TODA LA HUMANIDAD DEBE CONVERTIRSE A JEHOVÁ DIOS, QUIEN MORA EN SU PROFETA JONÁS....

5.08.2013

Sábado Santo Segunda Parte

Cada cristiano si desea mantenerse en limpieza y santidad, conforme a las Leyes Divinas; tiene que ir perfeccionando su carácter y conducta espiritual. Cuando llegue el tiempo y cumplimiento de las profecías, y todos los fieles sin acepción, hagan su voto de nazareato y se vistan con las vestiduras santas de lino fino que es señal de potestad. A partir de ese momento los Sacerdotes y Levitas no podrán entrar a persona muerta, ni por su padre ni por su madre; salvo las consideraciones impuestas por nuestro Señor. “Y JEHOVÁ dijo a Moisés: Habla a los Sacerdotes, hijos de Aarón, y diles que no se contaminen por un muerto en sus pueblos. Ni entrará donde haya alguna persona muerta, ni por su padre, o por su madre se contaminará. No se contaminará, porque es príncipe en sus pueblos, haciéndose INMUNDO." (Levítico 21:1, 11,4).
"Cualquiera que tocare en muerto, en persona de hombre que estuviere muerto, y no se purificare, el TABERNÁCULO de JEHOVÁ contaminó; y aquella persona será cortada de ISRAEL: por cuanto el agua de la separación no fue rociada sobre él, INMUNDO será; y su inmundicia será sobre él. El que tocare muerto de cualquiera persona humana, siete días será INMUNDO. Esta es la Ley para cuando alguno muriere en la tienda: cualquiera que entrare en la tienda y todo el que estuviere en ella, será INMUNDO siete días, cualquiera que tocare en muerto a cuchillo sobre la haz del campo, o en muerto, o en hueso humano, o en sepulcro, siete días será INMUNDO." (Números 19:13,11,14,16).
Nuestro Señor teniendo una gran misericordia y siendo consecuente con las aflicciones de las personas. .Los Sacerdotes y Levitas pueden contaminarse con muertos; cuando sean familiares cercanos de primer, grado. Para ello tienen que dar cumplimiento a la Ley, y estar apartados por siete días, porque están inmundos. "Más por su pariente cercano a sí, por su madre, o por su padre, o por su hijo, o por su hermano, o por su hermana virgen, a él cercana, la cual no haya tenido marido, por ella se contaminará." (Levítico 21: 2,3).
“Y a hombre muerto no entrará para contaminarse; más sobre padre, o madre, o hijo, o hija, hermano, o hermana que no haya tenido marido, se contaminará." (Ezequiel 44:25).
LA VACA ROJA Y EL AGUA DE PURIFICACION
“Y JEHOVÁ habló a Moisés y a Aarón, diciendo; Esta es la ordenanza de la Ley que JEHOVÁ ha prescrito, diciendo: Di a los hijos de ISRAEL que traigan una vaca bermeja, perfecta, en la cual no haya falta, sobre la cual no se haya puesto yugo. Y la daréis a Eleazar el Sacerdote, y él la sacará fuera del campo, y la hará degollar en su presencia. Y hará quemar la vaca ante sus ojos; su cuero y su carne y su sangre, con su estiércol, hará quemar. Luego tomará, el Sacerdote palo de cedro, e hisopo, y escarlata, y lo echará en medio del fuego en que arde la vaca." (Números 19: 1 al 6).
“Y un hombre limpio recogerá las cenizas de la vaca, y las pondrá fuera del campo en lugar limpio, y las guardará la Congregación de los hijos de ISRAEL para el agua de separación: es una expiación." (Números 19:9).
“El que tocare muerto fie cualquiera persona humana, siete días será inmundo: Este se purificará al tercer día con aquesta agua, y al séptimo día será limpio; y si al tercer día no se purificare, no será limpio al séptimo día." (Números 19:11,12).
“Y cualquiera que tocare en muerto a cuchillo sobre la haz del campo, o en muerto, o en hueso humano, o en sepulcro, siete días será inmundo. Y para el inmundo tomarán de la ceniza de la quemada vaca de la expiación, y echará sobre ella agua viva en un vaso: Y un hombre limpio tomará hisopo, y mojarálo en el agua, y rociará sobre la tienda, y sobre todos los mueble, y sobre las personas que allí estuvieren, y sobre aquel que hubiere tocado el hueso, o el matado, o el muerto, o el sepulcro." (Números 19:16,17,18).
“Y el limpio rociará sobre e inmundo al tercero y al séptimo día: y cuando lo habrá purificado al día séptimo, él lavará luego sus vestidos, y a sí mismo se lavará con agua, y será limpio a la tarde." (Números 19:19).
“Y el que fuere inmundo, y no se purificare, la tal persona será cortada de entre la Congregación, por cuanto contaminó el Tabernáculo de JEHOVÁ: no fue rociada sobre él el agua de separación: es inmundo." (Números 19:20).
