JEHOVÁ DIOS DEMANDA DE TODO SER HUMANO, GUARDAR SU LEY, LOS DIEZ MANDAMIENTOS....

6.06.2013

La Vida Eterna está en Ezequiel Jonás

LA VIDA ETERNA ESTÁ EN EL HIJO DE DIOS, EZEQUIEL JONÁS.

Paz del Señor sea con todos vosotros:

Art.1. El Hijo de Dios es la Vida eterna, y es el Dios verdadero.
Juan 5:20. Empero sabemos que el Hijo de Dios es venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero: y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.
Art. 2. EI mandamiento de Dios es Vida eterna.
Juan 12:50. Y sé que su mandamiento es vida eterna: así que, lo que yo hablo, como el Padre me lo ha dicho, así hablo.
Art. 3. El Hijo de Dios: Es el verbo de Vida, que nos ha aparecido aquella vida eterna.
Juan 1:1,2. Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos mirado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida; (Porque la vida fue manifestada, y vimos, y testificamos, y os anunciamos aquella vida eterna, la cual estaba con el Padre, y nos ha aparecido).
Art. 4. Para alcanzar la vida eterna hay que cumplir los Mandamientos de Dios.
Mateo 19:17. Y él le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno es bueno sino uno, es a saber, Dios: y si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.
Art. 5. La Vida Eterna es la esperanza que Dios prometió.
Tito 1:2. Para la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no puede mentir, prometió antes de los tiempos de los siglos, Para la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no puede mentir, prometió antes de los tiempos de los siglos.
Art. 6. Dios ha enviado la Vida eterna.
Juan 17:3. Esta empero es la vida eterna: que te conozcan el solo Dios verdadero, y a
Jesucristo, al cual has enviado.
1 Juan 2:25. Y esta es la promesa, la cual él nos prometió, la vida eterna.
En el Perú se encuentra la Vida eterna. Así como fue antes, en Palestina estuvo la Vida eterna, por ello el Perú es una nación privilegiada.
Art. 7. La palabra de Dios es Espíritu y la Vida eterna.
Juan 6:63,68. El espíritu es el que da vida; la carne nada aprovecha: las palabras que yo os he hablado, son espíritu y son vida. 68 Y respondiole Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? tú tienes palabras de vida eterna.
Art. 8. Dios tenía que levantar a su Hijo nuevamente para creer y tener vida eterna.
Juan 3:14-16,36. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado; 15 Para que todo aquel que en él creyere, no se pierda, sino que tenga vida eterna 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 36 El que cree en el Hijo, tiene vida eterna, más el que es incrédulo al Hijo, no veri la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.
Juan 6:40,47. Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna: y yo le resucitaré en el día postrero. 47 De cierto, de cieno os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.
Art. 9. El Hijo de Dios tenía que dar agua para la vida eterna.
Juan 4:14. Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.
Art. 10. Echar mano de la Vida eterna.
1 Timoteo 6:12,19. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo eres llamado, habiendo hecho buena profesión delante de muchos testigos. 19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano a la vida eterna.
Art. 11. Conservarse en el amor de Dios para alcanzar la Vida eterna.
Judas 21. Conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor
Jesucristo, para vida eterna.
Art. 12. Somos justificados por la gracia y la esperanza, la Vida eterna.
Tito 3:7. Para que, justificados por su gracia, seamos hechos herederos según la esperanza de la vida eterna.
Art. 13. El testimonio de Dios da vida eterna y está en su Hijo.
1 Juan 5:11. Y este es el testimonio: Que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.
Art. 14. Amar a nuestro hermano para tener vida eterna.
Juan. 3:15. Cualquiera que aborrece a su hermano, es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permaneciente en sí.
Números 20:14. Y envió Moisés embajadores al rey de Edom desde Cades: Así dice Israel tu hermano: Tú has sabido todo el trabajo que nos ha venido.
Art. 15. Trabajar Espiritualmente para ganar la Vida Eterna.
Gálatas 6:8. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.
Mateo 19:29. Y cualquiera que dejare casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces tanto, y heredará la vida eterna.
Art. 16. Para obtener la Vida Eterna, se debe comer la comida Espiritual.
Juan 6:53,54. Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no comiereis la carne del Hijo del hombre, y bebiereis su sangre, no tendréis vida en vosotros. 54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna: y yo le resucitaré en el día postrero.

Autor: Ezequiel Ataucusi Gamonal

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, more en cada uno de vosotros hermanos y hermanas Israelitas.