JEHOVÁ DIOS DEMANDA DE TODO SER HUMANO, GUARDAR SU LEY, LOS DIEZ MANDAMIENTOS....

5.05.2014

Jehová Dios es Jesucristo

PADRE – HIJO – ESPÍRITU SANTO

La Paz del Señor sea con vosotros:

El PADRE es un ser espiritual, es un ANCIANO de grandes días, con cabellera blanca y vestido de túnica blanca. Todo su reino y potestades fueron entregados a su Hijo amado y el PADRE determinó que su Hijo es el Verdadero Dios.

El HIJO de Dios es un ser espiritual, también ANCIANO, de cabellera blanca como la lana y sus ojos como llama de fuego. El Hijo de Dios hizo las galaxias, los planetas, este mundo, al hombre y todo lo que vemos y no podemos ver.

El Espíritu Santo es el Ángel del Hijo de Dios, quien desciende a la tierra para introducirse en el vientre de una mujer, tomar y preparar la morada o templo para el Hijo de Dios.

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo (Mateo 28:19).

Al PADRE se llega solo si nos sometemos a su Hijo y llegamos al Hijo si nuestro Padre nos ha traído a su pueblo; y, en su pueblo se hacen las Leyes del Padre y del Hijo.

EL PADRE

Al PADRE no lo conoce nadie, solo lo conoce el Hijo y el Hijo mostrará al Padre cuando nuevamente esté en la tierra.

Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar (Lucas 10:22).

¿Dónde está el PADRE?, el PADRE está en los cielos. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos (Mateo 5:16).

¿Cuál es el nombre del PADRE?, nadie lo sabe, al final de los tiempos se conocerá el nombre del PADRE. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo (Apocalipsis 3:12).

El PADRE entregó todo al HIJO. La autoridad: Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra (Mateo 28:18); y, los bienes: Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar (Mateo 11:27).

Así como el Hijo de Dios no reveló el nombre del PADRE, tampoco reveló su nombre espiritual, solo se presentó como el Hijo de Dios.

Si el Padre es un Espíritu, entonces,  el Hijo también es un Espíritu y cada uno tiene su propio nombre celestial. Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren (Juan 4:23,24).

Terrenalmente, el Hijo Dios se ha identificado con el nombre de Jesucristo. Para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo (Romanos 15:6).

El nombre Jesucristo proviene de la unión de nos nombres Jesús y Cristo. Para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo (Mateo 1:16). El Hijo de Dios (Espíritu) es conocido como: Cristo, Primogénito, Cordero, Mesías, Hijo de Hombre, etc.

El PADRE señaló que Jesucristo es DIOS, el VERDADERO DIOS. Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre (Juan 6:27). Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna (1 Juan 5:20).

¿Quién es DIOS?. En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios (Juan 1:1). En el principio crió Dios los cielos y la tierra (Génesis 1:1). Y DIOS es Espíritu (Juan 4:24). 


¿Cómo es el PADRE?. Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí en las nubes del cielo como un hijo de hombre que venía, y llegó hasta el Anciano de grande edad, é hiciéronle llegar delante de él. Y fuéle dado señorío, y gloria, y reino; y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron; su señorío, señorío eterno, que no será transitorio, y su reino que no se corromperá (Daniel 7:13,14). El PADRE es un ANCIANO de grande edad y entregó su reino al Hijo del Hombre, a su Hijo amado JESUCRISTO.

Aclaración.

Cuando se refiere a Jesucristo, se refiere al Espíritu que mora en dicho cuerpo físico, mas no al cuerpo físico. Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros (Mateo 10:20). El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida (Juan 6:63).

Dentro de un hombre mora un espíritu de Dios. Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales (1 Corintios 15:48). El espíritu hereda el reino de Dios y no el cuerpo físico. Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción (1 Corintios 15:50).

EL HIJO DE DIOS

El Hijo de Dios alaba al PADRE. En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños (Mateo 11:25).

El Hijo es el dueño de las cosas del PADRE. Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber (Juan 16:15).

El Hijo de Dios resucitó en Espíritu. Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu (1 Pedro 3:18).