Y será por estatuto perpetuo: también el que rociare el agua de la separación lavará sus vestidos; y el que tocare el agua de la separación, será inmundo basta la tarde. Y todo lo que el inmundo tocare, será inmundo: y la persona que lo tocare, será inmunda hasta la tarde." (Números 19;21,22).
“Esta es la Ley para cuando alguno muriere en la tienda: cualquiera que entrare en la tienda y todo el que estuviere en ella, será inmundo siete días." (Números 19:4).
Más los integrantes de la Congregación, tienen que adaptarse a las Leyes y circunstancias. El Apóstol Pablo para rescatar a los infieles y enseñar la Doctrina de Nuestro Señor JESUCRISTO; se hacía infiel. "Por lo cual, siendo libre para con todos, me he hecho siervo de todos por ganar a más. Heme hecho a los Judíos como Judío, para ganar a los Judíos a los que están sujetos a la Ley (aunque yo no sea sujeto a la Ley) corno sujeto a la Ley, por ganar a los que están sujetos a la Ley. A los que son sin Ley, como si yo fuera sin Ley, (no estando yo sin Ley de DIOS, más en la Ley de CRISTO) para ganar a los que estaban sin Ley. Me he hecho a los flacos flaco, por ganar a los flacos: a todos me he hecho todo, para que de todo punto salve a algunos. Y esto hago por causa del EVANGELIO, por hacerme: participante de él." (1 Corintios 9:19,20,21, 22,23).
NO COMER ALIMENTOS INMUNDOS EN DIAS CONSAGRADOS
Necesario es que cada cristiano conforme va creciendo espiritualmente, tiene que discernir en concordancia a las Sagradas Escrituras y hacer diferencia entre lo inmundo y lo limpio; para obtener mayor conocimiento y lucidez espiritual. Nuestro Señor ha establecido normas bien claras referentes al tipo de alimentación, y respetar el día SÁBADO, Luna Nueva, Fiestas Solemnes y otras. "Porque eres pueblo santo a JEHOVÁ tu DIOS, y JEHOVÁ te ha escogido para que le seas un pueblo singular de entre todos los pueblo que están sobre la haz de la tierra." (Deuteronomio 14:2).
En consecuencia, si nosotros seguimos  los ejemplos de los Profetas encontraremos un ejemplo, muy bueno, en cuanto al sistema de alimentación; porque ellos se alimentaron con productos naturales como: trigo, cebada, habas, lentejas, mijo, avena, miel y carne de animales limpios, el cual es muy bueno tanto para la salud como para el espíritu. “Estos son los animales que comeréis: el buey, la oveja, y la cabra, el ciervo, el corzo, y el búfalo, y el cabrío salvaje, y el unicornio, y buey salvaje, y cabra montés. Y todo animal de pezuñas, que tiene hendidura de dos uñas, y que rumiare entre los animales, ese comeréis. Esto comeréis de todo lo que está en el agua: Todo Io que tiene aleta y escama comeréis. Y toda ave limpia comeréis." (Deuteronomio 14:4,5,6,9,11).
NADA ABOMINABLE COMEREIS
"Nada abominable comerás. Empero estos NO comeréis de los que rumian, o tienen uña hendida; camello, y liebre, y conejo, porque rumian, mas no tienen uña hendida, os serán inmundos: Ni puerco porqué tiene uña hendida, mas no rumia, os será inmundo. De la carne de éstos no comeréis, ni tocaréis sus cuerpos muertos. Mas todo lo que no tuviere aleta y escama, no comeréis, inmundo os será." (Deuteronomio 14:3,7,8,10).
“Estatuto perpetuo por vuestras edades; en todas vuestras- moradas, ningún sebo ni ninguna sangre comeréis. Se' abstendrá de vino y de sidra; vinagre de vino, ni vinagre de sidra no beberá, ni beberá algún licor de uvas, ni tampoco comerá uvas frescas ni secas." (Levítico 3:17. Números 6:3).
"Ninguna cosa mortecina, ni desgarrada, así de aves como de animales, comerán los Sacerdotes. Mortecino ni despedazado por fiera NO comerá, para contaminarse en ello: Yo JEHOVÁ." (Ezequiel 44:31. Levítico 22:8).
Ninguna cosa mortecina comeréis: al extranjero que está en tus poblaciones la darás y él la comerá: o véndela al extranjero; porque tú eres pueblo santo a JEHOVÁ TU DIOS. No cocerás el cabrito en la leche de su madre." (Deuteronomio 14:21).
Y cualquiera persona que comiere cosa mortecina, o despedazada por fiera, así de s naturales como de los extranjeros, lavará sus vestidos y a sí mismo se lavará con agua y será inmundo hasta la tarde; y se limpiará. Y si no los lavare, ni lavare su carne, llevará su iniquidad." (Levítico 17:15,16).
