS SANTIFICADOS
En todo tiempo y lugar, el Señor quiere que demostremos nuestra LEALTAD honrando el día SÁBADO, Fiestas Solemnes y todo acto religioso; no hablar' de negocios ni dedicamos a conversaciones comunes y mundanas. "Cuando fueres a la casa de DIOS, guarda tu pie; y acércate más para oír que para dar el sacrificio de los necios: porque no saben que hacen mal. Si retrajeres del SÁBADO, tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y al SÁBADO llamares delicias, santo, glorioso de JEHOVÁ; y lo venerares, no haciendo tus caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus palabras." (Eclesiastés 5:1. Isaías 58:13).
 “En las muchas palabras no falta pecado: Mas el que refrena sus labios es prudente. Mejor es oír la reprensión del sabio, que la canción de los necios." (Proverbios 10:19. Eclesiastés 7:5).
Necesariamente tiene que prevalecer el respeto reciproco con toda pureza; no debe existir apodos o sobrenombres, cuentos, chistes, bromas, murmuraciones, críticas y otras que son contrarias a la Doctrina. "Toda amargura, y enojo, e ira, y voces, y maledicencia sea quitada de vosotros, y toda malicia: Ninguna palabra torpe salga de vuestra boca, sino la que sea buena para edificación, para que dé gracia a los oyentes. Ni palabras torpes, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen; sino antes bien acciones de gracias." (Efesios 4:31,29. y 5:4).
"Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal; para que sepáis cómo os conviene responder a cada uno. Buena es la sal; más si la sal fuere desabrida, ¿con qué la adobaréis?. Tened en vosotros mismos sal; y tened paz los unos con los otros." (Colosenses 4:6. Marcos 9:50).
“El hombre bueno del buen tesoro del corazón saca buenas cosas: y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. Mas yo os digo, que toda palabra ociosa' que hablaren los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado." (Mateo 12:36,37).
"He aquí yo pongo hoy delante de vosotros !a bendición y la maldición: La bendición, si oyereis los mandamientos de,-JEHOVÁ vuestro DIOS, que yo os prescribo hoy: Y la maldición, sino oyereis los mandamientos de JEHOVÁ vuestro DIOS, y os apartareis del camino que yo as ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido." (Deuteronomio 11:26,27,28).
"A los cielos y la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y ¡a maldición; escoge pues la vida, porque vivas tú y tu simiente." (Deuteronomio 30:19).
"Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando, porque te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre, cuando hicieres lo bueno y lo recto en los ojos de JEHOVÁ tu DIOS. Si oyeren y le sirvieren, acabarán sus días en bien, y sus años en deleites. Mas si no oyeren, serán pasados a cuchillo, y perecerán sabiduría." (Deuteronomio 12:28. Job 36, 11,12).
“Y ahora; mejorad vuestros caminos y vuestras obras, y oíd la voz de JEHOVÁ vuestro DIOS, y arrepentiráse JEHOVÁ del mal que ha hablado contra vosotros. Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardío para hablar, tardío para airarse." (Jeremías 26:13. Santiago 1:19).
Cuando vayamos a reposar a las Iglesias o lugares que el Señor ha establecido, tenemos que sujetarnos a los horarios que están establecidos; no hagamos como los demás, que-en vez de recibir las enseñanzas Divinas; solamente vamos a dormitar. Por lo tanto: Con este acto no estamos rindiendo ni honrando a DIOS. "Donde los sueños son en multitud, también son las vanidades y muchas palabras; mas tú teme a DIOS." (Eclesiastés 5:7).
"Perezoso, ¿Hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño; un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo." (Proverbios  6 9,10).
"Un poco de sueño,, cabeceando otro, poco, poniendo mano sobre mano otro poco para dormir. Por tanto, no durmamos como los demás; antes, velemos y seamos sobrios. Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora nos está más cerca nuestra salud que cuando creímos. Redimiendo el tiempo, porque los días son malos." (Proverbios 24:33. 1 Tesalonicenses 5:6. Romanos 13:11. Efesios 5:16).


Cada cristiano sin acepción, está en la obligación escudriñar las Sagradas Escrituras y guardar las ordenanzas del Señor; haciendo la diferencia entre animal limpio é inmundo. Que animales se pueden agarrar o tocar, y que animales no se debe tocar en los días santificados como: SÁBADOS, Lunas Nuevas, Fiestas Solemnes y otros. Tenemos que esforzamos para no contaminamos con animales INMUNDOS, vivos o muertos. "Por tanto, vosotros haréis diferencia entre animal limpio e inmundo, y entre ave inmunda y limpia: Y no ensuciéis vuestras personas en los animales, ni en las aves, ni en ninguna cosa que va arrastrando por la tierra, las cuales os he apartado por INMUNDAS." (Levítico 20:25).

En cada hogar se tiene anímales domésticos, y los que tocaren dichos animales inmundos, ya sea muertos o vivos; se contaminan, por lo tanto: “Y por estas cosas seréis inmundos: cualquiera que-tocare a sus cuerpos muertos, será inmundo hasta la tardé: Y cualquiera que llevare de sus cuerpos muertos, lavará sus vestidos, y será inmundo hasta la tarde." (Levítico 11:24,25).

Si somos conscientes de las Leyes de parte de DIOS, y si queremos serle instrumentos útiles aparejados para los usos del Señor. Limpiemos nuestro corazón y cuerpo de toda inmundicia de carne y de espíritu. "¿No sabéis que sois templo de DIOS, y que el Espíritu de DIOS mora en vosotros? Si alguno violare el templó de DIOS, DIOS destruirá al tal: porque el templo de DIOS, el cual sois vosotros, santo es." (1 Corintios 3:16,17).

"Pues que yo soy JEHOVÁ vuestro DIOS, vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy SANTO: Así que no ensuciéis vuestras personas con ningún reptil que anduviere arrastrando sobre la tierra." (Levítico 11:44).


Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.

0 comentarios :