JESUCRISTO, EL DIOS VERDADERO (ESPÍRITU), se sentó a la diestra del PADRE. El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo, quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades (1 Pedro 3:21,22). 

JESUCRISTO ES DIOS. Yo, Simón Pedro, estoy al servicio de Jesucristo, quien me envió a anunciar su mensaje. Reciban mis saludos. Jesucristo, nuestro Dios y Salvador, ha sido justo y bueno con todos ustedes, pues los hizo confiar en él, como nos hizo confiar a nosotros (2 Pedro 1:1); y; DIOS es espíritu (Juan 4:24). 

Jesucristo, el DIOS VERDADERO ha vivido por los siglos. Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos (Hebreos 13:8). ¿Cuál es el nombre del Dios Verdadero, en el pasado o ayer (de nuestros padres), hoy (hace 2000 años atrás) y por los siglos (en el futuro)?.

Jesucristo es el Alfa y el Omega. Que decía: Yo soy el Alpha y Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia; a Efeso, y a Smirna, y a Pérgamo, y a Tiatira, y a Sardis, y a Filadelfia, y a Laodicea (Apocalipsis 1:11).

¿Cómo es Jesucristo?. Y me volví a ver la voz que hablaba conmigo: y vuelto, vi siete candeleros de oro; y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por los pechos con una cinta de oro. Y su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve; y sus ojos como llama de fuego; Y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como en un horno; y su voz como ruido de muchas aguas. Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Y cuando yo le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas: yo soy el primero y el último; Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por siglos de siglos, Amén. Y tengo las llaves del infierno y de la muerte (Apocalipsis 1:12 al 18). Jesucristo es semejante a un ANCIANO, su rostro brilla como el SOL y de su boca sale una ESPADA AGUDA de DOS FILOS.

Jesucristo hizo el mundo. Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho. En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por él; y el mundo no le conoció (Juan 1:3,10). ¿Cómo es posible que Jesús haya hecho el planeta tierra si nació en él?; entonces, se refiere al Espíritu y ya sabemos que Jesucristo es el mismo DIOS de ayer, de hoy y por los siglos.

DIOS hizo el mundo. Miren al que hace el Arcturo y el Orión, y las tinieblas vuelve en mañana, y hace oscurecer el día en noche; el que llama a las aguas de la mar, y las derrama sobre la haz de la tierra: Jehová es su nombre (Amos 5:8). Jehová Dios hizo todo lo que vemos y no podemos ver.

El rostro de Jehová Dios brilla como el SOL. Porque sol y escudo es Jehová Dios:
Gracia y gloria dará Jehová: No quitará el bien a los que en integridad andan (Salmos 84:11). El rostro de Jesucristo brilló como el SOL cuando se transfiguró delante de sus discípulos. Y se transfiguró delante de ellos; y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos fueron blancos como la luz (Mateo 17:2).

Jesucristo entregó sus mandamientos a Moisés. Porque si vosotros creyeseis a Moisés, creeríais a mí; porque de mí escribió él (Juan 5:46). Y habló Jehová con vosotros de en medio del fuego: oísteis la voz de sus palabras, mas a excepción de oír la voz, ninguna figura visteis: Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra, las diez palabras; y escribiólas en dos tablas de piedra (Deuteronomio 4:12,13).

Los mandamientos son de Jesucristo. El que tiene mis mandamientos, y los guarda, aquél es el que me ama; y el que me ama, será amado de mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él (Juan 14:21). AMARÁS pues á Jehová tu Dios, y guardarás su ordenanza, y sus estatutos y sus derechos y sus mandamientos, todos los días (Deuteronomio 11:1).  

De la boca de nuestro Señor Jesucristo sale una espada aguda de dos filos (Apocalipsis 19:25). Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos: y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón (Hebreos 4:12).  La Espada aguda de dos filos es la palabra de Dios y la palabra de Dios es el Evangelio del Reino (1 Pedro 1:25) y el Evangelio del Reino es la Ley de Moisés (Hechos 28:23). El mandamiento de Dios es el testimonio de Jesucristo (Apocalipsis 12:17).