Guarden, pues, mi ordenanza, y no lleven pecado por ello, no sea que así meran cuando la profanaren: Yo JEHOVÁ que los santifico." (Levítico 22:9)
NO TENER RELACION SEXUAL EN LOS DIAS SANTIFICADOS
Los Sacerdotes y Levitas, para cumplir a cabalidad en los servicios sacerdotales; tienen la obligación de abstenerse de mujer; ocho días antes de las Solemnidades y tres días antes de los SÁBADOS, Nueva Lunas, Remisión de Pecados, Fiesta de las trompetas y Primero de Abril. Asimismo; los Pastores, Diáconos, Ancianos, Misioneros y todos los integrantes de la Congregación. Los sacerdotes porque tienen responsabilidad de las Ofrendas del Señor y del sahumerio. Los Pastores tienen la responsabilidad de la Iglesia y el pulpito, los Diáconos para ofrecer el perfume del incienso, y los Ancianos porque tienen el ministerio de ungir a los enfermos. Las personas que tienen tal ministerio, deben mantenerse alejados de toda inmundicia para no contaminar las ofrendas y el sahumerio. "Santos serán a DIOS y no profanarán el nombre de su DIOS; porque los fuegos de JEOHOVÁ y el pan de su DIOS ofrecen: por tanto serán santos." (Levítico 21:6).
Y dijo al pueblo: estad apercibidos para el tercer día; no lleguéis a mujer. Y comenzaron a santificar el primero del mes, y a los ocho del mismo mes vinieron al pórtico  de JEHOVÁ: y santificaron la casa de JEHOVÁ en ocho días, y en el dieciséis del mes primero acabaron." (Éxodo 19:15. 2 Crónicas 29:17).
Día SÁBADO y demás Fiestas Solemnes, son días muy sagrados para Nuestro Señor, además las personas deben estar integras en lo físico y espiritual, para con su ministerio y recibir e impartir las enseñanzas Divinas. "Más vestíos en el Señor JESUCRISTO, y no hagáis caso de la carne en sus deseos." (Romanos 13:14).
Para participar de la santa cena y de las cosas sagradas, el cristiano tiene que estar totalmente alejado de todo tipo de inmundicia. Ni tener flujo ni derramamiento de semen, ni tocar mujer sexualmente. “Y el Sacerdote respondió a David, y dijo: No tengo pan común a la mano; solamente tengo pan sagrado: más lo daré si los criados se han guardado mayormente de mujeres. Y David respondió, y díjole: Cierto las mujeres nos han sido reservadas desde anteayer cuando salí, y los vasos de los mozos fueron santos, aunque el camino es profano: cuanto más que hoy habrá otro pan santificado en los vasos." (1 Samuel 21:4,5).
INMUNDICIAS LEGALES Y ABOMINACIONES
Normalmente las mujeres menstrúan o tienen su costumbre tres o cuatro días, durante ese lapso afloran los desechos de la sangre. Esta es una costumbre normal y legal de las mujeres. Los esposos tienen que ser conscientes de sus actos; no ser insistentes para tener relaciones sexuales durante su menstruación, o costumbre o hemorragia. “Y no llegarás a la mujer en el apartamiento de su INMUNDICIA, para descubrir su desnudez. Y cualquiera que durmiere con mujer menstruosa, y descubriere su desnudez, su fuente descubrió, y ella descubrió la fuente de su sangre: ambos serán cortados de entre su pueblo." (Levítico 18:19 y 20:18).
De: igual forma las personas casadas, para evitar cualquier incidente de INMUNDICIA; necesariamente deben dormir en camas separadas. “Y si alguno durmiere con ella, y su menstruo fuere sobre él, será inmundo' por siete días; y toda la cama sobre que durmiere, será inmunda." (Levítico 15:24).
“Y la mujer con quien el varón tuviere ayuntamiento de semen, ambos se lavarán con agua, y serán inmundos hasta la tarde." (Levítico 15:18).
“Esta es la Ley del que tiene flujo y del que sale derramamiento de semen, viniendo a ser inmundo a causa de ello; y de la que padece su costumbre, y acerca del que tuviere flujo, sea varón o hembra, y del hombre que durmiere con mujer inmunda. Así apartaréis los hijos de ISRAEL de sus inmundicias, ¿fin de que no mueran por sus inmundicias, ensuciando mi TABERNÁCULO que está entre ellos." (Levítico 15:32,33,31).
“Y habló JEHOVÁ a Moisés, diciendo: Di á Aarón y a sus hijos, que se abstengan de las santificaciones de los hijos de ISRAEL, y que no profanen mi santo nombre en lo que ellos me santifican: Yo JEHOVÁ, diles: Todo varón de toda vuestra simiente en vuestras generaciones que llegare a las cosas sagradas, que los hijos de Israel consagran a Jehová, teniendo inmundicia sobre sí, de delante de mi será cortada su alma, yo JEHOVÁ (Levítico 22:1,2,3).
DIA SÁBADO SANTO Y GLORIOSO
Tomen parte los niños en el culto de familia, en las Iglesias y Fiestas Solemnes. En el reposo los padres deben estar juntamente con sus hijos, o en su defecto, los niños reciban estudios apropiados a su capacidad y edad; para ello se tiene que acondicionar un local especial. "Instruye al niño en su carrera: Aun cuando fuere viejo no se apartará de ella. Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos; sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor." (Proverbios 22:6. Efesios 6:4).
En muchas familias se deja solos a los niños. Y por el descuido de los padres o tutores, no tardan en volverse inquietos, empiezan a jugar y se dedican a causar perjuicios. Así el día SÁBADO y Fiestas Solemnes no tiene para ellos significado sagrado. “Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuáles te pueden hacer sabio por la salud por la fe que es en CRISTO JESÚS." (2  Timoteo 3:15).
Interrogadlos acerca de lo que han aprendido en el reposo y estudiad los padres con los hijos la lección del próximo SÁBADO, leedles las interesantes historias de la Biblia. Así pueden los padres hacer de los días santificados; el día más gozoso de su vida. Y en forma conjunta considerar este día santo y HONORABLE. "Si trajeres del SÁBADO tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y al SÁBADO amares delicias, SANTO GLORIOSO de JEHOVÁ; y lo venerares, no haciendo tus caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus palabras." (Isaías 58:13).
Si queréis que vuestros hijos observen los SÁBADOS y Fiestas Solemnes según el Mandamiento, debéis enseñarles tanto por los preceptos como por el ejemplo. La instrucción dada en la infancia y la juventud será una bendición. "Seis días se hará toda obra más el día séptimo os será SANTO, SÁBADO de reposo a JEHOVÁ: cualquiera que en él hiciere obra, morirá." (Éxodo 35: 2).
Conforme vamos escudriñando las Sagradas Escrituras llegamos a la conclusión, el séptimo día es consagrado por nuestro Señor; es la señal de autoridad entre el hombre y DIOS.'“Y tú hablará a os hijos; de ISRAEL, diciendo: Con todo eso vosotros guardaréis mis SÁBADOS: porque es SEÑAL entre mí y vosotros por vuestras edades, para que sepáis que yo soy JEHOVÁ que os santifico." (Éxodo 31:13).
“Y diles también mis SÁBADOS, que fuesen por SEÑAL entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy JEHOVÁ que los santifico. Y santificad mis SÁBADOS y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy JEHOVÁ vuestro"' DIOS," (Ezequiel 20:12,20).
“Y acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que JEHOVÁ tu DIOS te sacó de allá con mano" fuerte y brazo extendido: por lo cual JEHOVÁ tu DIOS te ha mandado que guardes el día del reposo." (Deuteronomio 5:15).
Nuestro Señor ha establecido un día muy especial, para que todo ser humano repose de sus obras; como él reposó de toda su obra .y de esta manera dar cumplimiento estricto al CUARTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS. “Porque así dijo el Señor JEHOVÁ, el SANTO de ISRAEL; En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis." (Isaías 30:15).
Es muy importante y necesario para nuestra vida espiritual, que cada uno de nosotros escudriñemos las Sagradas Escrituras, porque en ellas está la guía y perfección para hallar la vida eterna Porque la fe sin obras es muerta, sino el cumplimiento de la Ley en la práctica. "Así dijo JEHOVÁ: Paraos en los caminos y mirad, y preguntad por sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos." (Jeremías 6:16).
Por lo tanto: debemos esforzarnos para servir al Señor y glorificarle. "Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas." (Mateo 11:30,29).
Porque este es el amor de DIOS, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son penosos." (1 Juan 5:3).
"De cierto, de cierto os digo, que el que guardare mi palabra, no verá muerte para siempre." (Juan 8:51).
El Señor crió al hombre para que trabajase y comiere del fruto del campo con el sudor de su rostro, y sirviese a su CREADOR. “Y fueron acabados los cielos y la tierra, y todo su ornamento. Y acabó DIOS en el día séptimo su obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda su obra que había hecho. Y bendijo DIOS al día séptimo, y santificólo, porque en el reposó de toda su obra que había DIOS criado y hecho." (Génesis 2:1,2,3).
Si Nuestro Señor reposó de sus obras, de igual manera todo ser humano tiene que servir a DIOS; es decir, también debe reposar el séptimo día en obediencia. "También les dijo: "El SÁBADO por causa del hombre es hecho; no el hombre por causa del SÁBADO." (Marcos 2:27).
"Así que el Hijo del Hombre es Señor aun del SÁBADO." (Marcos 2:28).