La ESPADA AGUDA de DOS FILOS está en la Iglesia de PERGAMO. Y escribe al ángel de la iglesia en PÉRGAMO: El que tiene la espada aguda de dos filos, dice estas cosas (Apocalipsis 2:12). PER = PERÚ; GA = LEY; MO = MOISÉS; La Ley de Moisés en el Perú. El que hizo el Arcturo, y el Orión, y las Pléyadas, y los lugares secretos del mediodía (Job 9:9). El Mediodía es el Perú; preparado y diseñado por Jehová Dios desde la fundación del Mundo.

Jesucristo es el Cordero. El siguiente día ve Juan a Jesús que venía a él, y dice: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo (Juan 1:29). Que decían en alta voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder y riquezas y sabiduría, y fortaleza y honra y gloria y alabanza (Apocalipsis 5:12).
                                                                                                               
El Cordero es el Señor de Señores. Ellos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es el Señor de los señores, y el Rey de los reyes: y los que están con él son llamados, y elegidos, y fieles (Apocalipsis 17:14).

El Señor de Señores se llama Jehová Dios. Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses, y Señor de señores, Dios grande, poderoso, y terrible, que no acepta persona, ni toma cohecho (Deuteronomio 10:17).

El PADRE prometió enviar nuevamente a su Hijo amado a la tierra. Y enviará a Jesucristo, que os fue antes anunciado (Hechos 3:20)

Jesucristo el Hijo de Dios ya está en la tierra con su nombre nuevo: EZEQUIEL JONÁS. Ezequiel pues os será por señal; según todas las cosas que él hizo, haréis: en viniendo esto, entonces sabréis que yo soy el Señor Jehová (Ezequiel 24:24). Y juntándose las gentes a él, comenzó a decir: Esta generación mala es: señal busca, mas señal no le será dada, sino la señal de Jonás (Lucas 11:29).

Jesucristo es YO SOYDíjoles Jesús: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, YO SOY (Juan 8:58). Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros (Éxodo 3:14). 

Jesucristo, el Hijo amado del Padre ha traído nuevamente su Ley para notificarla a todo ser Humano (1 Corintios 7:19. Romanos 8:2. 7:12).

EL ESPÍRITU SANTO

El Espíritu Santo es el Ángel de Jehová Dios (Jesucristo) encargado de proteger al Pueblo de Dios.

He aquí yo envío el Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado (Éxodo 23:20). Y apareciósele el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza: y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía (Éxodo 3:2).

El Ángel de Jehová Dios es el Arcángel Miguel. Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces: más en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro (Daniel 12:1).

El Arcángel Miguel es el comandante del Ejército de Dios, el luchó contra Satanás en la rebelión ocurrida en el cielo. Y fue hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles. Y no prevalecieron, ni su lugar fue más hallado en el cielo. Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo; fue arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él (Apocalipsis 12:7 a 9).

El Espíritu Santo desciende primero a la tierra para introducirse en el vientre de una mujer, para tomar un cuerpo físico, nace y crece como un ser humano cualquiera, prepara y santifica el cuerpo físico para que se convierta en la morada o templo del HIJO de DIOS.

El Espíritu Santo es el que enseña los mandamientos de Dios. Y vi otro ángel volar por en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los que moran en la tierra, y a toda nación y tribu y lengua y pueblo, diciendo en alta voz: Temed a Dios, y dadle honra; porque la hora de su juicio es venida; y adorad a aquel que ha hecho el cielo y la tierra y el mar y las fuentes de las aguas (Apocalipsis 14:6,7).

Nuestro Señor Jesucristo prometió enviar al Espíritu Santo nuevamente a la tierra. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: más vosotros le conocéis; porque está con vosotros, y será en vosotros (Juan 14:16,17).

JEHOVÁ DIOS EN AMÉRICA DEL SUR
EZEQUIEL JONÁS SU TEMPLO

La Paz y la Gracia de nuestro Señor Ezequiel Jonás (Templo de Jesucristo), sea con todos vosotros.