Toda persona que cree en DIOS, está obligado a cumplir toda la Ley. Por amor a él tenemos que ser obedientes, con temor y temblor para recibir la promesa, con una conducta intachable, dando buen testimonio para que la Doctrina no sea vituperada, por nuestro ejemplo muchas personas procedan al arrepentimiento. "Cada uno miera a su madre y a su padre, y mis SABÁDOS guardaréis: Yo JEHOVÁ vuestro DIOS." (Levítico 19: 3).
Además: "Mis SÁBADOS guardaréis, y mi santuario tendréis en reverencia: Yo JEOHVÁ" (Levítico 19:30).
No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella: porque yo soy JEHOVÁ vuestro DIOS. Guardad mis SÁBADOS, y tened en reverencia mi SANTUARIO: yo JEHOVÁ." (Levítico 26:1,2).
En cada época, nuestro Señor siempre ha suscitado Reyes, Patriarcas, Profetas, apóstoles y por intermedio de ellos siempre anunció las buenas nuevas a los gentiles. Ahora debemos entender que estamos en la tercera generación, es decir la del Espíritu Santo. Y para estos últimos tiempos ha levantado a su siervo ISRAEL y por intermedio de él nos trajo LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS; por ello tenemos que honrar y reverenciar a su Ungido y SANTUARIO.
Así que, tomando el reino inmóvil, retengamos la gracia por la cual sirvamos a DIOS agradándole con temor y reverencia; porque nuestro DIOS es fuego consumidor." (Hebreos 12:28,29).
“Ezequiel pues os será por señal; según todas las cosas que él hizo, haréis: en, viniendo esto, entonces sabréis que yo soy el Señor JEHOVÁ." (Ezequiel 24:24).
Sí sabemos que él es el SANTUARIO, por lo tanto: Merece un gran respeto, honrarlo con reverencia, porque en él está el juicio de DIOS y tiene potestad de atar y desatar, él es el juez que juzgará a los vivos y a los muertos. "Horrenda cosa es caer en las manos del DIOS vivo." (Hebreos 10:31).
Por consiguiente el SANTUARIO es una persona en el cual mora el Padre y el Hijo. "No endurezcáis pues ahora vuestra cerviz como vuestros padres; dad la mano a JEHOVÁ, y venid a su SANTUARIO el cual él ha santificado para siempre; y servid a JEHOVÁ vuestro DIOS, y la ira de su furor se apartará de vosotros." (2 Crónicas 30:8).
“Y concertaré con ellos pacto de paz, perpetuo pacto seré con ellos: Y los asentaré, y los multiplicaré, y pondré mi SANTUARIO entre ellos para siempre. Y sabrán las gentes que yo JEHOVÁ santifico a ISRAEL, estando mi SANTUARIO entre ellos para siempre." (Ezequiel 37:26, 28).
“Entonces Él será por SANTUARIO; mas a las dos casas de ISRAEL por piedra, para tropezar, y por tropezadero por caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalem." (Isaías 8:14).
Acción de santificar, dedicar a DIOS y hacer venerable y honrar al Señor mediante la observancia de la LEY. "Bendijo DIOS al día séptimo, y santificólo, porque en él reposó de toda su obra que habla DIOS criado y hecho." (Génesis 2:3).
Teniendo en cuenta que el primer día de la semana es domingo, y si nosotros contabilizamos los días llegaremos a la conclusión, que el séptimo día de la semana es SÁBADO. “Y como pasó el SÁBADO, María Magdalena, y María madre de Jacob, y Salomé, compraron drogas aromáticas, para venir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vienen al sepulcro, ya salido el sol." (Marcos 16:1,2). “Y el primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las drogas aromáticas que habían aparejado, y algunas otras mujeres con ellas." (Lucas 24:1).
Entonces cada persona que cree en DIOS, debe demostrar con verdad, sinceridad y santificar el día SÁBADO por obediencia y amor. "Guardarás el día del reposo para santificarlo, como JEHOVÁ tu DIOS te ha mandado. Y santificad mis SÁBADOS, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy JEHOVÁ vuestro DIOS." (Deuteronomio 5:12. Ezequiel 20:20).
Los Sacerdotes y Levitas son los llamados a enseñar, observar y hacer cumplir los Estatutos, Derechos, Ordenanzas y Mandamientos; dando ejemplo en todo sentido de la palabra. “Y en el pleito ellos estarán para juzgar; conforme a mis derechos lo juzgarán: y mis Leyes y mis decretos guardarán en todas mis solemnidades, y santificarán mis SÁBADOS. Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio." (Ezequiel 44:24,23).
Y para enseñar a los hijos de ISRAEL todos los estatutos que JEHOVÁ les ha dicho por medio de Moisés." (Levítico 10:11).
Entonces nosotros tenemos una gran responsabilidad delante del Señor, de nuestros Semejantes y de la Grey; ser ejemplo en conversación, en obras, en cumplimiento con verdad, equidad; tanto en lo material y espiritual. "Más ahora, librados del pecado, y hechos siervos a DIOS, tenéis por vuestro fruto la santificación, y por fin la vida eterna." (Romanos 6:22).
Así que, amados, pues tenemos- tales promesas, limpiémonos de toda inmundicia de carne y de espíritu, perfeccionando la santificación en temor de DIOS. Porque la voluntad de DIOS es vuestra santificación: que os apartéis de fornicación. Porque no nos ha llamado DIOS a inmundicia, sino a santificación. Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor." (2 Corintios 7:1. 1 Tesalonicenses 4:3,7. Hebreos 12:14).
De acuerdo al Decreto Supremo del Señor, que todo ser humano sin distingos de raza, credo, idioma, clase social y nacionalidad. Todos sin acepción de personas tenemos el deber moral de Servir a DIOS; para poner por obra las Ordenanzas, Leyes, Decretos, Estatutos y Mandamientos por amor y temor. "Tres veces cada año parecerá todo varón tuyo delante de JEHOVÁ tu DIOS en el lugar que él escogiere, en la solemnidad de los ázimos, y en la solemnidad de las semanas, y en la solemnidad de las cabañas. Y no parecerá vacío delante de JEHOVÁ." (Deuteronomio 16:16).
Las Fiestas Solemnes o Fiestas Morales que el Señor ha establecido, son por Estatuto Perpetuo, quiere decir para siempre. Por "Siete días celebrarás solemnidad, a JEHOVÁ tú  DIOS en el lugar que JEHOVÁ escogiere; porque te habrá bendecido JEHOVÁ tu DIOS en todos tus frutos, y en toda obra de tus manos, y estarás ciertamente alegre." (Deuteronomio 16:15).
“Empero a los quince del mes séptimo, cuando hubiereis allegado el fruto de la tierra, haréis fiesta a JEHOVÁ por siete días: el primer día será SÁBADO; SÁBADO será también el octavo día." (Levítico 23;39).
TOCAR TROMPETA DE LOS DÍAS SÁBADOS Y FIESTAS SOLEMNES
Conforme a su significado quiere decir: Anunciar, hablar, pregonar, predicar las buenas nuevas, el evangelio de paz, las Diez Palabras de la Alianza. Para que toda persona se arrepienta, aperciba y busque a DIOS. "Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien significante, ¿cómo se entenderá lo que se dice? porque hablaréis al aire." (1 Corintios 14:9).
“Y si la trompeta diere sonido incierto, ¿Quién se apercibirá a la batalla? En el lugar donde oyereis la voz de la trompeta, reuníos allí a nosotros: nuestro DIOS peleará por nosotros." (1 Corintios 14:9. Nehemías 4:20).
Es de entera responsabilidad del pueblo remanente, como delanteros y conocedores de la Ley Real; organizaros y predicar por todos los medios de difusión existentes. Invitar a todas, las personas a que vengan a adorar a nuestro Señor, en los lugares que él ha establecido. "Tocad la trompeta en la Nueva Luna, en el día señalado, en el día de nuestra Solemnidad." (Salmo 81:3).
Habla a los hijos de ISRAEL, y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis SÁBADO, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación," (Levítico 23:24).
“Entonces harás pasar la trompeta de jubilación en el mes séptimo a los diez del mes; el día de la expiación haréis pasar la trompera por toda vuestra tierra. Y santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus moradores: éste os será jubileo; y volveréis cada uno a su posesión, y cada cual volverá a su familia." (Levítico 25:9,10).
"Acontecerá también en aquel día, que se tañerá con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido echados en tierra de Egipto y adorarán a JEHOVÁ en el monte santo, en Jerusalem." (Isaías 27:13).
Muestro deber consiste en anunciar las palabras de vida, para que todas las personas se arrepientan del mal camino; cada uno tiene que anunciar libertad a sus semejantes para no ser responsables ante la ira de DIOS. "Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás: y tú no le amonestares, ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino, a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, mas su sangre demandaré de tu mano. Y si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad, y de su mal camino, él morirá por su maldad, y tu habrás librado tu alma." (Ezequiel 3:18,19).
Cualquiera que no oyere el sonido de la corneta, y no se apercibiere, y viniendo la hipada lo tomare, su sangre será sobre su cabeza. El sonido de la corneta oyó, y no ¿«apercibió; su sangre será sobre él: más el que se apercibiere, librará su vida." (Ezequiel 33:4,5).
Con la ayuda del Espíritu Santo podremos hacer diferencia y entender el contenido Sagradas Escrituras. Para servir a nuestro Señor conforme a su voluntad y no criterio de los hombres. Si estamos en el espíritu, dejemos que el espíritu nos guie, porque las escrituras no son de particular interpretación. "Mirad que ninguno engañe por filosofías y vanas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los elementos del mundo y no según CRISTO." (Colosenses 2:8).
Nuestro Señor nos ha dado ordenanzas bien claras respecto a las comidas, bebidas, solo debemos hacer diferencia en que días podemos comer determinados alimentos, el hombre que trabaja tiene derecho de comer y reposar en el séptimo día. “El que hace caso del día, hácelo para el Señor y el que no hace caso del día, no lo hace para el Señor. El que come, come para e! Señor, porque da gracias a DIOS; y el que come, no come para el Señor, y da gracias a DIOS." (Romanos 14:6).
Guardáis los días, y los meses, y los tiempos, y los anos. Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté asegurado en su ánimo." (Gálatas 4:10. Romanos 14:5).
Por tanto, nadie os juzgue en comida, ó en bebida, ó en parte de día de fiesta, ó de nueva luna, ó de sábados (Colosenses 2:16).
“Empero si por causa de la comida' tu hermano es contristado, ya no andas conforme a la caridad. No arruines con tu comida a aquél por el cual CRISTO murió. No sea pues blasfemado vuestro bien." (Romanos 14:15,16).
"Que el reino de DIOS no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo; por el Espíritu Santo. No destruyas la obra de DIOS por causa de la comida. Todas las cosas a la verdad son limpias: más malo es al hombre que come con escándalo." (Romanos 14:17,20).
"Todas las cosas son limpias a los limpios; mas a los contaminados e infieles nada es limpio: antes su alma y conciencia están contaminadas. Así que, sigamos lo que hace a la paz, y a la edificación de los unos a los otros." (Tito 1:15. Romanos 14:19).
SÁBADO: Séptimo día de la semana, según las Sagradas Escrituras y la definición de los diccionarios de la lengua española.
ESTATUTO: Regla u ordenanza por la que se rige una colectividad. Cualquier ordenamiento eficaz para obligar. Ley especial para el régimen de una región, dictada por el Estado, asimismo por nuestro Creador a saber DIOS.
PERPETUO: Acción de perpetuar una cosa o hacer perdurar. Dar a las cosas larga duración sin fin. Que dura y permanece para siempre.
Nuestro Señor cuando estableció las Leyes, Ordenanzas, Estatutos y Mandamientos por medio de Moisés; no las dio por un determinado tiempo ó época, sino que las estableció por ESTATUTO PERPETUO. "Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la Ley, hasta que todas'' las cosas sean hechas." (Mateo 5:18).
"No penséis que he venido para abrogar la Ley ó los profetas: no he venido para abrogar, sino a cumplir." (Mateo 5:17).
Además cuando estableció DIOS las Leyes, es para que todos los seres humanos sin distingos, las pongan por obra. "Oíd esto; pueblos todos; escuchad, habitadores todos del mundo: Así los plebeyos como los nobles, el rico y el pobre juntamente. Porque las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por paciencia, y por la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. (Salmo 49:1,2. Romanos 15:4).
Quienquiera que obedezca el CUARTO MANDAMIENTO, hallará una línea de separación entre él y el mundo. El día SÁBADO es una Ordenanza de DIOS. En él se distinguirá los que sirven y los que no sirven al Señor. Y acerca de este Mandamiento se producirá un gran conflicto de controversia entre la- verdad y la mentira, “Entonces os tomaréis, y echaréis de ver la diferencia entre el justo y el, malo, entre el que sirve a DIOS y el que no le sirve." (Malaquías 3:18).
Así que los hemos creído en el Señor y en sus Mandamientos, tenemos que guardar y reposar el SÁBADO por ESTATUTO PERPETUO. "SÁBADO de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas por Estatuto Perpetuo." (Levítico 16:31).
He aquí yo tengo que edificar casa al nombre de JEHOVÁ mi DIOS, para Consagrársela, para quemar perfumes aromáticos delante de él, y para la colocación continua de los panes de la proposición, y para holocaustos a mañana y tarde, y los SÁBADOS, y Nuevas Lunas; y Festividades de JEHOVÁ nuestro DIOS; lo cual te de ser perpetuo en ISRAEL." (2 Crónicas 2:4).
Y las hizo ser para siempre por los siglos; Púsoles Ley que no será quebrantada."(Salmo 148:6).
Guardarán, pues, el SÁBADO los hijos de ISRAEL: celebrándolo por sus edades por Pacto Perpetuo." (Éxodo 31:16).
Siendo nuestro deber de reestablecer, observar y cumplir las Ordenanzas Divinas y los procedimientos como en los tiempos antiguos. Para ello es muy esencial tener pleno  conocimiento y ejecutar conforme a lo establecido por Ley. "Amarás pues a JEHOVÁ tu DIOS, y guardarás su ordenanza, y sus estatutos y sus derechos y sus mandamientos, todos los días." (Deuteronomio 11:1).
Cada Iglesia o casas de oración, tienen que estar provistas de todos los utensilios como: Altar o mesa de sahumerio, Incensario, depósito para el incienso, cuchara o cucharita, depósito de carbón o palo santo; todos estos implementos deben Conservarse limpios, los Sacerdotes y Diáconos tienen este deber. Asimismo; el carbón o palo santo se lavará con agua limpia y se pondrá a secar; el incienso ha utilizarse tiene que ser limpio y molido. El altar se confeccionará de madera fina; los utensilios de oro, plata, bronce o cromados. "Harás asimismo un altar de sahumerio de perfume: de madera de Sittim lo harás. Su longitud será de un codo, y su anchura de un codo: será cuadrado: y su altura de dos codos: y sus cuernos serán de lo mismo." (Éxodo 30:1,2).
No necesariamente tiene que ser palo santo, también se puede utilizar carbón; porque el Señor no quiere el humo que despide el palo santo o carbón, lo que le agrada a él es el aroma del incienso. En una Iglesia mínimo deben utilizar medio kilo de incienso en cada culto diario. "Después tomará el incensario lleno de brasas de fuego, del altar de delante de JEHOVÁ, y sus puños llenos del perfume aromático molido, y meterálo del velo adentro." (Levítico 16:12).
CONDICIONES PARA MINISTRAR EL ALTAR DEL SAHUMERIO
En conformidad a las Sagradas Escrituras los Sacerdotes son los llamados a cumplir con estas ordenanzas, pero se ha establecido en las Iglesias a los Diáconos. En tal sentido las personas que ministran el altar del sahumerio, tienen que ser de conducta intachable; no deben ser iracundos, maridos de una sola mujer, no tener problemas familiares ni antecedentes dentro y fuera de la Grey. Y orar antes de prender el incensario. "Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos limpias, sin ira ni contienda. Vosotros maridos, semejantemente, habitad con ellas según ciencia, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a herederas juntamente de la gracia de la vida; para que vuestras oraciones no sean impedidas." (1 Timoteo 2:8. 1 Pedro 3:7).­
"Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por meterse en negocios ajenos. Porque los que bien ministraren, ganan para sí buen grado, y mucha confianza en la fe que es en CRISTO JESÚS." (1 Pedro 4:15. 1 Timoteo 3:13).
Asimismo, tienen que apartarse sexual mente de su mujer tres días antes del SÁBADO y ocho días antes "para las Fiestas Solemnes. “Y dijo al pueblo: Estad apercibidos para, el tercer día; no lleguéis a mujer. Y también los Sacerdotes que se llegan a JEHOVÁ, se santifiquen, porque JEHOVÁ no haga en ellos estrago." (Éxodo 19:15, 22).
"Hijos míos, no os engañéis ahora, porque JEHOVÁ os ha escogido a vosotros para que estéis delante de él, y le sirváis, y seáis sus ministros, y le queméis perfume." (2 Crónicas 29:11).
“Y aconteció que ejerciendo Zacarías el Sacerdocio delante de DIOS por orden de su vez. Conforme a la costumbre del Sacerdocio, salió en suerte a poner el incienso, entrando en el templo del Señor." (Lucas 1:8,9).
"Los hijos de Amram: Aarón y Moisés. Y Aarón fue apartado para ser dedicado a las más santas cosas, él y sus hijos para siempre, para que quemasen perfumes delante de JEHOVÁ, y le ministraren, y bendijeren en su nombre, para siempre." (1 Crónicas 23:13).
Además la ofrenda del incienso tiene que presentarse desde que comienza hasta que termina el día SÁBADO, Nuevas Lunas y Fiestas Solemnes. Es decir de tarde a tarde continuamente estará prendido. "Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las gentes; y en todo lugar se ofrece a mi nombre perfume, y presente limpio: porque grande es mi nombre entre las gentes, dice JEHOVÁ DE LOS EJERCITOS." (Malaquías 1:11).
Y quemará sobre él Aarón sahumerio de aroma cada mañana: cuando aderezare las lámparas lo quemará. Y cuando Aarón encenderá las lámparas al anochecer, quemará el sahumerio: rito perpetuo delante de JEHOVÁ por vuestras edades. "(Éxodo 30:7,8).
El sahumerio tiene que estar siempre prendido, porque por intermedio de él; las Oraciones de los fieles son recibidas por nuestro Señor. “Y toda la multitud del pueblo estaba fuera a la hora del incienso. Y otro ángel vino, y se paró delante del altar, teniendo un incensario de oro; y le fue dado mucho incienso para que lo añadiese a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y el humo del incienso subió de la mano del ángel delante de DIOS, con fe oraciones de los santos." (Lucas 1:10. Apocalipsis 8:3,4).
Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.

0 comentarios :